Es noticia
Menú
La jugada maestra de LIV Golf para intentar fichar a Tiger Woods: más de 700 millones de dólares
  1. Deportes
  2. Golf
SIN ÉXITO ALGUNO

La jugada maestra de LIV Golf para intentar fichar a Tiger Woods: más de 700 millones de dólares

Los petrodólares saudíes han desembarcado en el mundo del golf con el fin de cambiar el sistema establecido. Sin embargo, la leyenda norteamericana se ha opuesto a participar

Foto: Tiger Woods, durante el último Open Championship. (Reuters/Paul Childs)
Tiger Woods, durante el último Open Championship. (Reuters/Paul Childs)

Voltaire decía que "quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero" y es muy probable que Tiger Woods haya pensado lo mismo recientemente. El mundo del deporte está cambiando; en todos los sentidos. Para bien y para mal. Entre las decisiones más cuestionables, se asoma, una vez más para el deporte, el fondo de Arabia Saudí.

La irrupción que ha tenido en el golf no ha sido -quizá- igual de demoledora que la que perpetró en el pádel meses atrás. Esto, en gran parte, se ha debido a la diferencia de premios que se ganaba en uno y otro deporte antes de que llegasen los petrodólares al negocio. Pero, a pesar de que uno de los motores de la sociedad es el dinero, parece que todavía hay gente que no está dispuesta a quebrantar sus creencias a cambio de muchos millones de euros.

Foto: Sergio García, en el evento de LIV Golf. (EFE/EPA/Andy Rain)

El LIV Golf, nuevo circuito financiado por el gobierno de Arabia Saudí, ofreció entre 700 y 800 millones de dólares a Tiger Woods para intentar que este se uniese a su proyecto. Sin embargo, el Tigre no sucumbió al dinero, tal y como declaró el CEO de la organización, Greg Norman, en una entrevista concedida a 'Fox'. "Se habló de esa cifra (entre 700 y 800 millones). Tiger cambia los equilibrios y, obviamente, uno tiene que apuntar a lo mejor de lo mejor. Se pusieron en contacto con Tiger antes de que yo me convirtiera en el CEO", alegó Greg Norman.

Pero Woods ya ha ganado bastantes 'kilos' en esto del golf (120 millones de dólares), por no hablar del patrocinio con la marca deportiva Nike, que le ha reportado todavía más ganancias, y ha preferido desmarcarse de este nuevo tinglado que ha llegado con la chequera por bandera.

placeholder Henrik Stenson, campeón del torneo LIV Golf Bedminster. (Reuters/John Jones)
Henrik Stenson, campeón del torneo LIV Golf Bedminster. (Reuters/John Jones)

Cabe recordar la lucha abierta que mantienen LIV Golf y PGA desde la aparición de los primeros, denegando la participación en ciertos torneos del PGA Tour a los golfistas que participasen en el circuito saudí. Entre tanta polémica, una de las mayores leyendas del deporte y ganador de quince 'grandes' en su carrera, ha optado por mantenerse leal a la organización que lo ha convertido en mucho más que un jugador de golf.

En frente, el australiano Norman sigue defendiendo su modelo y los diferentes ataques que se han vertido sobre su ristra de torneos, justificando que su negocio no pretende ser una amenaza para el futuro del deporte. "Nuestro modelo está construido al cien por cien alrededor del ecosistema del golf. No estamos tratando de destruir el PGA Tour o el European Tour. Queremos trabajar en el ecosistema del golf para demostrar que hay espacio para todos", aseguró convencido el CEO del nuevo circuito.

Foto: Sergio García, en su debut en LIV Golf. (EFE/EPA/Andy Rain)

Presiones y medidas drásticas

Pese a asegurar que no quieren acabar con el resto de campeonatos, lo cierto es que el LIV Golf sí ambiciona con convertirse en el circuito más prestigioso y de mayor foco mediático. Y eso, hasta la fecha, lo han intentado conseguir mediante el dinero, ofreciendo unas cantidades astronómicas en premios. Esto, como era de esperar, no sentó bien en el PGA Tour, quien optó meses atrás por prohibir que los jugadores de su tour pudieran competir en el LIV Golf Invitational Series de Londres, la primera cita del LIV Golf.

La medida no terminó de calar y, para sorpresa de algunos, todo desembocó en una fuga masiva de talento hacia los petrodólares. Golfistas como Sergio García, Dustin Johnson, Phil Mickelson, Ian Poulter, Lee Westwood, Brooks Koepka, el mexicano Abraham Ancer o Louis Oosthuizen, entre otros, se desentendieron del PGA Tour para adherirse a la nueva organización. Recientemente, Bubba Watson, ganador de dos 'grandes', también se unió a los mencionados anteriormente, dando todavía más empaque al circuito.

Voltaire decía que "quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero" y es muy probable que Tiger Woods haya pensado lo mismo recientemente. El mundo del deporte está cambiando; en todos los sentidos. Para bien y para mal. Entre las decisiones más cuestionables, se asoma, una vez más para el deporte, el fondo de Arabia Saudí.

Golf
El redactor recomienda