Atleti y Real Madrid no arriesgaron

El derbi de los cobardes y cómo deslucir los fichajes de 100 millones de euros

Un derbi decepcionante con fútbol rácano entre dos equipos que decidieron no arriesgar y fueron conservadores. No brilló el talento individual de las dos estrellas. Hazard y Joao Félix se aburrieron

Foto: Hazard y Joao Félix durante el Atlético de Madrid-Real Madrid. (EFE)
Hazard y Joao Félix durante el Atlético de Madrid-Real Madrid. (EFE)

Un tostón y un sopor. El derbi decepcionó por el planteamiento cobarde de Simeone y Zidane, a los que les faltó valentía en su estrategia, echaron a sus equipos atrás y eligieron que no pasara nada. Desperdiciaron el talento individual por un empate rácano (0-0) por el que es difícil justificar el elevado precio de una entrada en el Metropolitano. Los del pueblo, los que se quedaron en casa o fueron al bar a verlo por televisión, se ahorraron el tostón de dos equipos temerosos. El derbi tuvo escasas ocasiones de gol y se jugó al ralentí. Decepcionante.

Simeone y Zidane firmaron el empate antes de empezar el partido. Para los amantes del rigor táctico tiene que ser difícil justificar este empate a cero por mucho que se pueda destacar lo bien que leyó Thomas el juego y las necesidades para su equipo o el sacrificio que hizo Fede Valverde para dar más solidez al centro del campo del Madrid. Zidane sacrificó a James por el joven uruguayo. El mensaje en la alineación hacía pensar lo que iba a proponer el equipo madridista. Jugar a protegerse, tener equilibrio y seguir con la obsesión que tiene ZZ con la intensidad. Un palo para James verse en el banquillo cuando se dejó el alma en el triunfo contra el Sevilla.

Bale salta por encima de Saúl. (Efe)
Bale salta por encima de Saúl. (Efe)

Cero riesgo y mucho fútbol control fue la tónica de un derbi que se jugó después de la victoria del Barcelona en Getafe. Atleti y Madrid salieron a respetarse, a no cometer fallos y sumar un punto que tiene un valor más para la autoestima de los jugadores. Son dos equipos que llegaban con problemas. Al Atleti le hizo daño la derrota contra la Real Sociedad en Anoeta y el sufrido empate contra la Juventus en el estreno de la Champions. Los del Cholo están todavía construyendo su idea de equipo sólido. Hay inseguridad por haber encajado más goles de los que están acostumbrados. En el Madrid se sigue buscando la identidad y, hasta que se consiga, el entrenador francés ha decidido que la prioridad es dejar la portería cero.

Dos equipos rácanos

Era una cita para aclarar ideas. Para saber qué Real Madrid nos espera esta temporada. El que se dio un batacazo en París o el que lavó la imagen en Sevilla. Tiró por la calle de en medio en el derbi. Ser conservador y no asumir más riesgos de los necesarios. No verse sorprendidos y evitar que el equipo se partiera en dos. La táctica era esperar, tener las líneas juntas y volcar las ofensivas por el costado de Bale. El galés está en buena forma y comprometió a Lodi con sus carreras e incursiones. El Madrid buscó aproximarse con disparos desde fuera del área. Evitó los uno contra uno, arriesgar en el desborde y tocó y tocó para dar horizontalidad a su juego. Hazard no hizo nada. Al fichaje estrella de los 100 millones de euros no se le ven las virtudes. Está desaprovechado. Zidane le tiene retenido con esa obsesión de ayudar a dar orden y equilibrio al equipo y lo que necesita el belga es vuelo. También ponerse en mejor forma física. No se le ve fresco y le falta chispa.

Lo mejor del Real Madrid fue un disparo de Kroos, en la primera parte, y un cabezazo de Benzema, en la segunda, que respondió Oblak con sus sobrados manotazos. Un muro. El Atleti, más de lo mismo. Bien arropado, esperando atrás y con Thomas como el jefe en la sala de máquinas. Sin profundidad y previsible, el daño lo llevó Trippier por la banda izquierda que defendió Nacho. Uno de sus centros puso en apuros a la defensa. Courtois metió una buena mano abajo. Simeone metió en el descanso a Correa por Vitolo. No cambió nada. El Cholo tampoco pudo hacer brillar a su fichaje de los 127 millones de euros. Joao Félix fue infeliz en un partido de cobardes. Los dos equipos se contagiaron del miedo a perder. Atleti y Real Madrid (mantiene el liderato y sigue sin perder en la Liga) fueron pusilánimes. Un partido que no pasa a la historia.

Los dos entrenadores se van contentos con sus planteamientos, a pesar de que apenas se hicieron daño, y valoraron sus méritos si escuchas a Simeone decir que "fue un partido trabajado. En el primer tiempo tuvimos el mayor peso del juego. A los dos nos faltó el punto que se necesita para ganar un partido". Zidane se vio vencedor a los 'puntos' del derbi: "Hemos merecido ganar. Nos ha faltado algo más esta noche porque al Atleti no le gusta tener el balón. Mis jugadores están un poco disgustados porque querían sumar los tres puntos. No les puedo reprochar nada".

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios