Empate contra el Espanyol (2-2)

El dilema de Julen Lopetegui y la extraña decisión arbitral que desconectó al Sevilla

El futuro del vasco pende de un hilo tras otro nuevo tropiezo hispalense, que sigue desinflándose en la clasificación y podría salir de Europa. Cordero Vega, árbitro, sembró la polémica

Foto: Lopetegui, preocupado durante el encuentro ante el Espanyol. (EFE9
Lopetegui, preocupado durante el encuentro ante el Espanyol. (EFE9

Lopetegui está en tela de juicio. El vasco no pasa por un buen momento en Sevilla. El club hispalense lleva varias jornadas desinflándose en la clasificación y esta semana podría salir incluso de puestos europeos. Suso, fichaje invernal, rescató al equipo en el tramo final del duelo contra el Espanyol, colista de la Liga. El empate (2-2) no deja un buen sabor de boca en Nervión, sino todo lo contrario. Al equipo la fórmula de la primera vuelta se le está agotando. Ya no es suficiente. Los goles a favor caen a cuentagotas y la fortaleza defensiva de la que hace no tanto presumían los andaluces se ha evaporado. El juego que plantea el Sevilla, vertiginoso, exige no encajar tantos. Esta tarde fueron dos y como a perro flaco todo son pulgas, hasta Cordero Vega, el árbitro del choque, se entrometió en sus intereses tras hacer un uso a todas luces extraño del VAR. ¿Interpretó mal el cántabro el uso del mismo o hay algún apéndice suelto en la reglas que le ampara?

El pasado mes de enero, tras el encuentro contra el Madrid en el Bernabéu, Monchi rajó de los árbitros tras un gol anulado a De Jong. Juan Martínez Munuera, colegiado en aquella ocasión, decidió denegar el tanto tras consultar con el videoarbitraje y aquello levantó ampollas entre los hispalenses. Jugadores y entrenador fueron críticos con la decisión, pero fue el director general el más visceral de todos: "Estamos muy enfadados e indignados. Y me paro...". Lejos de templarse, Monchi elevó el tono: "Menos mal que no anularon el otro gol de De Jong porque si lo hubieran hecho igual bajo al campo y saco al equipo". La cuestión es que aquella vez, gustara más o menos, Martínez Munera consultó de manera lógica el VAR, pero en la tarde de este domingo Cordero Vega confundió a la parroquia en un jugada que traerá cola. El Sevilla lleva buena parte de la temporada a disgusto con los árbitros y, tras este nuevo episodio, en la directiva de la entidad deben de estar echando humo.

Jesús Navas discute con el árbitro tras la polémica falta señalada al Espanyol. (@SevillaFC)
Jesús Navas discute con el árbitro tras la polémica falta señalada al Espanyol. (@SevillaFC)

El origen

Todo ocurrió cuando Sergi Gómez, defensa, derribó fuera del área a Jonathan Calleri, delantero espanyolista. El árbitro cántabro, tras consultarlo con González González en la sala VOR, sacó tarjeta amarilla a Gómez y decretó falta, algo que no está en los protocolos. Recordemos: el VAR solo interviene en casos de gol/no gol, penalti/no penalti, equivocación de identidad y roja directa. Así las cosas, Cordero Vega solo podría haber señalado esa falta para expulsar al defensa catalán, pero el castigo fue menor. Nadie en el campo entendía nada, pero el libre directo se ejecutó y Embarba subió el empate al marcador ante la desesperación de Lopetegui (que recibió una cartulina idéntica por las quejas) y sus jugadores. "Si es amarilla no puede pitar falta", comentó el ex seleccionar español al final el encuentro. "Hasta yo me he quedado desconcertado", dijo Abelardo, técnico periquito. De nuevo, las reglas del VAR vuelven a sembrar dudas. Esta vez Monchi, seguramente bien aconsejado, no compareció ante los micrófonos para valorar el tema.

"Todo esto del VAR y las leyes está muy bien, pero...", comentó Vitolo. Nadie en el Sevilla cargó esta vez con dureza respecto a la decisión adoptada por Cordero Vega, pero es evidente que aquello les perjudicó. El Sevilla se desconectó después del empate y Wu Lei obró la remontada a la vuelta de vestuarios. El Sánchez Pizjuán era una bomba a punto de explotar, pero Suso evitó el descalabro y puso las tablas definitivas. El arrebato final del Sevilla fue insuficiente. El futuro de Lopetegui, que empezó muy bien y está completamente adaptado a la ciudad, pende de un hilo y la afición, desencantada, despidió al cuerpo arbitral con una sonora bronca.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios