No estará ni en Brno ni en Austria

La tortura de Lorenzo: sigue con problemas físicos y aplaza su vuelta a MotoGP

El balear no se encuentra en condiciones para disputar el próximo GP de Brno y retrasa su vuelta hasta finales de agosto, para Silverstone. El '99' sigue aquejado de su fractura de vértebras

Foto: Jorge Lorenzo, en su box durante el GP de Francia. (EFE)
Jorge Lorenzo, en su box durante el GP de Francia. (EFE)

Tras la dura caída de Jorge Lorenzo en los libres de Assen, en Holanda, al mallorquín le diagnosticaron una fractura estable de dos vértebras. Consecuencia de esto, se perdió aquella carrera y también la de Sachsenring, en Alemania. Su vuelta estaba preparada para Brno, tras las vacaciones del Mundial, pero el piloto del Repsol-Honda ha decidido esta mañana aplazar aún más su regreso a las pistas hasta finales de agosto.

Lorenzo no termina de encontrarse bien y prefiere no tomar riesgos. El equipo, a través de un comunicado, ha anunciado que el tres veces campeón del mundo de MotoGP estará disponible ya para Silverstone, por lo que no solo se perderá la carrera en el mítico trazado checo, sino también la siguiente cita de Austria. Su sustituto volverá a ser Stefan Bradl, que ya se subió a su moto en Alemania para hacer top10, registro no alcanzado por el balear en lo que llevamos de curso.

A Jorge Lorenzo los médicos que le trataron en Barcelona le planificaron una recuperación con corsé de tres semanas. Así pues, el piloto tiene el visto bueno para volver a la competición, pero, aun así, decide reservarse. La decisión del balear es comprensible. Como ya contó El Confidencial, desde septiembre Lorenzo ha encadenado 13 caídas y tres pasos por el quirófano, circunstancias que han mermado su físico y que le han impedido competir en condiciones durante la primera parte del campeonato. De hecho, está completando la peor temporada desde su ascenso a la categoría reína del motociclismo, con solo 19 puntos tras 9 carreras.

Ya piensa en el curso próximo

Luxaciones, fracturas, ligamentos dañados...la pelea de Jorge con su cuerpo está siendo una auténtica tortura. Durante el tiempo de reposo desde que conoció el alcance de su lesión en Holanda, Jorge no ha dejado su actividad en redes sociales. En sus publicaciones se le ha visto cenando con amigos, tomando un café con Fernando Alonso, yendo a la playa o realizando ejercicios en el gimnasio, todo ello como muestra de la normalidad con la que el campeón del mundo afronta su lesión.

Lorenzo no se plantea otro objetivo que el de entender su RC213V lo antes posible para empezar mejor preparado la temporada que viene, que será la definitiva para él. De hecho, su mira está ya puesta en 2020. Durante estos días por el paddock han corrido rumores acerca de su posible retirada, extremo que se descarta. Lejos de plantearse el podio, el balear espera al menos encadenar una serie de carreras tranquilo que le permitan explotar mejor las cualidades de su moto. La meta, acercarse a los tiempos de Carl Crutchlow y ayudar a su marca a pelear por el título de constructores.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios