RODRIGO, PAREJO Y FEGHOULI, GOLEADORES

El Valencia (con nuevo toque a Nuno y algún fantasma) roza la Champions League

El Valencia se acerca a la fase de grupos de la Champions League tras imponerse al Mónaco por 3-1. Mestalla dedicó algún silbido a su técnico y en el gol encajado el personal se acordó de Otamendi

Foto: El Valencia (con nuevo toque a Nuno y algún fantasma) roza la Champions League

Toco sufrir. Por momentos mucho, pero mereció la pena padecer tantos minutos de incertidumbre. El Valencia metió la directa para disputar la fase de grupos de la Champions League. No remató al Mónaco, pero casi. Un 3-1 parece resultado más que poderoso como para soñar. El equipo del Principado puso de los nervios por momentos al personal de Mestalla, pero el Valencia golpeó en instantes decisivos a un rival que llegó a silenciar el estadio valencianista. Un estadio que volvió a lanzar algún aviso a su entrenador, al mismo tiempo que el fantasma de Otamendi se manifestó en algún momento.

Mestalla acabó siendo pura felicidad. Sin que su equipo hiciera un gran partido, sí estuvo a la altura que requería la ocasión. Por momentos dudó, pero cuando tocó golpear lo hizo a tiempo. No podía fallar el Valencia en un momento largamente esperado por su afición. Una masa social que volvió a enviar un mensaje -en forma de silbidos- a su entrenador, cuando éste tomó alguna decisión. Sigue bajo sospecha tras la guerra civil que dio con los huesos de Amadeo Salvo y Rufete lejos del club. Nuno sabe que es observado con lupa en Mestalla, o al menos por una parte de la hinchada.

El eje defensivo formado por Mustafi y Vezo estaba en el punto de mira después del socavón dejado por Otamendi, fugado a Manchester hace días. La pareja no desentonó, aunque el gol del Mónaco llegó tras un error del zaguero portugués. Fue en ese momento cuando Mestalla -suponía el empate- recordó a Nicolás, jugador fundamental la pasada temporada, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Por fortuna sólo fue un momento puntual.

Con la sangre ardiendo tras llegar rodeados a Mestalla de miles enfervorizados aficionados, los soldados de Nuno Espíritu Santo aterrizaron en el césped inyectados de fuerza extra. Con la excitación propia de afrontar una cita tan importante, los jugadores del Valencia aparecieron en escena con los dientes bien apretados y a la primera que tuvieron, acertaron. Falló la zaga del Mónaco y Rodrigo marcaba a placer. Era el minuto 3 y Valencia ardía en llamas.

Mestalla acabó siendo una fiesta (Reuters)
Mestalla acabó siendo una fiesta (Reuters)

Ryan y un poste

Con un enemigo algo despistado, el Valencia no metió una marcha más de verdad para tratar de empezar a rematar a su rival. Controló el primer tramo, pero le faltó dar otro paso al frente. Y poco a poco, en silencio, el equipo del Principado fue dando pasos adelante. No avasallaba, pero aprovechando que Dani Parejo no agarraba el partido, los de Jardim comenzaban a dominar la situación. Por eso, superada la primera media hora metió el miedo en el cuerpo a Mestalla; Toulalan y Bernardo Silva comenzaban a carburar y si no es por Ryan y un poste el marcador de Mestalla se hubiera movido tras un remate del segundo.

Murmullos de incertidumbre salían de las gradas de Mestalla, viendo cómo el Mónaco había acelerado, mientras que el Valencia se metía en su campo y se olvidaba del segundo gol. En la recta final del primer acto el equipo visitante continuó manejando el partido como quería, hasta enmudecer el estadio con un gol que no subió al marcador gracias a un asistente del árbitro, que marcó un fuera de juego de Martial. Los nervios se multiplicaban por cualquier rincón.

El personal estaba con la mosca detrás de la oreja y con razón. Nada más comenzar el segundo tiempo, un error de Vezo fue aprovechado por Pasalic para empatar. Se veía venir. Algunos silbidos salieron de la grada porque la igualada estaba cantada desde hacía tiempo a la vista del panorama. El Valencia llevaba mucho tiempo siendo superado y daba la impresión, como así fue, que el gol del Mónaco sólo era cuestión de tiempo.

Parejo celebra el segundo gol del Valencia (EFE)
Parejo celebra el segundo gol del Valencia (EFE)

Parejo al rescate

Cuando peor estaban las cosas, sacó las garras nuevamente el Valencia. Instantes después de que Mestalla silbara a su entrenador por dar entrada a Piatti por De Paul, cambio que se develó clave. Y es que el primero, a las primeras de cambio asistía a Parejo para que el madrileño pusiera por delante nuevamente al Valencia. Nuno decidió tocar más el equipo al quitar al goleador y apostar por Javi Fuego, decisión que también dio paso a música de viento… Una parte de Mestalla no le quita ojo.

Con un resultado nada claro para ninguno de los dos equipos, el juego se igualó en el segundo tiempo. El Valencia tuvo más acercamientos, igual que el Mónaco tuvo sus opciones, como cuando el colegiado no señaló un penalti en una jugada entre Gayà y Martial; pareció clara la falta sobre el delantero del equipo visitante, pero Mestalla respiró. Su equipo estaba mejor en este período. Iba cocinando poco a poco el partido y la eliminatoria.

Con el partido ya no tan descontrolado y mejor administrado con la entrada de Javi Fuego, Nuno apretó el acelerador al dar entrada a Negredo, un delantero con el que no cuenta, como así le informó al interesado, pero que por el momento continúa en el Valencia. Ryan volvió a entrar en acción para salvar a su equipo tras un remate de Pasalic, mientras en la otra portería la artillería de Nuno buscaba un gol necesario para jugar la vuelta con más tranquilidad. Y al final llegó el premio; Feghouli apareció en escena para colocar al Valencia a un paso del anhelado objetivo desde hace largo tiempo.

Ficha técnica:

3 - Valencia: Ryan, Barragán, Vezo, Mustafi, Gayà, Parejo, Enzo Pérez (Negredo, m.76), De Paul (Piatti, m.56), Feghouli, Alcácer (Javi Fuego, m.66) y Rodrigo.

1 - Mónaco: Subsic, Raggi, Carvalho, Wallace, Elderson, Pasalic (Bahlouli, m.76), Toulalan, Fabinho, Bernardo Silva (El Shaarawy, m.78), Martial e Iván Cavaleiro (Dirar, m.63).

Goles: 1-0, m.4: Rodrigo. 1-1, m.49: Pasalic. 2-1, m.59: Parejo. 3-1, m.86: Feghouli.

Árbitro: Mark Clattenburg (ENG). Amonestó a por el Valencia a Mustafi, Parejo y Feghouli y por el Mónaco a Bernardo Silva, Pasalic, Dirar y Raggi.

Incidencias: partido de ida de la eliminatoria previa a la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en Mestalla ante 45.000 espectadores.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios