Giménez pasa de estar olvidado a poner en jaque la pareja perfecta del Cholo Simeone
  1. Deportes
  2. Fútbol
SÓLO HA RECIBIDO UN GOL EN SIETE PARTIDOS

Giménez pasa de estar olvidado a poner en jaque la pareja perfecta del Cholo Simeone

José María Giménez se ha convertido en una de las grandes revelaciones del Atlético de Madrid, un central que ha hecho olvidar con creces la lesión de Miranda

placeholder Foto: El uruguayo José María Giménez celebra el gol conseguido ante el Elche.
El uruguayo José María Giménez celebra el gol conseguido ante el Elche.

José María Giménez se ha convertido en una de las grandes revelaciones del Atlético de Madrid. El central uruguayo, un jugador que no contaba en exceso en los planes del Cholo Simeone, se ha ganado a pulso un hueco en el once inicial. Desde hace un par de temporadas, si por algo destaca el conjunto rojiblanco es por su solidez defensiva, donde mucho tienen que decir la pareja formada por Joao Miranda y Diego Godín, una de las más solventes de Europa. Pero una inesperada lesión del brasileño ha abierto las puertas del once a un Giménez que ha demostrado que ha llegado para quedarse.

Giménez ha jugado siete partidos con el Atlético de Madrid esta temporada -seis de ellos consecutivos por la lesión del defensa brasileño-, demostrando un enorme nivel. No sólo ha conseguido suplir con éxito a Miranda, ofreciendo solvencia en el eje defensivo, sino que su nivel es tan alto que incluso se empieza a plantear la posibilidad de que se mantenga de titular en los próximos partidos a pesar de la recuperación del central titular. Y es que el charrúa ha sabido demostrar que, con él sobre el césped, el Atlétic gana empaque defensivo: sólo ha recibido un gol en los 7 partidos que ha jugado.

A sus 19 años, Giménez tiene un futuro prometedor en el fútbol. La afición rojiblanca ha descubierto en el charrúa a un jugador de futuro, pero que ya es presente. Tanto que incluso abre el abanico de posibilidades 'colchoneras': ya durante la pasada temporada, Miranda forzó para dejar el equipo en verano, pero la falta de refuerzos impidió su salida. Pese a que el brasileño apretó para irse, el Atlético se remitió a los 30 millones de su claúsula. Ahora, con un sustituto de lujo, los rojiblancos podrían empezar a valorar la salida del jugador por una cuantiosa cantidad económica.

Evidentemente, un equipo no sólo pude contar con un once inicial, pues cualquier lesión de larga duración puede complicar los objetivos a largo plazo del club. Pero en el caso del Atlético no es así, pues tiene cedido a otro uruguayo, Emiliano Velázquez, en el Getafe, un jugador muy prometedor en el que hay puestas muchas esperanzas. Con seis partidos disputados al más alto nivel, todo hace indicar que el conjunto rojiblanco lo repescará la próxima temporada para reforzar su defensa, una situación que apunta a que lo lógica es que la próxima temporada un central abandone el Atlético.

Fichado la pasada temporada procedente de Danubio, lo cierto es que el central uruguayo no contó con ningún tipo de oportunidades. Se pasó buena parte de la temporada en blanco, donde sólo jugó dos partidos en todo el curso -ante el Almería en Liga y ante el Sant Andreu en Copa-. Sin más minutos por parte de Simeone -un entrenador que ha demostrado en todos los equipos en los que ha estado que no es muy dado a promocionar a los jóvenes-, la tabla de salvación del charrúa estuvo en su selección, disputando varios partidos con la absoluta de Uruguay y ofreciendo grandes resultados.

Tan buenas fueron sus actuaciones con el combinado celeste que Óscar Washington Tabárez, seleccionador nacional, decidió convocar al joven jugador al Mundial de Brasil a pesar de no haber contado lo más mínimo en el Atlético de Madrid. Y no sólo eso: pese a no jugar en el partido inicial contra Costa Rica, Giménez fue titular indiscutible en los otros tres partidos que Uruguay jugó en el Mundial, contra combinados tan potentes como Inglaterra, Italia y Colombia. Compaginando la posición de central y lateral, Giménez demostró que tenía hechuras suficientes como para jugar a primer nivel.

Tras la Copa del Mundo, tanto Giménez como Simeone decidieron continuar su relación en el Atlético. Pese a no contar con minutos, el uruguayo no sólo no levantó nunca la voz por su falta de minutos, sino que siguió trabajando convencido de que su oportunidad llegaría. Y no estaba desencaminado, pues Simeone premió su constancia poniéndole en el once incial frente al Espanyol. Tras un buen partido, el uruguayo regresó al banquillo, consciente de que por delante tenía a dos jugadores de primerísimo nivel. Pero una inoportuna lesión le iba a volver a dar alas en el once inicial.

Un rotura fibrilar de Miranda con Brasil provocó que Simeone decidiera volver a darle la oportunidad. Desde la lesión del brasileño, Giménez ha disputado seis partidos consecutivos con el Atlético de Madrid, en los que tan sólo ha recibido un gol. La solvencia del Atlético ha sido evidente, y el joven jugador ha sido capaz de secar a jugadores de la talla de Fernando Llorente. Giménez ya es un jugador de presente, y ha demostrado que está preparado para el reto de jugar al más alto nivel. Ahora, el Atlético tiene tres centrales de categoría para ser titulares y ya se sabe que tres son multitud.

José María Giménez Joao Miranda Diego Godín Atlético de Madrid LaLiga Santander
El redactor recomienda