ganó a anthony smith

UFC 235: así fue la pobre victoria del renacido Jon Jones en Las Vegas

A Jon Jones le costó mucho vencer a Anthony Smith en UFC 235, celebrado este sábado en Las Vegas. "Nunca había peleado con nadie así. Es durísimo", dijo el campeón

Foto: Jon Jones (d) venció a Anthony Smith en Las Vegas. (USA TODAY Sports)
Jon Jones (d) venció a Anthony Smith en Las Vegas. (USA TODAY Sports)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

Cuando Jon Jones volvió a UFC tras su sanción por dar positivo en un control antidopaje para recuperar su título del peso semipesado, parecía otra persona. Por aquel entonces el escándalo y el clembuterol todavía le perseguían. Tanto es así que las trazas de esa sustancia volvieron a dar positivo en los laboratorios (aunque con una cantidad casi imperceptible). Aquella pelea tuvo que ser trasladada de localización solo por él, pero Jones no perdió los nervios. Ganó y en la rueda de prensa apareció tranquilo, sereno, se disculpó infinitas veces por los inconvenientes y trató con máximo respeto a su rival.

Este sábado, Jones tenía que defender su título frente Anthony Smith en Las Vegas, en UFC 235, y los días previos al evento el campeón mantuvo esa misma serenidad. "Antes pensaba que por llamarme Jon Jones iba a ganar todo. Esa actitud iba a acabar conmigo. Para esta pelea con Smith me lo he tomado de forma muy seria. Es un tipo con 40 peleas a sus espaldas", había dicho. Algo ha cambiado dentro de Jon Jones.

El campeón hizo muy bien tomarse en serio a Smith, que venía nada menos que de acabar con Mauricio Rua y Volkan Oezdemir. El aspirante, de hecho, aguantó los cinco asaltos de una pelea que resultó muy táctica. Ambos oponentes sabían de la potencia de su rival y estuvieron muy conservadores. El resultado fue quizás un poco deslucido, pero eso se puede contar como mérito de Anthony Smith, que no solo evitó que Jones se luciera, sino que le puso en dificultades en alguna ocasión.

De todas formas, Jones llevó la iniciativa durante la mayor parte del combate y, aunque no hizo una pelea espectacular, sí que mantuvo el control de la misma durante casi todo el tiempo que duró la contienda. Al final fue quien más conectó y quien hizo más derribos. Hizo más por ganar y los jueces se lo reconocieron. "Hay días que te salen mejor las cosas que otros. Hoy no he conseguido brillar pero tenía delante a Anthony Smith. Nunca había peleado con nadie así. Es durísimo. Hasta me hablaba mientras le pegaba", dijo el campeón nada más terminar la pelea. Jones era consciente de que no había brillado. Y es que parece que, en su caso, la madurez le ha restado algo de chispa.

Woodley vs. Usman

Si alguien salió sin chispa en UFC 235 ese fue Tyron Woodley, el campeón del peso welter que se enfrentaba al nigeriano Kamaru Usman. El estadounidense, uno de los luchadores que mejor domina la lucha olímpica de toda la UFC, fue anulado en su propio terreno por su oponente. Usman planteó una batalla de lo más inteligente, llevándose a Woodley en los dos primeros 'rounds' contra la verja para desgastarlo. Por ahí le arrebató su 'wrestling' y su arma más poderosa, la explosividad. Cansado, Woodley ya no pudo hacer lo mejor se le da, que es acortar distancia y golpear en milésimas de segundo. En cualquier caso, a Woodley se le vio desconcentrado, en ocasiones incluso ido, temeroso y sin ideas. Pese a los constantes gritos que salían de sus entrenadores, que le pedían que se fuera hacia adelante, el excampeón se fue constantemente hacia atrás y ahí Usman se lo comió. Woodley no pudo resumir mejor la pelea nada más acabar. "Hoy me han pateado el culo. Podría darte mil excusas, pero es lo que hay. ¿Sabes esos sueños en los que intentas pegar a alguien y no le haces daño? Ha sido una pesadilla. Quiero volver a pelear con él", dijo.

Askren vs. Lawler

No se sabe todavía si Woodley tendrá su oportunidad de repetir pelea. Dana White no quiso mojarse cuando le preguntaron por el asunto. Lo que sí aseguró es que se repetiría la pelea entre Askren y Lawler. Ben Askren, que es uno de los grandes fichajes de UFC de los últimos tiempos (viene de la liga asiática One, donde nunca perdió una pelea), consiguió imponerse a Lawler gracias a una muy controvertida decisión. Robbie Lawler estaba aplastando a Askren, pero este consiguió coger una guillotina a su rival. Lo cierto es que Lawler pareció perder la conciencia al menos por un instante y luego la recuperó. El árbitro no se la quiso jugar y paró la pelea. Askren ganó, pero se llevó un buen revolcón. Todo un aviso para el excampeón de One, del que ahora sabemos que sabe sufrir.

La otra gran pelea de esta prolífica velada de UFC la protagonizaron Jeremy Stephens y Zabit Magomedsharipov, otra estrella emergente, compatriota de Khabib Nurmagomedov. Después de tres asaltos, la victoria se la llevó el ruso, que volvió a dar espectáculo y se empieza a perfilar como posible candidato al título. Conviene no perderle de vista. En Las Vegas dejó detalles que gustan mucho al público, como estas patadas.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios