EL GOLEADOR BRITÁNICO ES LA GRAN AMENAZA

El Atlético y cómo frenar a Vardy, el líder del Leicester que apuñaló a Claudio Ranieri

El Leicester ha mutado a mejor desde que Ranieri fue fulminado. Un episodio con protagonistas como Vardy, líder del equipo que fue determinante en el cese. Es el hombre a vigilar por el Atlético

Foto: En la imagen, Claudio Ranieri y Jamie Vardy. (Reuters)
En la imagen, Claudio Ranieri y Jamie Vardy. (Reuters)

Las sonrisas se extendieron por todos los rincones del club rojiblanco nada más confirmarse el emparejamiento. El Leicester City era el fruto apetecido por todos y el afortunado fue el Atlético de Madrid. Nadie duda de que el vigente campeón de la Premier League, venido a menos durante esta campaña, era el enemigo más débil que guardaba el bombo. Esta vez nadie habló de bolas calientes. El equipo del Cholo Simeone se encuentra en un buen escenario para colarse de nuevo en unas semifinales de la Champions League, como también se tiene claro que el adversario se ha rearmado en los últimos tiempos, liderado por un resucitado Jamie Vardy, elemento crucial para entender el doloroso apuñalamiento de Claudio Ranieri.

"No le he visto jugar mucho, pero me recuerda mucho a Diego Costa, ya que lucha por cada balón. Debemos estar muy concentrados, es un delantero muy peligroso". Las palabras son de Filipe Luis y reflejan que frenar al delantero internacional con Inglaterra es asunto de capital importancia. Mucho más cuando el revoltoso goleador se ha activado de nuevo, justo desde que Ranieri dejó de ser el que daba las órdenes. Vardy se desmarcó del áspero despido del entrenador italiano; le dedicó palabras de cariño, más tarde mostró su tristeza al desvelar que había sido amenazado al ser acusado de traicionar a Claudio. Por mucho que se ponga de perfil, la realidad es que Jamie fue uno de los cabecillas de la revolución que enterró al técnico romano.

El amor se fue apagando. El hechizo de Claudio Ranieri, paladín que gestó la heroicidad del Leicester al ganar la Premier League la pasada temporada, fue perdiendo vitalidad poco a poco, a medida que a su alrededor comenzaban a alzarse voces críticas. Empezando por Jamie Vardy, que junto a un reducido grupo de compañeros fue serrando el suelo que pisaba el entrenador. El técnico diseñó un plan perfecto para que un modesto equipo rindiera por encima de sus posibilidades de principio a fin, implantando una serie de normas que fueron aceptados antes, repudiadas después. El goleador del Leicester torció el gesto poco a poco, cansado de la metodología italiana, extendiendo en el vestuario murmullos de desaprobación en busca de aliados. Y los encontró.

Jamie Vardy es felicitado por varios compañeros tras marcar un gol. (Reuters)
Jamie Vardy es felicitado por varios compañeros tras marcar un gol. (Reuters)

"A mis espaldas..."

La afición del Leicester City no tuvo dudas de ningún tipo a la hora de señalar a los culpables cuando la dirigencia anunció el despido de Ranieri. Apuntó mayoritariamente al vestuario y a varios jugadores en concreto, caso de Jamie Vardy. La masa social dio la cara por el entrenador italiano, toda una leyenda en cualquier rincón de la ciudad. El atacante desveló que recibió amenazantes y desagradables mensajes, culpándole directamente de ser el cabecilla de la revuelta. La realidad es que desde que Claudio desapareció de la vida diaria de los 'foxes', los resultados han sido notables. El equipo empezó a ganar sin parar, racha rota el pasado fin de semana ante el Everton. Y el revoltoso artillero ha cambiado de dinámica, recuperando el fino olfato que antes estuvo aletargado.

[Más noticias del Atlético de Madrid]

La víctima ha permanecido en silencio durante largo tiempo, tratando de asimilar el golpe recibido con su polémica destitución. Siempre fue un tipo respetuoso y en esta oportunidad no ha cambiado el guion habitual. Bueno, a medias... No ha querido hablar hasta ahora, cosa que sí hizo este pasado lunes en 'Sky Sports'. No cree, aseguró, que sus jugadores "me mataran, es algo que no puedo creer. Un problema pudo ser que los futbolistas ganaban menos antes y tras el ganar el título, el doble o el triple". Sí dejó una frase con cierta carga de profundidad, al manifestar que es muy factible que alguna persona del club, "a mis espaldas", subrayó, hiciera algo que le acabó perjudicando. Tal vez se refiera a Craig Shakespeare, su asistente y ahora al frente del equipo. Un tipo que tampoco es que remara en la misma dirección y no fue precisamente una ayuda para Ranieri en los malos momentos.

Hundido en la tabla de la Premier League con Ranieri, sin él encadenó el Leicester una serie de triunfos que le han alejado del pozo. Ello le permitirá afrontar con más serenidad esta eliminatoria con el Atlético de Madrid. Reservó elementos importantes Shakespeare la pasada jornada pensando en la cita del Vicente Calderón. Empezando por Mahrez, el hombre más desequilibrante del equipo británico y otro de los elementos a vigilar por parte de la escuadra rojiblanca. Con Gameiro arrastrando problemas físicos, nada hace prever que Simeone introduzca cambios en el once en relación al pasado derbi, cita en la que arañó un punto a última hora gracias a un gol de Griezmann.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Carrasco, Gabi, Saúl, Koke; Griezmann y Fernando Torres.

Leicester City: Schmeichel; Simpson, Benalouane, Huth, Fuchs; Mahrez, Ndidi, Drinkwater, Albrighton; Okazaki y Vardy.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 20.45.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios