caen los campeones del mundo

La 'orgía' de México para tumbar a Alemania tras el escándalo sexual

La selección de México llegó al Mundial con la polémica en la que fueron pillados ocho jugadores en una orgía antes de viajar a Rusia. En su estreno han tumbado a Alemania

Foto: Carlos Salcedo celebra el histórico triunfo de México contra Alemania en el debut del Mundial de Rusia. (Efe)
Carlos Salcedo celebra el histórico triunfo de México contra Alemania en el debut del Mundial de Rusia. (Efe)

El fútbol es un estado de ánimo y cuanta más excitación acumulan los jugadores mejor parecen o son capaces de sacar todo el potencial que tienen dentro. Lo hemos visto en el estreno del Mundial de Rusia con dos estrellas. Cristiano Ronaldo jugó agitado contra España y consiguió tres goles. Messi palideció ante Islandia, con poca chispa, y falló un penalti que le condena a ojos de la feroz crítica de su país. La bomba en este inicio del Mundial la ha protagonizado México. La ‘Tri’ ha sido capaz de ganar a la campeona del mundo con un juego que ha rayado lo sublime en una soberbia primera parte por su electricidad, verticalidad y desenfreno.

México llegaba al Mundial, precisamente, con un escándalo protagonizado por un grupo de internacionales que fueron pillados en una fiesta sexual. La revista ‘Pásalo’ desveló que ocho futbolistas organizaron una orgía con 30 mujeres, música y bebidas pocos días antes de cruzar el charco y viajar a Europa para jugar el último amistoso contra Dinamarca (9 de junio). La filtración de la información, con un vídeo incluido, puso en jaque la concentración de la selección mexicana. El amistoso contra los daneses lo perdieron (2-0) y el ambiente quedó viciado.

Con el pesimismo de que poco o nada tenían que hacer los mexicanos en el estadio de Luzhniki se presentó la selección dirigida por Juan Carlos Osorio en el debut contra la campeona del mundo. La respuesta fue sorprendente. De los ocho internacionales que fueron reconocidos en la fiesta sexual jugaron cinco contra Alemania: Ochoa, Carlos Salcedo, Héctor Herrera, Raúl Jiménez y Jesús Gallardo. Se quedaron en el banquillo sin participar ni un minuto Giovani dos Santos, Jonathan y Marco Fabián. El portero Guillermo Ochoa se lució con una extraordinaria parada en un lanzamiento de falta de Kroos. Decisivo, enérgico, motivado y crecido como todos.

No hubo castigo ni nada parecido del seleccionador para los futbolistas señalados. Más bien todo lo contrario. Apostó por ellos para que ese desenfreno que les puso en la diana de la crítica en su país le dieran continuidad en el campo con la pelota, con una respuesta fantástica de cómo se puede jugar bien al fútbol si uno tiene el orgullo tocado y necesita reivindicarse para lavar su imagen.

La selección mexicana celebra su triunfo ante Alemania. (Efe)
La selección mexicana celebra su triunfo ante Alemania. (Efe)


Sismo en Ciudad de México

De ‘orgía’ futbolística se puede calificar el triunfo de México contra Alemania por esa primera parte de ataque directo y vertiginoso que dejó a los alemanes sin respuesta y entre las cuerdas. No supieron reaccionar ante la velocidad de los mexicanos con jugadores excitados. El gol lo hizo Hirving Lozano, un futbolista que juega en el PSV Eindhoiven y que ha hecho 17 goles en Holanda, pero el peligro fue constante con los contragolpes de Vela, Layún, Guardado y Chicharito. Un festival de fútbol ofensivo y descarado de la ’Tricolor' convirtió en un guateque las gradas del estadio de Luzhniki pobladas de aficionados mexicanos.

A Alemania le entraron temblores en las piernas y en Ciudad de México se detectó un sismo de manera artificial registrado por dos sensores. Posiblemente por los saltos masivos durante el gol de Hirving Lozano. Lo que ayer eran reproches por una fiesta u orgía sexual hoy son alabanzas por el libertinaje de una selección que se llevó por delante a los campeones del mundo. El Mundial de Rusia tiene movida.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios