líder del mundial de superbikes

La nueva vida de Álvaro Bautista sin MotoGP: "Era un ambiente raro, con mucha 'política'"

Tras ocho años en MotoGP, Álvaro Bautista se quedó sin una buena moto y decidió pasar a SBK. El cambio no ha podido ser más acertado: ha ganado todo lo que ha corrido esta temporada

Foto: Álvaro Bautista ha ganado todas las carreras de SBK que ha corrido esta temporada. (EFE)
Álvaro Bautista ha ganado todas las carreras de SBK que ha corrido esta temporada. (EFE)

Álvaro Bautista (Talavera de la Reina, 1984) llevaba tanto tiempo sin dominar una carrera, que a finales de febrero, durante el Gran Premio de Australia que abría la temporada de Superbikes (SBK), se extrañó al rodar en solitario. "Recuerdo que iba solo delante y era una sensación rara, que ya no recordaba", recuerda. "En MotoGP siempre tenía alguna referencia. Pilotar solo otra vez me resultó extraño, pero enseguida recordé que era como cuando corría en 125 cc o 250 cc, que ganaba escapado. Cuando gané, dije: esta sensación la recuerdo y me gusta".

Tras 16 años en el Mundial de Motociclismo, los últimos ocho en MotoGP, Bautista se fue a SBK, un paso no muy común en el motociclismo español, sobrado de buenos pilotos. Lo hizo para buscar aquello que hacía tiempo que ya no tenía: una buena moto y la oportunidad de luchar por cada victoria, como hacía antes de llegar a la categoría reina. La decisión no ha podido ser más acertada. Bautista ha ganado las seis carreras disputadas (hay tres en cada gran premio) y llega líder a la cita de Motorland Aragón de este fin de semana.

"No esperaba un comienzo tan bueno", admite. "Pensaba que podía luchar por podios, incluso por victorias, pero no de esta manera. Muchas cosas son distintas y me tengo que hacer a ellas. Tampoco es que hubiéramos hecho muchos entrenamientos en invierno. Pero por suerte, en el poco tiempo que he tenido para adaptarme le he encontrado rápido el 'feeling' a la moto".

Hasta el año pasado, Bautista corría en MotoGP con un equipo satélite de Ducati (equipos privados que no cuentan con el material de primera que las fábricas reservan para los oficiales), que le ofreció un puesto en su equipo oficial en SBK. La decisión puede parecer sencilla, pero el manchego explica que no lo fue. "Cuando estás ahí metido parece que no hay otra cosa. Crees que es solo MotoGP y que si no puedes estar ahí se acaba el mundo", apunta. "Cuando vi que no quedaba una moto buena en la parrilla para el siguiente año y Ducati me ofreció ser piloto oficial en SBK, creí que era una buena opción, pero a la vez era dejar el campeonato que me ha visto crecer, donde he estado toda mi vida. Era un poco una sensación rara. Pero visto desde fuera creo que ha sido un acierto, no solo por los resultados, sino también porque gracias a tener la fábrica detrás me está ayudando a tener una buena moto y a disfrutar".

"Ahora mismo me estoy divirtiéndome más, tengo la moto más por la mano. Creo que puedo mostrar y aprovechar más mi potencial que en MotoGP, donde con una moto satélite siempre estás en inferioridad técnica", dice Bautista. Quizá se habría quedado donde estaba si le hubieran ofrecido esa moto satélite, dice, pero sabiendo lo que sabe ahora, lo mejor es SBK. "Si voy para atrás y me dicen que tengo estas dos opciones, creo que hubiera elegido SBK. Porque merece la pena. Es una buena oportunidad".

Similitudes con Fernando Alonso

Álvaro Bautista no tenía en MotoGP ni el palmarés ni el peso que sí tenía Fernando Alonso en la Fórmula 1, pero hay similitudes en los motivos que les han llevado a salir del 'gran circo' de sus deportes. "Estoy con Fernando al 100 %", dice Bautista. "En el mundo del motor, si no tienes una buena mecánica o si no eres piloto oficial, en este caso en MotoGP estar en la fábrica, es muy difícil que puedas optar a ganar. A lo mejor en una carrera en la que todo te cuadra bien puedes luchar por un podio, pero nunca vas a poder luchar por un campeonato siendo un piloto satélite. La diferencia a lo mejor no es mucha, pero dos décimas por vuelta en una carrera a 27... El año pasado lo hacíamos muy bien, pero siempre había esa pequeña diferencia que en una carrera es mucho. Si no estás metido en un equipo oficial, es muy difícil que puedas conseguir buenos resultados", dice Bautista.

Álvaro Bautista ya no recordaba lo que era rodar en solitario en una carrera. (EFE)
Álvaro Bautista ya no recordaba lo que era rodar en solitario en una carrera. (EFE)

"Fernando (Alonso) decidió probar otras cosas que le motivaran. Porque si tú estás dándolo todo, luchando, pero sabes que nunca vas a llegar, te puedes desmotivar. Me gusta correr, para mí la moto lo es todo, prácticamente, pero también me gusta ganar. Quiero divertirme, pero también ganar de vez en cuando. Y es bastante difícil si no estás en un equipo oficial", señala. La prueba es que en el último Gran Premio de Australia, en el que sustituyó a Jorge Lorenzo en Ducati, luchó por el podio hasta el final y acabó cuarto.

Bautista ganó el título de 125 cc en 2006 y en los tres años siguientes peleó por el de 250 cc. No lo consiguió, pero logró ocho victorias. En 2010 pasó a MotoGP, donde en ocho años solo consiguió tres podios y una pole. En sus últimas cinco temporadas, su mejor clasificación en el mundial había sido un undécimo puesto. "Estaba centrado en hacerlo lo mejor posible. No pensaba en ganar, también un poco por el hecho de no tener una moto oficial. Sabes que ganar es muy difícil. A dos o tres con moto oficial los puedes ganar, pero a los otros nueve... Se tienen que dar muchas coincidencias".

Su victoria en la primera carrera de Phillip Island fue la primera en más de nueve años. ¿Tenía ganas? "(Ríe) ¡Ya te digo! Llevaba mucho tiempo sin pisar lo más alto del cajón. A los pilotos nos gusta correr, pero de vez en cuando también tener una alegría. Queremos ganar", dice.

"MotoGP se ha transformado. Se ha perdido un poco la esencia deportiva. Hay más polémica y veo más rivalidad fuera de los circuitos", dice Bautista

En SBK, Bautista se ha encontrado un campeonato más familiar, auténtico y relajado que le recuerda a cuando empezó en el Mundial. Un ambiente que cree que se ha perdido en los últimos años. "MotoGP se ha transformado. Digamos que se ha perdido un poco la esencia deportiva, no sé si por las redes sociales. Hay más polémica y veo más rivalidad fuera de los circuitos entre los pilotos y los equipos. Es distinto a cuando yo empecé. Ahora el mecánico que trabaja con Ducati está mal visto que hable con uno de Honda. Hay más competitividad fuera de los circuitos. Es un ambiente un poco raro. Hay como mucha 'política' metida ahí". Nada que ver, en su opinión, con SBK. "He visto a pilotos venir a nuestros cocineros, porque no todos los equipos pueden llevar cocinero a las carreras de fuera de Europa, a pedirles comida de manera muy natural. Nos ayudamos en lo que podemos. Eso en MotoGP se ha perdido muchísimo", dice.

"Trabajar con Ducati en SBK para mí es prácticamente igual a lo que hacía en MotoGP", dice Bautista, que sí encuentra diferencias en otros aspectos. El primero, la moto. "La MotoGP es un prototipo solo hecho para ir al límite en pista y la Superbike es una moto de calle, que se puede comprar la gente, adaptada para correr", explica el talaverano, que apunta también a la potencia, la estabilidad, los frenos o los neumáticos entre los elementos que cambian de una categoría a otra. "Pero al final es una moto. Hay que acelerar y frenar, aunque las sensaciones sean un poco distintas".

Álvaro Bautista cree que Jonathan Rea (i) sigue siendo el favorito para ganar el campeonato. (EFE)
Álvaro Bautista cree que Jonathan Rea (i) sigue siendo el favorito para ganar el campeonato. (EFE)

Otra diferencia es el formato de los grandes premios, que tienen tres carreras. "Llegas el sábado y haces los entrenamientos clasificatorios, la superpole, que se llama. Pero tampoco te puedes relajar porque en una par de horas tienes la carrera. Lo saboreas, pero a la vez tienes que estar concentrado. Acabas la carrera, y si lo haces bien lo disfrutas, pero tampoco te puedes exaltar demasiado. Tienes que descansar porque al día siguiente tienes la carrera corta, donde no puedes cometer fallos, porque con ese resultado haces la parrilla de la segunda carrera. Cuando acaba el fin de semana, te vienes abajo. Es difícil. Es mucho más de cabeza que la MotoGP. Aquí se empalma una carrera con otra y tienes que estar muy concentrado durante todo el fin de semana".

"Los tiempos que he estado haciendo en las dos primeras carreras han sido muy, muy parecidos a los que hacía con la MotoGP", dice Bautista para dejar claro que la motos de SBK van muy rápido. A pesar de haberlo ganado todo hasta ahora sigue pensando que el favorito sigue siendo el británico Jonathan Rea, campeón los últimos cuatro años. "Es el mejor de la historia", dice.

Bautista está encantado con la decisión de dejar MotoGP, pero no se atreve a recomendar a otros pilotos que sigan su camino. "Cada uno debe hacer lo que crea. Yo lo hice porque me llegó la oportunidad con Ducati, no era correr por correr. Si no me hubiera motivado, no lo hubiera cogido", dice. Pero también cree que su ejemplo ayudará a otros: "Después de mí vendrán más pilotos de MotoGP. Estoy convencidísimo".

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios