Es noticia
Menú
Laporta: "El sistema se desbordó y fallaron todos los mecanismos de control"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Venta de entradas contra el Eintracht

Laporta: "El sistema se desbordó y fallaron todos los mecanismos de control"

El presidente culpa a los tour operadores, los socios y la junta anterior del escándalo de las entradas contra el Eintracht. "El club no es culpable, pero sí el máximo responsable"

Foto: Laporta da explicaciones sobre la 'invasión' del Eintracht de Frankfurt en el Camp Nou. (EFE/Alejandro García)
Laporta da explicaciones sobre la 'invasión' del Eintracht de Frankfurt en el Camp Nou. (EFE/Alejandro García)

El presidente del club blaugrana, Joan Laporta, compareció ante los medios de comunicación para explicar cómo pudieron entrar en el Estadi tantos aficionados alemanes y anunciar las medidas en la venda de localidades para partidos internacionales que se tomarán a partir de ahora. "fallaron todos los mecanismos de control de un sistema heredado por la junta anterior y se desbordó el sistema", respondió el directivo, que no dudó en catalogar esta Semana Santa "como la Pasión de Cristo". Además, recalcó que "el club no es culpable de lo que sucedió, pero sí que es el máximo responsable" a pesar de haber ingresado 3.600.000 millones de euros. Además, el mandatario apuntó que "el club no vendió entradas a los alemanes más allá de las 5.000 reglamentarias de la UEFA" y que la investigación realizada en el club "ha detectado que algunos socios abonados que dieron su entrada a aficionados rivales, lo cual es muy triste".

"Hemos analizado los datos de las entradas contra el Eintracht de Frankfurt. Pido disculpas a todos los socios que sufrieron una situación poco deseable. Los que se sintieron incomodados por una presencia masiva de alemanes en el estadio", empezó el mandatario culé. "Vendimos 34.435 entradas: 5.000 al Eintracht de Frankfurt, 1.500 en taquillas, 23.427 'online' y 3.670 a través de tour operadores. Vinieron 37.746 abonados. El club rechazó más de 27.000 de peticiones de compra desde Alemania. El sistema de venta de entradas funcionó hasta que se desbordó. El socio la podía comprar por 22 euros, con un 50% de descuento, y el residente, por 26 euros y un 40% de descuento. Detectamos una mala praxis en un tour operador y le rescindiremos el contrato", explicó el vicepresidente del área de márquetin, Juli Guiu.

Foto: Los aficionados alemanes llenaron el estadio culé. (Reuters/Albert Gea)

En este sentido, el presidente explicó el fallo de los mecanismos de control: "El sistema no admitía tarjetas de crédito alemanas ni compras desde IP alemanas. Pero el sistema se desbordó. El club no es culpable de lo que sucedió, pero sí el máximo responsable. El club no vendió entradas a los alemanes. Los agentes no oficiales y externos al club, como grupos organizados y expertos en la reventa de entradas, hizo que los mecanismos de control fueras ineficientes y ellos buscaron otros canales para comprar entradas".

Además de tirar balones fuera, Laporta echó la culpa a la junta anterior: "El sistema que hicimos servir es heredado de la junta anterior, hemos centrado nuestros esfuerzos en recuperar la parte económica y deportiva en todas sus modalidades. Sin embargo, esto que es más del área de informática, de seguridad y tiqueting, pensábamos que esos mecanismos de control podían funcionar. Se dieron las circunstancias idóneas para que los grupos de reventa consiguieran su objetivo. Alemanes con poder adquisitivo mayor, partido para sacar un resultado positivo para ello y Semana Santa".

placeholder Miles de alemanes tomaron el Camp Nou. (Reuters/Albert Gea)
Miles de alemanes tomaron el Camp Nou. (Reuters/Albert Gea)

"Es fácil decir que se veía venir. Seguro que lo podríamos haber hecho mejor, pero en las reuniones que teníamos con UEFA se nos dijo que, de todos los aficionados que vinieron, solo 5.000 tenían entrada. Se deberán depurar responsabilidades, evidentemente. Es innegable que muchos seguidores alemanes sin localidad la consiguieron el día del partido", añadió el presidente.

"Es triste, pero sucedió"

Asimismo, el presidente apuntó que "es triste. Pero hay socios abonados que dieron su entrada a aficionados del equipo rival. Esto sucedió y será objeto de análisis. Tenemos una estimación de la cantidad total", aunque no dio cifras. Acto seguido, el jefe de seguridad del Barça, Miquel Venteo, reconoció que "vimos en seguida que la situación no era la esperada. Las puertas estaban llenas de alemanes y no habíamos trabajado con estas previsiones de asistencia visitante. Entraron muy rápido para coger posiciones y luego llegó nuestra afición. El contraste es total porque los seguidores alemanes tienen la cultura de estar de pie todo el partido y bebiendo, mientras que el culé está sentado".

Foto: Los jugadores del Barça se lamentan tras caer eliminados. (Reuters/Albert Gea)

Sobre las medidas a tomar a partir de ahora, el presidente anunció que el club aplicará nuevos mecanismos de control. "En los partidos de alto riesgo, las entradas serán digitales y nominativa. Por eso el 'Seient Lliure" será solo para socios. "Tendremos que ser más estrictos, evidentemente. Hacemos esto como acto de transparencia propia de una gestión correcta. No queremos que esto vuelva a suceder. No somos culpables, pero sí máximos responsables. Y por eso crearemos un grupo de trabajo para tomar las decisiones adecuadas".

El presidente remarcó que "no queremos perseguir a nadie. Hay una gran decepción. Hubo mala praxis tanto de socios como de abonados. Es grave. No lo entendemos ni lo aceptamos. Ellos sabrán cómo y por qué lo hicieron. Tenemos conocimiento del número de socios que compró entradas para venderlas a alemanas: alrededor de 7.800" aunque explicó que no hay manera de saber el número exacto. Por último, Laporta aseguró que "tenemos un listado y, hasta donde permitan los Estatutos, actuaremos y estudiaremos las medidas a través de la comisión de disciplina y el departamento legal".

El presidente del club blaugrana, Joan Laporta, compareció ante los medios de comunicación para explicar cómo pudieron entrar en el Estadi tantos aficionados alemanes y anunciar las medidas en la venda de localidades para partidos internacionales que se tomarán a partir de ahora. "fallaron todos los mecanismos de control de un sistema heredado por la junta anterior y se desbordó el sistema", respondió el directivo, que no dudó en catalogar esta Semana Santa "como la Pasión de Cristo". Además, recalcó que "el club no es culpable de lo que sucedió, pero sí que es el máximo responsable" a pesar de haber ingresado 3.600.000 millones de euros. Además, el mandatario apuntó que "el club no vendió entradas a los alemanes más allá de las 5.000 reglamentarias de la UEFA" y que la investigación realizada en el club "ha detectado que algunos socios abonados que dieron su entrada a aficionados rivales, lo cual es muy triste".

FC Barcelona Joan Laporta Europa League