Es noticia
España, un país sin cultura de selección: "Si no van los suyos, pasan del equipo"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Cada lista genera polémica

España, un país sin cultura de selección: "Si no van los suyos, pasan del equipo"

Luis Enrique vuelve a situarse en el ojo del huracán tras convocar a Sergi Roberto, Gavi y Eric García. No ha llamado a nadie del Madrid y España se la juega esta noche ante Italia

Foto: Sergi Roberto, Gavi, Eric García y Sergio Busquets llegan a la concentración de la Selección. (EFE)
Sergi Roberto, Gavi, Eric García y Sergio Busquets llegan a la concentración de la Selección. (EFE)

Después de ser semifinalista y caer en los penaltis de la Eurocopa, España afronta esta noche un partido trascendental por la Nations League ante la campeona de Europa, Italia (20:45). Vaya ilusión, ¿eh?, pensarán ustedes. Algo tiene esta Selección que no engancha a muchos. Algo tiene el combinado de Luis Enrique que, pese a dar la sorpresa en una competición donde nadie la encajaba entre las mejores, se observa desde la distancia con recelo en ocasiones y, cuando no, con indiferencia. Kiko Narváez, comentarista de Telecinco en la cita de este verano y exinternacional, lo achacaba a una simple razón en directo: "En este país no hay cultura de selección". ¿Por qué en España los parones internacionales se suelen entender como un muermo y se viven con hastío? ¿De verdad no hay cultura de selección? ¿Solo nos interesan los grandes torneos?

placeholder Luis Enrique aplaude a la afición durante el Italia-España de la Eurocopa. (EFE)
Luis Enrique aplaude a la afición durante el Italia-España de la Eurocopa. (EFE)

Según los datos de audiencia publicados por Barlovento Comunicación, los partidos de la Selección en la Eurocopa registraron un promedio del 58,6% de cuota de pantalla, con una audiencia media de 8.346.000 espectadores; lejos de los datos de la Eurocopa de 2008, donde la cuota de pantalla alcanzada fue del 65,8% y la media de espectadores se situó en 10,3 millones. Es cierto que las expectativas eran bajas, pero el combinado nacional acabó realizando un torneo de "sobresaliente bajo" en palabras de su propio seleccionador.

El exinternacional español y exjugador de Celta y Atlético de Madrid, entre otros, Jorge Otero aporta su experiencia sobre esa ausencia de cultura de selección: "No hay más que ver cómo se celebraron los títulos de 2008, 2010 y 2012. Cuando ganamos el Mundial, todos éramos de la Selección, aunque ahora haya altibajos". Sin embargo, el vigués sí que observa una cierta tendencia a la hora de apoyar o no al equipo nacional. "Hay muchas personas egoístas, entre ellos aficionados y también periodistas, que, cuando ven que la Selección no está compuesta por futbolistas de su equipo, pasan del mismo y piensan que el seleccionador ya no vale, y que está en contra de determinados equipos", confiesa el exfutbolista.

La guerra Barça-Madrid

En un país que ve a su Selección como a un conjunto de jugadores de diferentes equipos —y no como a un equipo— y donde la mayoría de decisiones se interpretan en clave Madrid-Barça, parece que el aficionado está más pendiente de si juegan los suyos. Incluso de qué club es el que más jugadores aporta. Por eso muchos destacan que no haya ningún futbolista del Real Madrid y que vayan cuatro jugadores azulgranas en horas bajas como Sergio Busquets, Eric García, Gavi y Sergi Roberto. "Hay muchos que piensan: 'Ojalá que gane si van tres de mi equipo y, si no va nadie, me da igual'. Esto que digo se ve reforzado por muchos medios de comunicación donde se señala que no va nadie del Madrid y que, por ese motivo, hay que pasar de España. Nunca vi una convocatoria con tanta controversia como la de este verano", apunta Otero.

placeholder La convocatoria del denostado Sergi Roberto ha sorprendido a propios y extraños. (EFE)
La convocatoria del denostado Sergi Roberto ha sorprendido a propios y extraños. (EFE)

El periodista italiano y analista de la Serie A en Movistar+, Andrea de Pauli, compara dos países tan parecidos como distintos a la misma vez: "Hay una identificación mucho mayor entre la afición y entre los jugadores. Me esperaría que un jugador de Madrid o Barça se borrase de un partido de la Selección, pero no uno italiano. Luego, creo que una gran parte de madridistas siente poca afinidad con Luis Enrique porque no ha llamado a nadie de ese equipo. Además, la gran mayoría de jugadores españoles en la Eurocopa jugaban en el extranjero".

En esta línea, el periodista transalpino destaca la guerra Madrid-Barça: "Hay un problema en los medios de comunicación españoles y es que hay medios del Real Madrid y otros del FC Barcelona. Hay un bloque de medios de unos contra otros y eso se acaba traduciendo en la Selección. Yo entiendo que eso no guste a los técnicos nacionales, pero Luis Enrique alimenta esa hostilidad sin pretenderlo". Por su parte, Andoni Goikoetxea compara el sentimiento de representar a España con el de otras selecciones punteras: "El jugador español está orgulloso de ir con España. Yo recuerdo sentir un gran honor y un privilegio al representar a mi país en el Mundial. Eso sí, cuando uno mira cómo otras selecciones cantan el himno, cómo les apoya la gente... es muy diferente".

Sobre las causas de ese desencanto con la Selección, Goikoetxea vuelve a pensar en sus días como internacional: "Siempre existe esa polémica de si uno es de Andalucía, Madrid... Igual en el norte de España la gente se vuelca menos por tradición y siempre existe esa polémica de si uno es de Andalucía, Madrid o por qué España nunca se ha acercado mucho al norte, pero recuerdo que éramos ocho o nueve jugadores norteños como Zubizarreta, Salinas, Bakero y hasta Javier Clemente, estábamos muy unidos", zanja el defensor.

placeholder Luis Enrique dirige el último entrenamiento previo al partido de esta noche. (EFE)
Luis Enrique dirige el último entrenamiento previo al partido de esta noche. (EFE)

De Pauli también centra el debate en motivos políticos: "En Italia, por ejemplo, hay un sentimiento nacional muy potente. La selección de fútbol se siente muchísimo y los futbolistas siguen pensando que el punto álgido de su trayectoria es llevar la camiseta. Quizá solo Francesco Totti sentía más a la Roma que al país".

Una teoría que comparte la leyenda del Betis y autor de uno de los goles más épicos del combinado nacional (aquel tanto decisivo ante Yugoslavia), Alfonso Pérez. "Hay otros países como Francia, Italia e Inglaterra donde se sienten identificados con su país y su selección. Incluso cuando se ganó todo no se vivía ese fervor de la misma manera", dice el exdelantero. Y marca lo que debería ser el punto de inflexión para cambiar la situación: "Aquí estamos divididos porque la situación política en el país no acompaña a Selección. Hasta que no haya cultura de país desde pequeños... pues no se apoyará tanto a la Selección".

Real Betis Telecinco