Suk, el 'bombardero' coreano que aspira a jugar con Cristiano en el Bernabéu
  1. Deportes
  2. Fútbol
la explosión del delantero del Vitória de Setúbal

Suk, el 'bombardero' coreano que aspira a jugar con Cristiano en el Bernabéu

El delantero centro del Vitoria de Setúbal está sorprendiendo tanto por su producción goleadora en el arranque de la Liga de Portugal como por la hermosura de sus conquistas

Foto: Suk Hyun-jun, en primer término, junto a Pizzi, ex del Atlético de Madrid (EFE)
Suk Hyun-jun, en primer término, junto a Pizzi, ex del Atlético de Madrid (EFE)

Dos semanas después de que la pelota echara a rodar en la Liga NOS portuguesa, el aficionado de a pie ha dejado de hablar todo el rato de Iker Casillas y ha empezado a fijarse en lo que acontece sobre el césped. Y ahí el gran protagonista de este arranque de temporada es un chaval coreano de 24 años que responde al complicado nombre de Suk Hyun-jun (Chungju, 1991). Aunque el poderoso (mide 1,91 m) centro delantero del Vitória de Setúbal no es ningún desconocido para el público portugués, ya que la verdiblanca es la tercera elástica que viste en el balompié del país vecino, sí está sorprendiendo tanto su producción goleadora (3 goles en tres jornadas) como la hermosura de sus conquistas. En especial una: la que le hizo hace dos lunes al Académica Coimbra. El atacante asiático se sacó de su 'cañón' derecho un misil escorado a la izquierda, desde 30 metros, que casi arranca la escuadra opuesta tras golpear en la parte interna del travesaño. Fue además el punto de partida de una goleada inapelable (0-4) a domicilio que redondeó el propio Suk con un sutil remate ante la salida del meta Trigueira, tras un desmarque de libro. "Tal vez sea el mejor gol de mi carrera", confesaba al diario Record luego de firmar el segundo doblete de su corta pero ya intensa carrera profesional. El primero y único hasta ahora lo había logrado en 2012, cuando militaba en el Groningen holandés.

Su técnico, Quim Machado, así como la inmensa mayoría de los medios portugueses no tardaron en calificar su espectacular zambombazo de mejor gol del campeonato, y eso a pesar de que apenas se han disputado tres jornadas del mismo. Pero ahí no quedó la cosa: la propia víctima del francotirador surcoreano alabó su andabonazo. "Fue una obra maestra", apuntó desde su cuenta oficial de Twitter el Académica, en un bonito gesto deportivo por parte de quien había sido masacrado ante sus propios seguidores en el Cidade de Coimbra. Otros clubes de la primeira liga también se apresuraron en aplaudir el latigazo de Suk a través de las redes sociales, caso del Sporting lisboeta, que lo tildó de "golazo". Las imágenes de la obra de arte Made in South Korea corrieron como la pólvora y en los mentideros de la redonda portugueses sólo se hablaba del monumental tanto del exjugador de Marítimo y Nacional, los dos clubes de la isla de Madeira, curiosamente la casa de Cristiano Ronaldo, su gran ídolo y referente.

Enamorado del Real Madrid

El acierto de cara a puerta de Suk prosiguió en esta última entrega liguera con una nueva diana frente al Rio Ave en los instantes finales que estuvo a punto de dar la victoria a los setubalenses. Máximo artillero del campeonato portugués ex aequo con Aboubakar (Oporto), el exvalencianista Jonas (Benfica) y su compañero de ataque en Bonfim André Claro, el internacional surcoreano está de dulce, y aunque sus registros durante el primer semestre del año con el Vitoria fueron más que aceptables (5 goles en 21 partidos), su explosión definitiva parece haber llegado justo en la primera campaña que afronta con los verdiblancos desde el pistoletazo de salida de la competición.

Acostumbrado a tumbar barreras en apariencia imposibles, como la de haber sido en 2010 el primer futbolista surcoreano en defender los colores del Ajax de Ámsterdam, al que llegó tras superar una prueba y en el que permaneció año y medio (sólo disputó tres encuentros), Suk se tiene tanta fe que acaba de lanzar un nuevo órdago al éter: quiere ser el primer jugador asiático en lucir la elástica del... ¡Real Madrid! "Mi objetivo es jugar en el Madrid como Cristiano Ronaldo. Soy un gran admirador suyo y sueño con representar al que es para mí el mejor club del mundo. Quiero ser el primer futbolista asiático en estar a su lado en el Bernabéu. Sé que no es algo sencillo, pero nunca desisto de mis sueños y este lo quiero cumplir al precio que sea", manifestó tras su exhibición una estrella en ciernes que ya dejó pinceladas de su olfato anotador dos años atrás cuando, nada más estampar su firma por el Marítimo, aterrizó en el José Alvalade para tumbar con un solitario tanto a los 'Leones' del Sporting.

Los 'Guerreros Taeguk'

Otro gol suyo 'in extremis' frente al Oporto, que sirvió para igualar ante los 'Dragones' en Dos Barreiros, le abriría pocos meses después las puertas del fútbol árabe. Vítor Pereira, el técnico que lo sufrió aquella noche en el banquillo de los blanquiazules, lo reclamó para reforzar el ataque del Al-Ahli saudí. Los de Funchal se embolsaron 3 millones de euros por el pase del surcoreano, que no estuvo a la altura de las circunstancias (dos goles en 14 encuentros).

Suk extrañaba tanto la vieja Lusitania que, a la que pudo, se subió a un avión y emprendió el camino de vuelta a Madeira para firmar el pasado verano por el enemigo ancestral de Marítimo: Nacional. La brisa del Atlántico le hizo bien al internacional coreano, que volvió a recuperar sus esencias goleadoras (cinco dianas en 19 partidos) antes de emprender, al comienzo del presente año, una nueva aventura con su actual club, el Vitória de Setúbal.

Amante de los tatuajes, que cubren por completo sus dos brazos (en el derecho luce el escudo del Ajax y el de la ciudad de Ámsterdam), su impresionante puesta en escena de este nuevo ejercicio le ha servido para retornar a la escena internacional con su selección. Uli Stielike le llamó a filas por vez primera desde que está al mando de los 'Guerreros Taeguk' para los inminentes compromisos frente a Laos (día 3) y el Líbano (día 8), valederos ambos para la clasificación del Mundial 2018, sin duda, el otro gran reto en el horizonte profesional de este ambicioso ariete cuyas maneras (salvando las distancias, claro) sobre el verde se aproximan más a las de Benzema que a las de Fernando Llorente.

Suk Hyun-jun Cristiano Ronaldo Iker Casillas
El redactor recomienda