SUS NÚMEROS SON LOS MEJORES DE EUROPA

Por qué se premia a Sergio García con jugar la Ryder si no está en un buen momento

Sergio García, para sorpresa de un buen puñado de aficionados, ha sido convocado para disputar a finales de mesl a Ryder Cup en el parisino Le Golf National

Foto: Sergio García en San Luis este pasado agosto. (EFE)
Sergio García en San Luis este pasado agosto. (EFE)

“Sergio es el alma del equipo. No llevarle a la Ryder sería como si un equipo de fútbol jugara sin capitán”. El capitán de Europa de la Ryder Cup, Thomas Bjorn, ha justificado de este sencillo modo la presencia de Sergio García en la edición que se celebrará entre este 28 y 30 de septiembre en el técnico Le Golf National de París. Amante del ambiente de vestuario, además ser un 'pegamento' dentro de un grupo, Sergio tiene otros valores que le han llevado a ser convocado pese a su discreto momento de juego.

Si Severiano Ballesteros es considerado como un rey de la Ryder, a Sergio García se le puede tildar como el de un príncipe. El cántabro disputó ocho Ryder y en ellas acumuló 22,5 puntos, con un porcentaje superior al de 62% de victorias. Exactamente las mismas cifras que maneja Sergio García, quien le podría superar en unas semanas e incluso acercarse o también rebasar los 25 puntos de Nick Faldo, el jugador con más puntos en la historia de la Ryder -sumados en 11 ediciones, es decir, con peor porcentaje- (por cierto, en una Ryder, como mucho, un jugador podría sumar 5 puntos).

Los grandes números de García responden a un perfil ideal para la Ryder: técnico, versatilidad de juego y una técnica que le permite adaptarse a cualquier rival y campo, además del ya mencionado gusto por compartir un vestuario de equipo. Apasionado por los deportes de equipo, Sergio entrena y siente esa sensación de vestuario cada vez que puede con su propio equipo, el Borriol. También hace lo propio en su deporte con Europa y la Ryder, equipo al que únicamente ha dejado de asistir una vez: en 2010 y fue porque él mismo consideraba que no tenía la cabeza en su sitio como para afrontar el reto (aún así acudió como vicecapitán).

Jon Rahm, en el equipo

Ahora, a la llamada de Bjorn, ha dicho “sí”. Lleva dos semanas en España rodeado de familia y amigos, desconectando del circuito profesional pero entrenando a buen nivel. Este reset y las mencionadas sensaciones son las que le han aportado la seguridad necesaria para estar en un grupo formado por los debutantes Jon Rahm, Hatton, Noren, Fleetwood y Olesen, además de los elegidos Stenson, Casey y Poulter más McIlroy, Molinari y Rose (finalmente no estará Cabrera Bello). Desde su famoso drama de 13 golpes en el hoyo 15 del Masters de Augusta no había realizado buenos torneos, salvo precisamente el Open de Francia, disputado en Le Golf National.

Además de todos estos ingredientes para que la sorprendente llamada a Sergio sea menos sorprendente está el hecho de que el campo de la capital francesa sea muy técnico, hecho que le beneficia. El Niño no es el más largo o el jugador más potente, pero sí uno de los más precisos capaz de dejar la bola en un diámetro concreto o en una determinada calle para que el siguiente golpe sea bueno.

EEUU parte como favorito en esta batalla de París aunque los norteamericanos lleven 25 años sin ganar una Ryder en terreno europeo. Sergio, antes de viajar hacia allá, se preparará en el Portugal Masters para una correcta puesta a punto.

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios