Sergio García acaba bailando bajo la luna
  1. Deportes
  2. Golf
líder tras el tercera jornada en dubai

Sergio García acaba bailando bajo la luna

Terminó la tercera ronda del Dubai Desert Classic literalmente bajo la luz de la luna del Medio Oriente. Saca tres golpes de ventaja al segundo clasificado

Foto: En la imagen, Sergio García (EFE)
En la imagen, Sergio García (EFE)

Sergio García (-16) ha terminado la tercera ronda del Dubai Desert Classic literalmente bajo la luz de la luna del Medio Oriente. Y lo hacía con dos birdies postreros en los hoyos 17 y 18 que lo mantenían como líder destacado de cara a la ronda definitiva, donde se verá las caras en el partido estelar con Henrik Stenson (-13), un bicho, en el mejor sentido de la palabra. Una mole. Un señor que está jugando por decimoséptima vez consecutiva este torneo, que ya ganara hace diez años. Probablemente, uno de los huesos más duros de roer en este campo, a la par con el mejor Tiger Woods y el mejor Rory McIlroy…

Pero nada debiera temer el español si mantiene el nivel de juego exhibido durante los primeros 54 hoyos. De tee a green ha sido el mejor, a mucha distancia del siguiente. Hoy, en la tercera ronda, sólo ha patinado con alguno putts cortos, pues erraba hasta cuatro en torno al metro de distancia que podían haberle dado alas en la clasificación… También hay que anotar, para ser justos, un enorme par que sacaba en el hoyo 7, después de casi irse al agua, embocando un putt de unos cuatro metros. O ese remate final del 18 desde algo más de dos metros…

Junto a Sergio ha caminado con gallardía Nacho Elvira (-9), que esta tarde no llevaba tan engrasado el cargador (un molesto dolor en el cuello puede tener algo que ver en el asunto), pero que ha sabido disfrutar de la vuelta, lucharla hasta el final y rubricarla con un eagle majestuoso y a oscuras. Un putt de unos nueve o diez metros que entraba sencillamente porque lo merecía…

Stenson ha señalado al finalizar la vuelta que está donde quería estar y que tratará de meter presión desde el principio al líder. Más o menos se entiende lo que quiere decir, pero puestos a elegir, seguro que hubiese preferido enseñar la matrícula a todos, con tres golpes de ventaja sobre el segundo… Las triquiñuelas psicológicas, sea como sea, brillarán por su ausencia, pues la relación entre el español y el sueco es magnífica. Cada cual saldrá a lo suyo y que sea lo que tenga que ser.

De todos modos, no sería del todo razonable dejar ya el torneo en manos de Sergio o de Stenson. Gozan de una ventaja importante, sobre todo el español, pero seguro que alguien apretará pronto y por delante las tuercas. O quizá pueda hacerlo Ian Poulter (-11), el tercero en discordia en el partido estelar. Al de Borriol, desde luego, se le ha visto muy metido todos los días. Encajando sin siquiera fruncir el ceño los patinazos que haya podido dar, tremendamente concentrado y, a la vez, muy suelto y cómodo, dibujando líneas desde el tee y clavándolas la mayoría de las veces.

Queda la batalla final, que se augura memorable, sin cuartel. El viento no será protagonista principal en la ronda definitiva, aunque estará presente dispuesto a penalizar cualquier golpe dudoso.

Más información en Tengolf

Vídeo | Cómo hacer un birdie a ciegas en el desierto

Álbum | Rahm aguarda el momento para dar el 'picotazo'

Dubái Tiger Woods Sergio García Golf
El redactor recomienda