Es noticia
Menú
"Es indecente": así es la nueva liga con fondos saudíes que rompió en pedazos el golf
  1. Deportes
  2. Golf
UNA RUPTURA INESPERADA

"Es indecente": así es la nueva liga con fondos saudíes que rompió en pedazos el golf

LIV Golf reúne a 48 golfistas, que serán los únicos que puede participar en los ocho torneos que componen el campeonato y donde hay más de 200 millones de euros en premios

Foto: Sergio García, en su debut en LIV Golf. (EFE/EPA/Andy Rain)
Sergio García, en su debut en LIV Golf. (EFE/EPA/Andy Rain)

¿Ha muerto el golf tal y como lo conocemos para siempre? Esa es una de las grandes preguntas que se hacen los amantes de este deporte, después de que este jueves haya comenzado una nueva liga cuyo objetivo es pelear de tú a tú con el PGA Tour. Arabia Saudí ha puesto en marcha un nuevo campeonato con el objetivo de convertirse en la nueva capital del golf mundial y, de momento, varios de los jugadores más conocidos del mundo se han lanzado a sus brazos.

Llamada LIV Golf, Arabia Saudí ha conseguido reunir a 16 de los 100 mejores jugadores del mundo, entre los que se encuentran Sergio García, Lee Westwood, Phil Mickelson o Dustin Johnson, entre muchos otros, en una nueva liga que cambia para siempre el formato de este deporte. Y no lo hace tanto a nivel competición, donde los retoques son realmente mínimos, sino especialmente en lo que a la bolsa de recompensas se refiere, con premios descomunales nunca antes vistos.

Foto: Sergio García, sonríe tras efectuar un golpe. (Reuters/Mitch Stringer)

LIV Golf reúne a 48 golfistas, que serán los únicos que puede participar en los ocho torneos que componen el campeonato. A diferencia de lo que ocurre con el PGA Tour, cada campeonato se disputará a lo largo de tres días -en lugar de los tradicionales cuatro- y no cuenta con corte, por lo que todos los jugadores pueden pelear por la victoria hasta el último momento. Pero, ¿dónde está la polémica? En realidad, es el desembolso económico que se ha puesto sobre la mesa.

Como ejemplo, solo hay que ver la bolsa que hay dispuesta para el primer torneo, que ha comenzado este jueves en el Centurion Club de St. Albans, en el norte de Londres. Los 48 participantes recibirán, repartidos según la posición en la que acaben, un total de 23 millones de euros, una bolsa que es más que el doble de la cantidad en premios que reparte cualquiera de los cuatro 'majors' del PGA. Una demostración del músculo económico de la nueva competición.

"Incluso yo querría jugar por una cantidad así de dinero, pero hay un momento en el que tienes que detenerte y actuar como un ser humano", afirmaba el golfista Mike Lorenzo-Vera hace algunos meses. Más severo era Pascal Grizot, presidente de la Federación Francesa de Golf: "Es indecente, esta escalada será nefasta para la imagen del golf. Si cuando hablamos del golf solo hablamos del dinero, le hacemos un flaco favor a nuestro deporte", aseguraba.

placeholder Dustin Johnson, en su debut en LIV Golf. (Reuters/Paul Childs)
Dustin Johnson, en su debut en LIV Golf. (Reuters/Paul Childs)

No en vano, LIV Golf prevé distribuir 200 millones de euros en los ocho torneos que alberga, lo que ha provocado que alguno de los mejores jugadores del mundo hayan decidido marcharse a la nueva liga que dirige el mítico excampeón australiano Greg Norman. De momento, entre los 48 jugadores que disputarán esta novedosa competición hay cuatro españoles: además de Sergio García, participan Pablo Larrazábal, Adrian Otaegui y David Puig.

Ahora, el problema que se plantea en el horizonte es evidente. ¿Los jugadores que han decidido marcharse al LIV Golf, pueden seguir participando con normalidad en los torneos del PGA Tour? De momento, sí podrán participar en el próximo US Open, que precisamente comienza en unos días (el próximo 16 de junio), pues la organización del torneo considera que sería "injusto e inapropiado" que no puedan jugar. Pero se avecina un importante problema entre competiciones.

"A los profesionales no les guardo rencor, van allí donde hay más interés. Pero habrá, sin duda, juicios durante años", vaticina Grizot. El músculo económico de los fondos saudíes ha provocado una fractura en el mundo del golf que parece difícil de arreglar a corto plazo y que amenaza con generar una ruptura entre dos mundos que se pueden volver irreconciliables. El poder del dinero ha hecho acto de aparición en el golf... y parece que esto es solo el principio.

¿Ha muerto el golf tal y como lo conocemos para siempre? Esa es una de las grandes preguntas que se hacen los amantes de este deporte, después de que este jueves haya comenzado una nueva liga cuyo objetivo es pelear de tú a tú con el PGA Tour. Arabia Saudí ha puesto en marcha un nuevo campeonato con el objetivo de convertirse en la nueva capital del golf mundial y, de momento, varios de los jugadores más conocidos del mundo se han lanzado a sus brazos.

Golf Reino Unido
El redactor recomienda