el carácter de luis enrique, la mayor duda

La clave para apostar por Luis Enrique y el primer servicio de Molina a la Selección

Luis Enrique será el nuevo seleccionador español. Se ha valorado su compromiso, que se ve en cuestiones como aceptar un salario muy inferior al que habría encontrado en un club de élite

Foto: Luis Enrique en un entrenamiento con el FC Barcelona. (EFE)
Luis Enrique en un entrenamiento con el FC Barcelona. (EFE)

Luis Rubiales valora la lealtad y el sacrificio. Consideró intolerable en Rusia que Julen Lopetegui anunciase de repente su salida tras el Mundial, y por eso le despidió. Ahora, cuando ha tocado encontrar un sucesor, se han valorado cuestiones deportivas, por descontado, pero también se ha tenido en cuenta un detalle en Luis Enrique que desde la Federación valoran como muy positivo y clave para hacer posible esta contratación: una rebaja sustancial de sus emolumentos.

El extécnico del Barcelona tiene cartel para entrenar a los grandes clubes europeos, pero ha optado por aceptar un salario bastante inferior con tal de ponerse a los mandos de la Selección española. Su renuncia habla de unos intereses particulares, le ha llamado la atención este proyecto por encima de todos, pero también reafirma la misma idea que Rubiales ha intentado poner en relieve desde su primer día en Las Rozas, que no es otra que la importancia del equipo nacional y de la institución que él dirige. Con un nombre como el de Luis Enrique se manda un mensaje claro, por más que España sea un país de clubes no es admisible no tratar a este equipo con el respeto máximo.

Luis Enrique destaca por su currículum ante el resto de las opciones barajadas. A diferencia de Quique Sánchez Flores o Míchel, otros de los nombres estudiados, él ha dirigido a uno de los grandes del fútbol mundial y tiene un currículum que incluye una Champions, muy por encima de sus competidores por el banquillo español. El nuevo director deportivo, José Francisco Molina, y Luis Rubiales, se juntaron la semana pasada para tantear la llegada del portero a la federación. Hablaron ambos de un nombre, que era Luis Enrique. Los dos coincidían en él y el problema estaba más en si el técnico aceptaría las condiciones propuestas, que por la propia naturaleza de la casa no podían ser las mismas que en un club puntero de Europa. Las aceptó y eso mismo se convirtió en uno de los argumentos para afianzar el fichaje.

En su comparecencia, Molina apuntó las líneas que él y Rubiales habían discutido para el cargo. No podían, por un tecnicismo, ponerle nombre a ese deseo, pero la definición parecía hecha a medida del asturiano: "A mí me gustaría un entrenador de éxito, creo que lo que necesita ahora la Selección es un entrenador que haya tenido éxito en los años que haya trabajado. Y que sea moderno, creo que no hay que variar mucho el estilo que hay en la federación pero hay que hacer algunas pequeñas modificaciones". No hubo disensión entre los dirigentes, Molina llegó a su reunión con una idea clara y Rubiales se encontró encantado con la misma.

Luis Enrique y su testigo de Guardiola

Es preciso recordar que Luis Enrique, en su momento, tuvo que suceder a Guardiola en el Barcelona, una situación similar en lo estilístico a la que ahora afrontará con España. También recibió un equipo exitoso y con un estilo muy marcado, pero en un declive aparente, y lo recogió salvaguardando las esencias pero también cambiando algunos conceptos y adaptándolo a nuevas maneras de juego. Hizo, aproximadamente, todo lo que Rubiales y Molina fueron apuntando en la rueda de prensa que querían del nuevo seleccionador.

Con Luis Enrique siempre hay, más allá de lo deportivo, una serie de matices personales a tener en cuenta. No es una figura amigable, ni para la prensa ni para alguno de sus jugadores. El carácter del técnico es distante y a veces incluso faltón, pero desde el nuevo equipo de Rubiales creen que ese problema será menor con España. Primero porque este trabajo no implica hablar con los medios cada semana, la exposición del seleccionador es menor que la de los entrenadores de élite. También porque, dicen, el tiempo está para mejorar a todos y las experiencias en la vida pueden endulzar el carácter.

El carácter de Luis Enrique

Es más, ponen incluso de ejemplo al nuevo director deportivo, que en el principio de su carrera era algo hosco y distante y con el tiempo fue teniendo una relación cotidiana más fluida y amigable con los que tenía alrededor, incluida la prensa. Rubiales, también sin entrar en el nombre que tenía que ratificar la Junta Directiva, señaló algunas de las cuestiones de personalidad que él ve necesarias en un técnico y que también cuadran bastante con el propio Luis Enrique: "Una persona de carácter que imponga su criterio al que se respete al 100%. Hay seleccionadores que nos han hecho cosechar éxitos, sé que pensáis en Luis Aragonés, que tuvieron problemas con la prensa".

Es matizable. Aragonés tenía una bien ganada fama de agrio que él mismo fomentaba con frecuencia, pero su relación con la mayor parte de los periodistas era buena, incluso en algunos casos muy buena, y pocas veces utilizó la sala de prensa como lugar para el zafarrancho de combate. Fue muy duramente criticado en ocasiones, en especial en el momento en el que sacó de la selección a Raúl, pero nunca le faltaron también defensores. Habrá que ver cuál es la posición de Luis Enrique ante la opinión pública y si es capaz de levar una línea menos tensa que la que escogió en el Barcelona.

La clave, en todo caso, estará en el terreno de juego. Los éxitos son fundamentales y en el equipo creen que es importante hacerlo bien y con una forma concreta, pero por encima de todo en el fútbol cuentan los resultados. Molina, en todo caso, no quiere remover mucho la manera de jugar que hasta ahora ha ido desplegando España. Aunque solo sea porque este país produce "jugadores de características concretas", según contaba el director deportivo. Así que, al final, queda volver de algún modo a lo de siempre: "Entiendo que se ponga en duda el estilo cuando no se gana, pero hay muchas cosas buenas. Hay cosas que se pueden mejorar y lo hablaremos con el seleccionador, que es quien va a poner a los jugadores y quien va a hacer las convocatorias".

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios