"Su retirada arruinó nuestros planes"

La rivalidad que no se dio o por qué Casey Stoner rechazó a Marc Márquez y Honda

El ascenso de Marc a la categoría reina coincidió con la prematura retirada de Stoner, que había perdido interés por el mundial. Honda los quería a los dos en el box, pero el Dream Team no se dio

Foto: Stoner, en una imagen de archivo dentro del box del Repsol-Honda. (Reuters)
Stoner, en una imagen de archivo dentro del box del Repsol-Honda. (Reuters)

Fue un sueño imposible. Marc Márquez y Casey Stoner no compartieron box en el Repsol-Honda, pero pudo darse. No resultó porque el australiano, doble campeón del mundo en MotoGP, no quiso. No porque pusiera reparos al de Cerveza, sino porque su mente ya estaba en otras cosas. Con 27 años y la paternidad recién estrenada, Casey dijo basta. Cansado de andar de aquí para allá, de la actividad frenética del 'paddock' y de arriesgar su vida para un campeonato que, siempre según él, había perdido la mística y el romanticismo de antaño con la entrada de motos CRT. "No es el mundial del que me enamore", dijo el '27'. Su pronta retirada impidió el Dream Team con Marc, el que hubiera sido el segundo de la historia de Honda tras el Doohan - Crivillé que deleitó a los aficionados entre 1994 y 1999, más de un lustro.

"Su retirada arruinó los planes de Honda. Pensamos que correría con nosotros por más tiempo. En 2011 ya habíamos firmado a Marc (aún en Moto2). La idea era hacer un equipo Márquez - Stoner para 2013, un conjunto fuerte. En Jerez 2012, Nakamoto le hizo una oferta muy buena a Stoner desde el punto de vista económico, pero dijo que no. Creo que había llegado a la exasperación de esta vida", desvela Livio Suppo, en aquel entonces Team Manager de HRC. Curioso porque la jugada hubiera bajado de la moto a Dani Pedrosa, que finalmente acompañó a Marc en la máxima categoría hasta la llegada, el pasado curso, de Jorge Lorenzo, que no se adaptó a la montura.

Casey Stoner, con la Honda en 2012, su último año en el mundial. (EFE)
Casey Stoner, con la Honda en 2012, su último año en el mundial. (EFE)

El eterno debate

De la historia, además, se desprende otra interesante anécdota. Emilio Alzamora, manager del ahora seis veces campeón del mundo de MotoGP, no tenía mayor interés en que su pupilo repitiera un segundo año en la intermedia. En Honda había planes para ascenderle ya en 2012, pero el accidente en Malasia al final del curso 2011 trastocó los planes. "Estábamos considerando una solución para el 2012, pero la lesión lo cambió todo", dice Suppo. En efecto, Marc sufrió en Sepang, durante unos libres, un traumatismo craneal tras salir volando de su Suter que le dejó cuatro meses viendo doble. No pudo acabar aquella temporada y perdió el cetro, que cayó en manos de Stefan Bradl. Eso sí, de no ser por aquello, Marc jamás se hubiera tomado la revancha en Moto2 porque al año siguiente se llevó el mundial por aplastamiento.

Durante estos años, el debate entre los aficionados sobre quién ganaría en un hipotético duelo entre Marc y Stoner no ha cejado. Evidentemente, al 'aussie' se le sigue echando de menos. "Marc es más completo, pero Stoner es el mayor talento en 20 años", aseguró Lucio Ceccinelo, Team Manager del LRC Honda. "Pagaría mucho dinero por ver una carrera con Casey Stoner y Marc Márquez, sería algo muy especial", manifestó en 2019 Cal Crutchlow, actual piloto de la parrilla: "Casey era más conservador y Marc se cae en todas partes. Me encantaba ver a Casey, creo que tenía mejor control sobre la moto que nadie. No ponía el codo en el suelo como hace Marc, pero entraba muy adentro en las curvas. Por eso creo que ambos son muy similares, en cierto modo". El británico es el que más lejos ha llegado del 'paddock' con sus divagaciones: "En un mundo de ensueño, y quizás sea un error decirlo pero es mi opinión, en una carrera directa en la que fuese difícil adelantar, Casey ganaría con facilidad. Pero si hay pelea, Marc sería el ganador. ¿Cómo sería a lo largo de una temporada completa? Ni idea, pero pagaría por verlo".

Márquez, durante el GP de Valencia la temporada pasada. (Reuters)
Márquez, durante el GP de Valencia la temporada pasada. (Reuters)

La fatiga crónica

"La gente siempre me pregunta si habría podido vencer a Márquez y hay muchas pruebas que indican que sí. He ganado enfrentándome a Lorenzo, a Valentino y a Dovizioso, y todos ellos le han ganado. Por todo eso, no hay ningún motivo que me haga pensar que no lo habría podido lograr yo también con mis armas", afirmó en 2017 Casey a la 'Gazetta dello Sport'. Este mes de febrero a Marc, en un encuentro con sus aficionados por las redes sociales, se le obligó a escoger entre el '27' y Rossi como mejor rival y el de Cervera prefirió a este último "por títulos y palmarés", aunque del australiano dijo que era "un pura sangre". No compartieron horas en pista, pero ambos se admiran. Una vez dijo adiós a los GP, Stoner se quedó como probador de Honda tres años e hizo buenas migas con el español antes de regresar a Ducati.

Ahora, Stoner se enfrenta a una cruda enfermedad, la fatiga crónica, que le está dando problemas, como él mismo se encargó de relatar en diciembre en un famoso 'podcast' de su país: "No puedo mantenerme en forma y saludable. Tengo un problema por el cual mis costillas se salen con frecuencia y están conectadas a las vértebras. Se salen y eso me destroza la espalda". Volver a los circuitos como probador ya no depende de él. Abandonó a los de Borgo Panigale en 2018 y desde entonces apenas se ha subido a una moto o a un kart. Está en tratamiento, pendiente de evolución: "He estado mejorando con algunos medicamentos nuevos que estoy tomando, pero aún no estoy cerca de volver a entrenar, salir y hacer cosas. Al contrario, cada vez que hago algo la enfermedad me deja en el sofá durante una semana más o menos y eso hace que la situación sea difícil también para mi mujer".

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios