Es noticia
Menú
Argentina se mete en octavos sin los goles de Messi y Polonia se salva por los pelos
  1. Deportes
  2. Fútbol
Gran partido de los albicelestes

Argentina se mete en octavos sin los goles de Messi y Polonia se salva por los pelos

Mac Allister y Julián Álvarez marcaron los tantos de Argentina para solucionar el penalti fallado de Messi. Los polacos no dispararon a puerta en todo el partido, en una actitud surrealista

Foto: Argentina estará en octavos. (Reuters/Amanda Perobelli)
Argentina estará en octavos. (Reuters/Amanda Perobelli)

Argentina ya está en los octavos de final del Mundial de Qatar después de vencer a Polonia... y a sus miedos. Después de la dura derrota contra Arabia Saudí y la agónica victoria contra México, los argentinos doblegaron a una ramplona y tétrica Polonia que no disparó a puerta en todo el encuentro. Los goles de Alexis Mac Allister y Julián Álvarez en la segunda parte inclinaron el marcador a favor del conjunto de Lionel Scaloni, que fue muy superior. Ni siquiera la extraordinaria exhibición bajo palos del guardameta polaco, Wojciech Tomasz Szczęsny, pudo evitar la victoria albiceleste. El portero de la Juventus de Turín cometió un penalti muy controvertido sobre Leo Messi al filo del descanso, que él mismo se encargó de detener. Tras la reanudación, ciclón argentino y apagón general polaco, que especuló durante todo el encuentro y pasó como segundo de grupo... por un gol de Arabia Saudí en el descuento contra México. Ahora Argentina jugará en octavos contra Australia y Polonia hará lo propio contra Francia.

El equipo sudamericano hizo todo lo necesario para ganar en la primera parte. Dominó la pelota, empujó a un rival parapetado en su área, abrió el campo, creó por dentro, disparó desde la frontal y hasta forzó un penalti inventado gracias a un tortazo en la cara de Leo Messi. Sin embargo, a la albiceleste se le resistió el gol el día en que disputó sus mejores 45 minutos desde que empezara el Mundial de Qatar. Con las novedades de Julián Álvarez y Enzo Fernández en la delantera y el centro del campo respectivamente, el combinado de Lionel Scaloni tuvo la tranquilidad y entereza con y sin la pelota que tanto le faltó ante México y Arabia Saudí.

placeholder Mac Allister abrió la lata. (EFE/Friedemann Vogel)
Mac Allister abrió la lata. (EFE/Friedemann Vogel)

Con un Leo Messi muy activo, el argentino apareció en la base del juego y en la frontal del área para dotar a la albiceleste de soluciones individuales. Disparó dos veces en la frontal para que Polonia temblara, pero la defensa europea no se tambaleó. Con Robert Lewandowski a 40 metros del área como mayor amenaza ofensiva al contragolpe y todo el bloque colgado del larguero, las alternativas de Polonia cuando recuperaba la pelota eran mínimas. Una tarea imposible. Titánica. El delantero del FC Barcelona era un oasis en el desierto ofensivo de Polonia.

Messi no pudo marcar

En el otro lado de la balanza, Messi puso dos cambios de orientación demoledores para Marcos Acuña, pero el lateral del Sevilla no estuvo acertado y envió la pelota al limbo. Era un monólogo de Argentina, aunque el gol no llegaba. Junto a Leo Messi, nadie lo intentaba tanto como Ángel Di María. El jugador de la Juventus y exfutbolista del Real Madrid era una chispa que prendía en cada posesión argentina. Driblaba, se movía entre líneas, aparecía en ambos flancos y agitaba el sistema defensivo polaco, siempre sostenido por el mejor portero del Mundial hasta el momento: Wojciech Tomasz Szczęsny. Llegó la doble ocasión de Argentina, otra vez con Julián Álvarez y Marcos Acuña perdonando el gol. Entonces empezó el show de Szczęsny.

El portero polaco sacó un córner directo de Di María, amargó a Julián Álvarez de nuevo y aún daría otro golpetazo en la mesa del primer tiempo. En un centro lateral en el que el portero de la Juventus trató de despejar la pelota antes de que Messi la rematara, tocó con las yemas de los dedos al argentino, que cayó fulminado. El 10 cogió la pelota y se fue al punto de penalti, mientras el VAR llamó al colegiado y fue a consultarlo. Tras ver las imágenes, decretó pena máxima. Messi tiró y la mano de Szczęsny sonó imperial. Como si no pudiese doblarse. De titanio. Tras un fallo clamoroso de De Paul, llegó el descanso. Polonia no había tirado a puerta.

placeholder Messi se lamenta tras fallar el penalti. (Reuters/Pedro Nunes)
Messi se lamenta tras fallar el penalti. (Reuters/Pedro Nunes)

La segunda parte se inició con doble cambio en Polonia: Skoras y Kaminski por Swiderski y Frankowski. Sin tiempo para comprobar algún cambio en ambos equipos, una jugada de Di María, aglutinando defensores, liberó a Nahuel Molina por la banda. El lateral del Atlético de Madrid puso un centro atrás preciso, Mac Allister golpeó mordida la pelota y envió el cuero para que entrara susurrando al palo. Entró y la locura se desató en Qatar. Argentina se adelantó... y pudo perder la ventaja al minuto siguiente, cuando Kamil Glik remató absolutamente solo una jugada a balón parado en el corazón del área.

Después de esa ocasión, Argentina dominó en busca del segundo tanto. A punto estuvo de conseguirlo Julián Álvarez, mientras México estaba a un solo tanto de superar a Polonia y entrar en octavos como segunda de grupo. Tan rácano era su juego que en el minuto 60 seguían sin dar un paso al frente. En esas, Scaloni sustituyó a Di María y Acuña por Paredes y Tagliafico. En el minuto 67, Argentina encontraría la tranquilidad definitiva cuando Julián Álvarez convirtió el segundo gol en una acción maravillosa dentro del área. Polonia aún no había disparado entre los tres palos y no lo haría en todo el partido.

Messi se quedó sin poder marcar, otra vez gracias a la gran intervención del portero polaco. El combinado europeo especuló al máximo en los últimos minutos, sin disparar a puerta, defendiendo mal y atacando peor. Argentina pudo marcar el 3-0 cuando Tagliafico definió por encima de Szczęsny, pero la defensa polaca despejó la pelota en el último momento. Al final, la selección polaca, dirigida por Czeslaw Michniewicz, estará en los octavos de final del Mundial de Qatar porque Arabia Saudí marcó el 1-2 en contra frente a México.

Entre Argentina, Países Bajos, Australia y Estados Unidos saldrá un semifinalista de la Copa del Mundo. Una situación radicalmente distinta para Argentina, que ha pasado de jugar contra un ogro como Francia, actual campeona del mundo, a hacerlo contra un caramelo como Australia. Sucede lo mismo para Países Bajos, que tendrá por delante a una selección sorprendente como Estados Unidos. Es muy probable que tanto Argentina como Países Bajos se citen en cuartos de final, cuando por fin tengan que medirse a un rival de su calidad, historia y potencial. Es la suerte de los cuadros.

Argentina ya está en los octavos de final del Mundial de Qatar después de vencer a Polonia... y a sus miedos. Después de la dura derrota contra Arabia Saudí y la agónica victoria contra México, los argentinos doblegaron a una ramplona y tétrica Polonia que no disparó a puerta en todo el encuentro. Los goles de Alexis Mac Allister y Julián Álvarez en la segunda parte inclinaron el marcador a favor del conjunto de Lionel Scaloni, que fue muy superior. Ni siquiera la extraordinaria exhibición bajo palos del guardameta polaco, Wojciech Tomasz Szczęsny, pudo evitar la victoria albiceleste. El portero de la Juventus de Turín cometió un penalti muy controvertido sobre Leo Messi al filo del descanso, que él mismo se encargó de detener. Tras la reanudación, ciclón argentino y apagón general polaco, que especuló durante todo el encuentro y pasó como segundo de grupo... por un gol de Arabia Saudí en el descuento contra México. Ahora Argentina jugará en octavos contra Australia y Polonia hará lo propio contra Francia.

Mundial de Qatar 2022 Argentina Leo Messi
El redactor recomienda