DOS GOLES DEL DELANTERO MADRILEÑO

Real Sociedad - Atlético: El día soñado por Álvaro Morata, el guerrero de Simeone

El primer doblete de Morata en Liga ha llegado con la camiseta del Atlético de Madrid. El conjunto rojiblanco se ha impuesto 0-2 a la Real Sociedad con dos cabezazos del madrileño

Foto: Koke (expulsado en la segunda mitad) felicita a Morata. (EFE)
Koke (expulsado en la segunda mitad) felicita a Morata. (EFE)

El Atlético de Madrid ha ganado 0-2 (ante la Real Sociedad) con dos goles de Álvaro Morata. Era su día soñado. Demostrar que fuera del Real Madrid hay vida y puede ser una estrella. Un jugador decisivo, goleador y ganador de partidos. Morata siempre fue un inconformista. Se fue dos veces del Madrid porque no quería vivir a la sombra de la ‘BBC’. No se creía mejor que Bale, Benzema o Cristiano Ronaldo. Simplemente sentía que podía hacer goles en el Bernabéu y sufría con los privilegios que tenía un tridente que competía con la ‘MSN’. Era el debate del momento. ¿Quién es mejor? ¿Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo o Messi, Luis Suárez y Neymar? A Morata le quemaba el banquillo y la ambición de demostrar que él no estaba en el Madrid para limpiar las botas a las estrellas y en el Atleti se ha convertido pronto en más imprescindible que Diego Costa para Simeone.

En el tiempo que estuvo en el Real Madrid tenía mala cara. La que ponía cuando sentía que no jugaba porque había status y los entrenadores no eran libres de decidir las alineaciones por miedo a que se enfadara Florentino Pérez. Parece un chico callado y tímido. Pero tiene mucho genio y demasiada ambición. Cuando se dio cuenta de que en el Madrid había privilegios decidió hacer las maletas y marcharse a Italia a buscarse la vida. Le llamaron loco. Le dijeron que se la pegaría y fracasaría en un fútbol demasiado agresivo, de contacto y áspero. Cuando llegó a la Juventus tuvo una lesión grave y todo empezó torcido. Pero Morata es un luchador. Un guerrero que superó una lesión y empezó a italianizarse y a madurar rápidamente.

[El día que Morata se pintó la cara rojiblanca...]

Salir de España, abandonar el Real Madrid y competir en el mejor equipo de Italia es una prueba de madurez que pocos pueden superar. Morata, con sus vaivenes, lo consiguió. Fue capaz de eliminar al Madrid de una Champions y marcó un gol en la final de Berlín contra el Barcelona de Luis Enrique. Álvaro Morata triunfaba pese a que se le miraba como un delantero blando y sin colmillo. De ídolo en la Juventus pasó al banquillo y lo repescó el Madrid porque Zidane vio lo que no intuía Florentino. Morata tiene gol y mucho carácter. Fue clave en el doblete del Madrid de Zidane. Hizo 20 goles saliendo desde el banquillo en la temporada de ensueño. Liga y Champions. Pero no era titular, se reivindicaba y Florentino decidió hacer negocio: 80 millones de euros y al Chelsea.

"Quiero jugar en el Atlético"

Lo siguiente ya se conoce. A Morata le pesó ser el fichaje español más caro de la Premier League y una lesión en la espalda que, junto a la crítica sensacionalista de la prensa inglesa, le hizo caer en una fuerte depresión. A Lopetegui le dolió dejarlo fuera del Mundial de Rusia. Morata tocó fondo. La depresión fue a más. Pero tiene un buen entorno. Su padre, su mujer, amigos y su representante le han cuidado y han hecho de red para que no cayera. La estrategia era esperar el momento para buscar su equipo ideal. “Yo quiero jugar en el Atlético”, dijo un día Morata a su agente –Juanma López–, amigo de Simeone y cómplice para materializar una de las operaciones más complejas. Sacarlo del Chelsea era muy complicado y encajarlo en el Atleti, sin margen para gastar y pagar sueldos, un imposible. Se desconoce cómo se paga la operación. Se cree que Morata se ha bajado el sueldo para jugar el Atleti. A él le da igual cómo le paguen. Está jugando para recuperarse de su depresión y volver a tener autoestima.

Necesitaba cariño, que confiaran en él y no le vieran como un fracasado. Simeone ha sido su mejor cura. Le ha dado lo que necesitaba. Energía positiva, moral y paciencia. A Morata si se le olvida la presión del precio es un delantero muy aprovechable. Griezmann lo disfruta, Koke está encantado de volver a tener a su gran amigo de la infancia en la plantilla y algunos aficionados rojiblancos empiezan a pedir perdón por llamarle ‘vikingo’. En San Sebastian ha hecho dos goles ‘made in Cholo’: dos cabezazos a balón parado.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios