atado a la real sociedad hasta 2022

La explosión de Odriozola: de ser uno más en Segunda B a deslumbrar con la Selección

Álvaro Odriozola se consolidó como el jugador revelación en su partido ante Albania. El donostiarra selló un debut de ensueño, pero en Segunda B no consiguió destacar

Foto: Odriozola debutó con la Real en enero de 2017. Y con la selección, en octubre. (EFE)
Odriozola debutó con la Real en enero de 2017. Y con la selección, en octubre. (EFE)

Que Álvaro Odriozola sea aficionado a las carreras de caballos no es casualidad. En su potencia y velocidad está la respuesta. Eusebio Sacristán se encargó de otorgarle el mejor regalo de Navidad, la titularidad ante el Málaga CF el 16 de enero de 2017. Hasta entonces, el lateral ahora de moda de la Liga, aún jugaba en Segunda B con el segundo equipo donostiarra y… sorpresa: el lateral amigo del hijo de Jokin Aperribay, presidente del club, no era de los jugadores que más despuntaba.

Diez meses después, su vida ha dado un giro de 180 grados y Odriozola ya ha jugado 22 partidos con el primer equipo en Primera división, consolidándose en el esquema habitual de Eusebio y, a partir de ahora, presentando una clara candidatura para adueñarse de la banda derecha de la Selección algún día. La baja de Carvajal le permitió jugar ante Albania desde el comienzo y no le pesaron los galones: partidazo y asistencia en un debut para enmarcar. Un puñal más recién salido de 'la herrería Real'. Media Europa ya conoce su nombre... Como Adnan Januzaj, el flamante fichaje belga de la Real, a quien se lleva a las carreras de caballos para ayudar a la adaptación a la ciudad del recién llegado.

La imagen de Vela ayudando a estirar a Odriozola tras el encuentro contra el Real Madrid el pasado mes de septiembre representa su compromiso en el terreno de juego. En aquel partido, ante otro 'real' del fútbol español, Odriozola fue quien más centros envió al área merengue y el segundo jugador 'txuri-urdin' que más participó en el juego. A sus 21 años tocó el esférico en 70 ocasiones, una estadística que lo deja claro: un lateral con alma ofensiva, un extremo reconvertido a la última línea. ¿Por qué? Porque es un portento físico y esa potencia y velocidad, unidas a su talento en el manejo de balón, le convierten en un jugador versátil, capaz de aportar al juego la frescura necesaria en los momentos más candentes.

Odriozola firmó un debut de ensueño con la selección. (EFE)
Odriozola firmó un debut de ensueño con la selección. (EFE)

Sin sustituto y con contrato hasta 2022

En su debut con la selección absoluta, ante la entrenada por Christian Panucci, demostró que está hecho de la pasta de una de las mejores fábricas de carrileros derechos. Su personalidad desde el primer minuto se tradujo en un juego impoluto, tanto ofensiva como defensivamente. Lo intentó una y otra vez por la banda derecha, hasta que encontró su premio: asistencia en su primer partido. Un centro medido al milímetro, más de ingeniero aeronáutico que de futbolista, que envió el balón justo a la cabeza de Thiago, quien materializó el segundo gol del encuentro. Y sí, hace diez meses jugaba en Segunda B y pocos se acordaban de él.

Carlos Martínez era el encargado de dominar el carril derecho de la Real, pero una grave lesión le sacó de los terrenos de juego. Hace apenas un mes pudo volver, pero aún no está en plena forma para poder, siquiera, hacerle sombra a su joven y único competidor. Porque así lo decidió Eusebio cuando dejó ir cedido a Joseba Zaldua al Leganés. Andoni Gorosabel y Alex Ujía, quienes se alternan en el lateral derecho en el filial, hicieron la pretemporada con el primer equipo, pero su oportunidad en Primera división aún no ha llegado.

'Yo me quedo con el joven', debió pensar el míster una vez evaluó el juego de su lateral derecho titular, que renovó con la Real hasta 2020 con una cláusula de rescisión de 40 millones de euros. Una cantidad para nada prohibitiva tal y como está el mercado. "Estoy muy feliz, no se puede pedir más", afirmó tras el partido que le dio la clasificación a España para el Mundial de Rusia. Un partido que jugó ante la baja de Carvajal, pero que demostró ser una competencia clara. Sin prisa, pero sin pausa. A su madre le sorprendió su convocatoria de última hora: "Pobrecita, casi le da un ataque cuando se lo he dicho", dijo. Él, mientras, juega en silencio. Para refrescar los momentos más candentes, justo lo que necesitaba España.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios