un histórico en horas bajas

El Ajax hace agua con el 'método Cruyff'

"El Ajax se ha convertido en una mafia", advertía hace algún tiempo Uri Coronel, ex presidente del club de Amsterdam y uno de los más acérrimos opositores de Johan Cruyff

Foto: Johan Cruyff junto a Van der Sar, Overmars, Wim Jonk, Bruin Slot y Aron Winter
Johan Cruyff junto a Van der Sar, Overmars, Wim Jonk, Bruin Slot y Aron Winter

El FK Jablonec, un modesto club checo, puede socavar definitivamente los cimientos de un Ajax cuyo prestigio internacional quedó en entredicho hace un par de semanas con su prematura eliminación de la Liga de Campeones a manos del Rapid de Viena. Si el patinazo frente a los austriacos (perdiendo en casa 2-3 en la vuelta) fue ya de aúpa, pegársela frente al equipo 174 en el ránking de la UEFA camino de la Europa League dejaría a la histórica escuadra del guerrero aqueo sin oler competiciones continentales por vez primera desde... ¡1965! Un golpe de incalculables consecuencias en la Santa Bárbara de la institución que encabezó la mayor revolución del balompié moderno a fines de los años sesenta con su 'Totaal Voetbal' (Fútbol Total) y patentó una metodología de formación de talentos que ha sido durante décadas inevitable referencia en el planeta de la redonda. 

Precisamente, el director de aquella inolvidable orquesta ajacied que conquistó tres Copas de Europa de forma consecutiva en los albores de los 70 se halla ahora en el ojo del huracán a causa de las dudas razonables, y no pocas críticas, suscitadas por la línea de trabajo que implementó cuatro años atrás en el Ajax tratando de dar una vuelta de tuerca radical a la filosofía del club amsterdanés. Johan Cruyff retornó a su casa en 2011 como consejero del entonces nuevo presidente, Hennie Henrichs, tras una dura disputa con los acólitos de Louis van Gaal por liderar los designios del 33 veces campeón de Holanda. Bajo su manto, fue aterrizando una larga lista de ex estrellas afines (Frank de Boer, Marc Overmars, Dennis Bergkamp, Edwin Van der Sar, Aaron Winter, Bryan Roy, Orlando Trustfull, Ronald de Boer, Wim Jonk, Dean Gorré o Michel Kreek) cuyo cometido debía garantizar el buen desarrollo de lo que se ha venido a llamar el 'Plan Cruyff': un ambicioso y vanguardista programa técnico con el que llevar a cabo una reforma vertical en la manera de trabajar desde la cantera al primer equipo. 

En la imagen, Johan Cruyff junto a Ronald Koeman (EFE)
En la imagen, Johan Cruyff junto a Ronald Koeman (EFE)

La 'revolución de terciopelo'

Cruyff colocó al frente del proyecto a Jonk y a Rubén Jongkind. Este último, a la sazón preparador físico del club, fue la persona elegida por el ex 14 ajacied para dar forma en la práctica a las ideas de un Johan convencido de que la escasez de jugadores talentosos salidos en los últimos tiempos desde 'De Toekomst' (El Futuro), el afamado centro de formación del Ajax, se debía a que los métodos de trabajo habían quedado obsoletos y precisaban urgentemente de una revisión que los adaptase a los tiempos modernos. La llamada 'revolución de terciopelo', que contó desde el principio con el apoyo tácito de mitos como Marco van Basten, Frank Rijkaard, Piet Keizer, Peter Boeve o Dick Schoenaker, proclamaba una mayor atención en el trabajo individual, en detrimento de la labor de equipo, y la promoción de los chavales más dotados a equipos de categoría superior para estimular su crecimiento. El magnético ascendente del ex jugador y técnico del Barça consiguió que el club aumentara el presupuesto para el fútbol formativo y ampliara notoriamente su nómina de entrenadores, que previo a su incorporación debían someterse a un curso intensivo de preparación en el 'Instituto Cruyff'. Overmars fue nombrado director técnico y, junto a Frank de Boer y Bergkamp, tenía la obligación de dar continuidad al proyecto en el último estadio de la cadena formativa como máximos responsables del primer equipo. 

Los cuatro títulos ligueros obtenidos de manera consecutiva entre 2010 y 2014 parecían indicar que el 'Plan Cruyff' iba viento en popa, pero nada más lejos de la realidad. La caja de los truenos empezó a abrirse durante el pasado ejercicio, en el que el Ajax dejó escapar la supremacía del balompié tulipán frente a un PSV que le pasó literalmente por encima. ¿La causa? Al equipo, según los detractores del programa, le faltan jugadores con experiencia y le sobran canteranos, cuya promoción 'a granel' ha reducido la media de edad hasta los 21'3 años. Lo cierto es que la escuadra amsterdanesa no ha estado últimamente demasiado sembrada a la hora de contratar foráneos (el último de categoría fue Luis Suárez) o nacionales de calidad (casos como los de Viergever, Duarte, Van der Hoorn o Hoesen resultaron desastrosos) y eso ha provocado una radicalización en las altas esferas (que Cruyff maneja a su antojo) a la hora de invertir en refuerzos que no procedan de las categorías inferiores. Mejor gastarse los euros en casa que no tirarlos afuera. Eso sí, lo que no ha cambiado en la entidad neerlandesa es su política de club vendedor: Ricardo Kishna, uno de sus más prometedores talentos ya consolidado en la Eredivisie, acaba de ser traspasado a la Lazio por cuatro millones de euros; el meta titular, Jasper Cillessen, se irá al Manchester United toda vez que los 'Red Devils' traspasen a De Gea al Real Madrid, mientras que Anwar El Ghazi, otro extremo con mucha clase y actual Pichichi de la Liga holandesa, podría emigrar antes de que se cierre el mercado veraniego.

Johan Cruyff recurrió hace tiempo en los tribunales los nombramientos de varios altos cargos del Ajax (EFE)
Johan Cruyff recurrió hace tiempo en los tribunales los nombramientos de varios altos cargos del Ajax (EFE)

"Falta de visión"

La sonrojante debacle en el Amsterdam ArenA ante el Rapid en la vuelta de la tercera ronda previa de la Champions evidenció esa carestía de horas de vuelo en el once de un Frank de Boer cada día más desencantado con el proyecto y muy especialmente con el modo de manejarlo (desde Barcelona, que es donde reside buena parte del año) de su mentor. "El Ajax se ha convertido en una mafia", advertía hace algún tiempo Uri Coronel, ex presidente del club y uno de los más acérrimos opositores de Johan. Precisamente, la eliminación a manos del campeón austriaco y el adiós a la importante inyección económica que supondría para las arcas del Ajax el colarse en la fase de grupos del máximo torneo continental fue la espoleta retardada que acabó por estallar y ha puesto en jaque toda la estructura tejida por Cruyff, Jonk y Jongkind.

Las discrepancias de Trustfull, Ronald de Boer, Gorré y Michel Kreek con algunos aspectos del trabajo de cantera les han obligado a abandonar recientemente sus puestos técnicos en el fútbol base. De los cuatro, sólo el primero permanece en el club como nuevo ayudante de Frank de Boer, a petición de éste último (su hermano Ronald comenzó a trabajar como analista en un canal de televisión local). Por su parte, Overmars y Bergkamp han sido acusados de "falta de visión" y de no aplicar convenientemente ciertos aspectos del programa en la primera plantilla, lo que impide (entienden los defensores del eterno 14) llevar a buen puerto los planes diseñados por la triada al mando de la nave ajacied. Ni que decir tiene que su posición frente a Cruyff ha quedado seriamente dañada y, en estos momentos, su relación con Jonk y Jongkind está rota. De hecho, el Consejo de Vigilancia del club acaba de nombrar a Tschen La Ling, otra leyenda e íntimo amigo de Johan, nuevo asesor de la dirección técnica. Un movimiento que tiene como objetivo relegar a un segundo plano al que fuera extremo zurdo de Barça y Arsenal. 

Para colmo, y en medio de este clima bélico desatado en el hogar del club más laureado de Holanda, el diario Het Parool publicó en sus páginas un duro informe con diversos testimonios en el que acusaba a Cruyff de tráfico de influencias aprovechando su posición privilegiada dentro de la entidad. Según el citado rotativo, el patrimonio de las empresas de Johan habría aumentado en más de cuatro millones de euros entre 2011 y 2013 gracias a su estrecha vinculación con el Ajax. Los cursos para entrenadores impartidos por su Instituto o la millonaria venta en 2012 del Plan de Formación de jóvenes del Ajax al propietario de las Chivas de Guadalajara, Jorge Vergara, figuran entre los dudosos negocios realizados por el ex técnico culé al amparo del escudo del mítico peltaste heleno.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios