50.959 espectadores, la segunda peor entrada

El Barça roza su quinta final de Copa seguida, pero a la grada culé le da igual

Hacía frío, era un día lluvioso y el partido se televisaba en directo, pero toda una semifinal de Copa merecía más entusiasmo por parte de la afición, que sí se animó ante el Espanyol

Foto: Suárez sigue en plena racha. (Reuters)
Suárez sigue en plena racha. (Reuters)

El FC Barcelona ha dado un pasito para plantarse en su quinta final de Copa del Rey de forma consecutiva tras vencer al Valencia por la mínima en un partido que se coció a fuego lento, con una primera parte aburrida y una segunda en la que Luis Suárez volvió a demostrar estar finísimo de cara a puerta, aunque el Valencia, que llegaba con bajas significativas, ha logrado salir vivo y todo se decidirá en la vuelta.

Eso sí, si los dirigentes del Barça admitían estar inquietos hace un mes por la mala asistencia al Camp Nou, la peor de la década, ahora tienen motivos para estar ya directamente preocupados. En una semifinal, frente a un rival de categoría como el Valencia, con toda la artillería sobre el terreno de juego Messi incluido, el estadio estaba medio vacío. Sólo 50.959 espectadores, la segunda peor entrada de la temporada después de la del Sporting de Lisboa con 48.336.

Sí. Hacía frío, era un día lluvioso y el partido se televisaba en directo, pero toda una semifinal de Copa merecía más entusiasmo por parte de la afición, que sí se animó en la última eliminatoria ante el Espanyol (80.000), pero ha fallado en esta ocasión como viene siendo lo habitual en lo que va de temporada. El encuentro era de abono, hay menos socios que liberan sus asientos y menos extranjeros que las compran: un cóctel que genera un aspecto absolutamente desangelado para lo que estaba en juego. En el club están haciendo cábalas e ideando medidas para que el público vuelva al Camp Nou, pero básicamente confían en que la recuperación del turismo, la vuelta de la Champions con una eliminatoria muy atractiva ante el Chelsea y una segunda vuelta donde equipos como el Real Madrid y el Atlético tienen que pasar por su feudo, atraerán de nuevo a la afición. Mientras, los de Valverde siguen a lo suyo, que es no fallar.

La grada, tras Coutinho, presentaba muchos asientos vacíos. (Reuters)
La grada, tras Coutinho, presentaba muchos asientos vacíos. (Reuters)

Luis Suárez está en racha

El Barça no escatimó esfuerzos para poder viajar tranquilos a Valencia. El Txingurri no reservó a ninguna estrella y la única sorpresa en el once fue la de Aleix Vidal mientras que Coutinho esperaba su oportunidad en el banquillo. En la primera mitad el dominio culé fue absoluto, pero sin tirar a puerta. Tan solo un centro de Iniesta que se se paseó por la portería de Jaume sin que nadie lo rematara y un disparo de falta de Messi sin consecuencias. En la segunda los de Marcelino salieron más valientes, Busquets (que ha tenido problemas estomacales en los últimos días) no controlaba el encuentro y parecía que el equipo se rompía, impreciso, cuando Messi volvió a hacer de Messi y se inventó un pase desde el pico del área en globo que Suárez cabeceó sin piedad.

El uruguayo, que ya venía de marcar en los últimos ocho partidos consecutivos en Liga, sigue en plena racha y ya suma 19 goles esta campaña. Además de la puntería es un incordio y se las tuvo sobre todo con Paulista y Vezo, pero delante de la meta no falla y su gol puede valer su peso en oro. “Es difícil y más cuando los visitantes se encierran atrás. Sacamos un poco de ventaja, pero quedan aún 90 minutos. Está totalmente abierta la eliminatoria”, reconocía el charrúa después.

Fue marcar Suárez y Valverde decidió dar descanso a Rakitic y a Iniesta, con lo que Coutinho -que había entrado en el 58’ por Vidal- pudo colocarse por la banda izquierda. Vamos, que el Txingurri fue a por todas con Messi, Suárez, Alcácer y Coutinho sobre el terreno de juego, pero el marcador ya no se movió y hubo un par de aproximaciones peligrosas del conjunto ché en los últimos minutos.

El Valencia, que llegaba con las bajas de Murillo, Garay, Guedes y Kondogbia, apretará en su estadio y no es difícil adivinar que su afición se lo tomará mucho más en serio que la del Barça.

Copa del Rey

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios