TRAS ELIMINAR A THIEM EN CUARTOS DE FINAL

Rafa Nadal, su chaleco de hielo y los gestos para que el US Open se quite el sombrero

Rafa Nadal ya está en semifinales del US Open, donde jugará frente a Juan Martín del Potro. El balear, tras eliminar a Thiem, se deshizo en elogios hacia su oponente de cuartos

Foto: Rafa Nadal, el 'hombre de hielo' en el US Open. (Reuters)
Rafa Nadal, el 'hombre de hielo' en el US Open. (Reuters)

"Un 6-0 es un resultado muy peligroso, quizá no si el jugador es inferior a ti, pero si no es inferior, o es superior, o de un nivel similar... En el primer set he ganado siete puntos solo, no había partido". En ese set en el que cayó estrepitosamente Rafa Nadal frente a Thiem, el de Mallorca se enfundó un chaleco de hielo en dos de los descansos para combatir los 30 grados y el 70% de humedad que había en la noche del martes en Nueva York. No se encontraba lo suficientemente cómodo y lo desechó posteriormente, cuando comenzó su remontada para clasificarse para la semifinal del US Open.

A sus 32 años, Nadal asegura que "no cree" en supersticiones y, en una entrevista en 2009 en 'La Stampa', ya se preguntó "por qué lo hago... no sé cuándo comencé con ello", en referencia a todas esas manías de colocar las botellas o los rituales antes de comenzar a sacar de colocarse el pelo tras las orejas —aunque ya no lo tenga largo— o acomodarse los calzoncillos al resto. Quizá no se quitara el chaleco de hielo —diseñado por Nike— por superstición, pero desde luego no está entre sus rutinas cuando combate el calor en un partido, que se reduce al típico collarín de hielo (envuelto en una toalla) y un ventilador (en su caso). A estos dos elementos acudió desde ese fatídico primer set ante el austriaco. Antes de salir a la pista, también como rutina, ya se había encargado de jugar su tradicional partida al parchís.

Métodos y caminos para mantener la concentración, el arma letal de Nadal con que terminó fundiendo a un Thiem al que acudió a dar un abrazo nada más derrotarle. "Para quitarse el sombrero", señaló la cuenta oficial del US Open en referencia al partido del manacorense y el tenista de 25 años. A partir de ahí, el sombrero del US Open seguía en la mano escuchando las declaraciones posteriores de Nadal: "Dominic es un compañero ejemplar dentro del circuito y me sabe mal por él. Cuando llegas a esta situación en el quinto set, el 5-5 en el 'tie break' es una moneda al aire. El tenis a veces es cruel, este partido no merecía un perdedor, pero tiene que haber uno y, si saltamos el primer set, ha estado igualado de principio a fin y ha hecho un punto más que yo".

El respeto que muestra Rafa por sus rivales quizás es tan extremo que, para algunos, es fachada, como para el propio Thiem: "No creo que [Nadal] realmente lo sienta. Es un tipo genial, pero no quiere perder contra nadie y casi todo el tiempo juega grandes partidos. Espero que tengamos más en el futuro con un final diferente". Seguramente haya más ocasiones para ver otro partido en el que se definan casi a la perfección los grandes rasgos que caracterizan a Nadal: talento, tenacidad, respeto y humildad.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios