'SuperMario' y Alemania amenazan con desatar una 'tormenta perfecta'
  1. Deportes
  2. Fútbol
eslovaquia se presenta como clara víctima

'SuperMario' y Alemania amenazan con desatar una 'tormenta perfecta'

Alemania ha aprovechado la fase inicial para desentumecer músculos, hacer probaturas e ir calentando motores para lo que se avecina. Eslovaquia se presenta como clara víctima

Foto: Mario Gómez ha ganado puntos para hacerse con la titularidad (Reuters)
Mario Gómez ha ganado puntos para hacerse con la titularidad (Reuters)

Sin prisa, pero sin pausa. Consciente de que en una competición tan exigente y larga en el tiempo como es la Eurocopa lo importante es llegar al final del camino con la maquinaria al máximo de revoluciones, Alemania ha aprovechado la fase inicial del torneo para desentumecer músculos, hacer probaturas (jugar con o sin ‘9’) e ir calentando motores para lo que se avecina. Los pupilos de Löw han ido trazando su camino hasta el momento sin levantar demasiada polvareda, incluso cediendo un empate ante la correosa Polonia que bien pudo haber acabado en derrota de haber estado medianamente acertado de cara al gol Arek Milik.

La pírrica victoria sobre Irlanda del Norte puede llevar a engaños. Pero detrás de ese pobre resultado ante un rival menor, que les permitió cumplir el objetivo de acabar al frente del grupo, se escondió una mejoría ostensible del equipo en todas sus líneas, evidenciando que el 'timing' de crecimiento del grupo diseñado por su seleccionador se está cumpliendo a rajatabla. Por algo son alemanes. Pocos goles hasta ahora, cierto (apenas tres en tres partidos, por ninguno encajado, ojo), pero los números no engañan y dicen que la 'Mannschaft' está con las pilas cargadas para afrontar el primer ‘match ball’ frente a Eslovaquia, un rival del perfil de Polonia. Cierto es que no dispone de un Lewandowski arriba que sea capaz de sacar petróleo de una roca yerma, pero Löw no olvida que hace un mes les sorprendieron en Augsburgo (1-3), en uno de esos amistosos de preparación.

La confianza dentro del vestuario germano es máxima. El aluvión de remates que efectuaron sobre la portería norirlandesa (26 en total, nueve de ellos entre los tres palos y otros cuatro a la madera), su abrumadora cantidad de pases (704), el amplio control que tuvieron del juego (71% de posesión) y la efectividad en sus entregas (92%) dejaron boquiabierta hasta a la animada afición verde, que llegó a cantar en las gradas del Parque de los Príncipes “es como ver jugar a Brasil”, en señal de admiración hacia los teutones. Pero también lanzaron un mensaje claro y conciso para navegantes: el gol se va a caer de maduro justo cuando realmente más falta les hará.

Goles para octavos

El primero que lo piensa y además lo manifiesta en voz alta es Mario Gómez. El ‘Tor-ero’ alemán, a la sazón único ‘9’ puro en la convocatoria de Löw, convenció a su técnico de que los campeones del mundo funcionan mejor con un punto de referencia claro en vanguardia, un hombre-boya con suficiente calidad e inteligencia táctica para asociarse con los enganches en sus rápidas llegadas desde segunda línea, pero que esté donde tiene que estar cuando los laterales, sobre todo el izquierdo, Hector, se planta en la línea de fondo para tirar un centro a la cocina del área.

“Cuando marqué, no pensaba que sería el único gol del partido, la verdad. Contra Irlanda creamos siete u ocho ocasiones bastante claras. Es cierto que no las pudimos aprovechar, pero no pasa nada. Con uno nos bastaba para cumplir el objetivo, que era acabar primeros. El resto de goles nos los guardamos para los octavos de final”. Así de claro y directo se mostró el centro delantero del Besiktas cuando fue interpelado sobre si temía que se les presentara el mismo problema ante el combinado del este.

Evidentemente, Eslovaquia es un rival de mayor empaque que los voluntariosos pero abruptos norirlandeses, aunque por el lado contrario carecen de un McGovern salvador bajo los palos. Sea como fuere, contar en su once con gente como Hamsik, Duda, Kucka o Weiss no es como para pensar que controlar el juego y tener el esférico a buen recaudo va a ser una tarea tan sencilla como contra los británicos. Ya les quedó palpable el pasado mes de mayo cuando les batieron en buena lid a domicilio. Pero si la sociedad Özil-Müller-Gómez está tan sembrada en el tiqui taca cerquita del área enemiga como en el anterior choque, será difícil que no cumplan la promesa hecha por el ‘pánzer’ de sangre granadina.

Alineaciones probables:

Alemania: Neuer; Kimmich, Hummels, Boateng o Mustafi, Héctor; Kroos, Khedira; Müller, Özil, Götze; y Mario Gómez

Eslovaquia: Kozákic; Pekarik, Skrtel, Durica, Hubocan; Mak, Kucka, Pecovsky, Hamsik, Weiss; y Duda.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia).

Estadio: Stade Pierre-Mauroy (Lille).

Hora: 18:00.

Selección de fútbol de Alemania Joachim Löw Eslovaquia
El redactor recomienda