Es noticia
Menú
Florentino escenifica buen rollo con Nasser Al-Khelaifi, tocado por la petición de prisión
  1. Deportes
  2. Fútbol
comida de dirigentes en madrid

Florentino escenifica buen rollo con Nasser Al-Khelaifi, tocado por la petición de prisión

Florentino Pérez hizo de anfitrión con un semblante más relajado que en París con el presidente del PSG. La Fiscalía suiza acaba de solicitar 28 meses de carcél para Al-Khelaifi

Foto: Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (EFE/Yoan Valat)
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (EFE/Yoan Valat)

La segunda parte del encuentro protocolario entre Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaifi fue diferente al de hace tres semanas. Al presidente del Real Madrid le tocaba hacer de anfitrión y citó al presidente del Paris Saint-Germain a las dos de la tarde en el restaurante Zalacaín. Florentino llegó con una antelación de quince minutos y Al-Khelaifi fue puntual. Duró más tiempo que la que se celebró en el lujoso restaurante parisino del Pabellón Ledoyen en los Campos Elíseos, en la que Florentino llegó con retraso, se desarrolló con un ambiente de tensión, no hubo sobremesa y duró apenas 50 minutos. Tras salir de Zalacaín, Florentino despidió a Leonardo (director deportivo del PSG) con un breve abrazo en presencia de la multitud de periodistas.

La comida en Madrid es una tregua. Fue el día después del 75 cumpleaños de Florentino Pérez y de que la justicia suiza comunicara a Nasser Al-Khelaifi la petición de la Fiscalía de 28 meses de cárcel. El presidente del PSG tenía peor ánimo que Florentino. La Fiscalía pide 'pena preventiva de libertad' para Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG y de BeIN Sports, por su presunta implicación en el escándalo del FIFA Gate. Al-Khelaifi está inmerso en un complejo proceso judicial y se le investiga por sobornos relacionados con contratos de derechos de televisión con la complicidad de Jerome Valcke, el exsecretario general de la FIFA.

Foto: Mbappé celebra el gol marcado al Real Madrid en París. (EFE/Ian Langsdon)

En 2020 fue absuelto, pero un recurso de Apelación pidió revisar el caso y se le acusa de presuntos delitos de soborno, fraude y lavado de dinero. De esta manera viajó Al-Khelaifi a Madrid. Preocupado por reabrirse el caso. Llegó el lunes a Madrid, estuvo por la tarde en el entrenamiento del equipo en el Bernabéu, junto al director deportivo Leonardo y el entrenador Mauricio Pochettino. Los ojos se le iban, como sucedió en el césped con Mbappé, a la parte superior del estadio que está con grúas por las obras y la nueva estructura para el techo retráctil.

Enfrentados por la Superliga y Mbappé

La comida de este martes ha sido diferente a la de París. Duró una hora y media y hubo intercambio de obsequios (Florentino entregó una camiseta del Real Madrid y Al-Khelaifi una miniatura de la Torre Eiffel). Florentino estaba más relajado que Nasser Al-Khelaifi. Las relaciones siguen en un mal momento. Son dos clubes distanciados en su postura por la Superliga y enfrentados por Mbappé.

En el Real Madrid evitan hablar de estos asuntos en presencia del dirigente y la expedición del Paris Saint-Germain. Más si cabe tras las palabras que realizó Nasser Al-Khelaifi tras la comida en París en Canal+ Francia: "No lo voy a ocultar. Casi no tenemos relación. No voy a dar marcha atrás en lo que pasó. Creo en el fútbol accesible para los clubes pequeños. Ellos no piensan lo mismo", es el ataque del dirigente parisino al Real Madrid.

Foto: Sergio Ramos, con gesto serio, antes de un partido de PSG. (REUTERS/ Sarah Meyssonnier)

Es imposible una reconciliación entre dos instituciones enfrentadas con el caso de la Superliga, que se tiene que dirimir en lo que dicte el Tribunal de la Unión Europea y fallar si la UEFA tiene un papel de monopolio, como defiende Florentino Pérez.

No hay nada que hablar con el asunto de Mbappé. El Madrid se remite a una oferta de 200 millones de euros que fue rechazada el pasado verano y está a la espera de que el jugador francés mantenga su palabra y fiche por el club blanco. Las presiones desde Qatar para que renueve, con una oferta escandalosamente millonaria (50 millones de euros netos por cada una de las dos siguientes temporadas y un a prima de fidelidad de 100 millones de euros limpios) es la forma de presionar al francés para que rechace al Real Madrid.

La segunda parte del encuentro protocolario entre Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaifi fue diferente al de hace tres semanas. Al presidente del Real Madrid le tocaba hacer de anfitrión y citó al presidente del Paris Saint-Germain a las dos de la tarde en el restaurante Zalacaín. Florentino llegó con una antelación de quince minutos y Al-Khelaifi fue puntual. Duró más tiempo que la que se celebró en el lujoso restaurante parisino del Pabellón Ledoyen en los Campos Elíseos, en la que Florentino llegó con retraso, se desarrolló con un ambiente de tensión, no hubo sobremesa y duró apenas 50 minutos. Tras salir de Zalacaín, Florentino despidió a Leonardo (director deportivo del PSG) con un breve abrazo en presencia de la multitud de periodistas.

Florentino Pérez Kylian Mbappé
El redactor recomienda