El nuevo talento español en los banquillos

La revolución de Andoni Iraola en el Mirandés: empatía, sencillez y alegría

El artífice del éxito del Mirandés en la Copa del Rey es el entrenador más joven de la Segunda División. Andoni Iraola tiene algo especial en su preparación y gestión de los grupos

Foto: Andoni Iraola, con gesto sonriente, en el banquillo durante un partido. (Efe)
Andoni Iraola, con gesto sonriente, en el banquillo durante un partido. (Efe)

Tiene al fútbol español pendiente de si será capaz de conseguir la gesta de plantarse en la final de la Copa del Rey después de tres hazañas: las eliminaciones de Celta, Sevilla y Villarreal. Andoni Iraola es el entrenador de moda en España. Su Mirandés tiene un cara a cara exigente en las semifinales: contra la Real Sociedad. Primero en Anoeta y la vuelta en el infierno de Anduva. Un reto mayúsculo para el ‘matagigantes’ de una competición que es un éxito rotundo. Un acierto del presidente de la Federación, Luis Rubiales, el cambio de un formato que se juega a un partido hasta semifinales y sube la emoción entre los aficionados y el riesgo de eliminación de los equipos más grandes. Ni Celta, Sevilla y Villarreal jugaron con relajación en Anduva. Simplemente fueron arrollados por el entusiasmo y la excitación con la que juega el equipo de Iraola. La Real Sociedad asaltó el Bernabéu y el Athletic de Bilbao noqueó al Barcelona. Esta Copa tiene otra vida y diferentes protagonistas.

La clasificación del Mirandés (por segunda vez en su historia) para las semifinales de la Copa tiene el sello de Andoni Iraola Sagrada (37 años). La inexperiencia y la juventud (es el técnico más joven de la Segunda división) no son en su caso un factor perjudicial. Los que le conocen destacan a un profesional que tiene una virtud de incalculable valor para gestionar grupos y sacar un rendimiento individual y colectivo en situaciones de presión. La empatía es una de las claves del entrenador de moda. Su facilidad para lograr la conexión y el compromiso con los jugadores son, en gran parte, el resultado del éxito del Mirandés.

Hace tres años, cuando decidió colgar las botas de futbolista en el Athletic de Bilbao, escribió Joaquín Caparrós un artículo sobre Iraola. El entrenador utrerano le conoció en su etapa en el banquillo del Athletic y quedó impresionado por la personalidad de un futbolista diferente. Iraola tenía inquietudes más allá del balón, preguntaba, estudiaba los rivales, analizaba los detalles con minuciosidad, llegaba preparado a los partidos… “Sus comentarios tienen un altísimo grado de credibilidad. Recuerdo cuando nos daban las alineaciones del equipo contrario en cada partido y Andoni siempre era el primero en preguntar. Es una persona que me ha marcado. Tiene un liderazgo natural y fue un lujazo entrenarle”, es la definición de Caparrós.

Un técnico que logra persuadir

En Miranda de Ebro destacan la sencillez con la que se comporta el artífice del éxito. Iraola tiene revolucionado a una ciudad y un club que se hace ilusiones con llegar más alto. Se mantiene en un segundo plano, callado, en modo observador y alejado de los elogios. Sin caer en la tentación con la insistente pregunta sobre su futuro como entrenador del Athletic de Bilbao. Le ven como el futuro inquilino del banquillo en San Mamés. No en vano es una leyenda. Hablamos del cuarto futbolista que más partidos ha jugado con el Athletic. Un total de 510 encuentros. Tiene por delante a leyendas como Iribar (614), Txexu Rojo (541) y Joseba Etxeberría (514). Está doblemente feliz por lo bien que le están saliendo las cosas con el Mirandés y su Athletic que deja KO al Barcelona de Quique Setién.

Iraola da instrucciones desde su zona técnica durante el Mirandés- Villarreal de Copa. (EFE)
Iraola da instrucciones desde su zona técnica durante el Mirandés- Villarreal de Copa. (EFE)

Andoni Iraola pertenece a la escuela de jóvenes entrenadores modernos que basan su método en la pizarra y la táctica. Acostumbrado a las herramientas que destripan el fútbol y un mensaje que logra persuadir. En este grupo se incluye al entrenador del Mónaco, Robert Moreno. Iarola es un tipo con un carácter alegre y tremendamente discreto que consigue convencer con un discurso analítico y táctico concreto y directo. En su formación como entrenador tiene dos referentes: Ernesto Valverde y Joaquín Caparrós. Con los dos pudo aprender a fondo los diferentes registros del fútbol y la táctica y las herramientas para hacer equipos competitivos. Llegó al banquillo del Mirandés (en julio de este año), recién ascendido a la Segunda división, después de ser despedido por el club chipriota del AEK Larnaca. Fue su primera experiencia como técnico en un país fuera de España. En Chipre logró la Supercopa del país y clasificó al equipo para la fase de la Europa League. Antes, cuando colgó las botas, quiso empaparse de otra cultura y otra estructura de club de fútbol.

Tras 16 años en el Athletic de Bilbao (12 de ellos en el primer equipo) se marchó a Nueva York para jugar junto a David Villa, Frank Lampard y Andrea Pirlo. Necesitaba otra experiencia. Una aventura que le ayudara a coger perspectiva. No tenía prisa por regresar al futbol. Necesitaba seguir con su formación, pero pronto apareció el gusanillo y esa vocación de entrenador que se le intuía en su etapa de jugador para coger el juvenil del Antiguoko (equipo en el que empezó de niño), viajar a Chipre y asumir el reto del Mirandés. Es el nombre de Andoni Iraola el que tienen apuntado, con el éxito en la Copa del Rey y su manejo de los grupos y el vestuario, varios secretarios técnicos que le siguen la pista a un personaje diferente.

Copa del Rey

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios