El Villarreal estropea una gran victoria en el Wanda con un autogol increíble en el último minuto (2-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Buen partido de dos equipos de Champions

El Villarreal estropea una gran victoria en el Wanda con un autogol increíble en el último minuto (2-2)

Entretenidísimo partido entre Atlético de Madrid y Villarreal, que fue dominado en la primera mitad pero desplegó un gran juego tras el descanso hasta llegar al minuto 95 con 1-2 en el marcador

Foto: Mandi, tras marcar en propia puerta. (EFE)
Mandi, tras marcar en propia puerta. (EFE)

En un gran partido disputado a ritmo de competición europea, el Atlético de Madrid rescató este domingo un punto milagroso tras cercar sin descanso la portería de Rulli y fallar varias ocasiones durante la primera parte, para ser doblegado en la segunda parte por un magnífico Villarreal que malogró una victoria muy prestigiosa en la casa del vigente campeón.

Lemar, definitivamente recuperado la causa, fue con diferencia el mejor futbolista del partido durante la primera parte. Todo lo que hizo el Atleti en ataque durante esos 45 minutos –que fue bastante– contó con la participación del francés, que envió un balón al poste en el minuto 22, poco antes de que Gerard Moreno mostrase su estado posvacacional al desaprovechar el único fallo de Mario Hermoso (de muy buena actuación) durante el partido.

placeholder Lemar lamenta una ocasión perdida. (REUTERS)
Lemar lamenta una ocasión perdida. (REUTERS)

El asedio sin prisioneros del Atlético se tradujo en nueve saques de esquina durante la primera mitad. Hacia el final de la misma los castellonenses trataron de bajar revoluciones al partido, aprovechando el inevitable bajón del Atleti en la presión –hacia el minuto 35– tras un inicio de partido desbordante que sorprendentemente no reflejaba el marcador.

El golazo de Trigueros

El fútbol es un deporte muy caprichoso, y al poco de comenzar el segundo tiempo llegó el golazo de Trigueros tras una jugada de Yéremi Pino, ambos futbolistas de lo mejor de su equipo hasta entonces. Los atléticos se quedaron helados, mientras Simeone observaba en silencio y en soledad las siguientes jugadas el partido, probablemente con el cerebro a mil revoluciones. La solución le llegó de la manera más directa posible: cuatro minutos después, en el 55, Luis Suárez marcó su primer gol de la temporada tras aprovechar Llorente y Correa un fallo absurdo del Submarino en un saque de banda.

El partido cambió, porque el crecimiento psicológico (y por tanto futbolístico) del Villarreal era palpable después del gol. Gerard Moreno mostró una extraña torpeza en otro remate franco en el 58. Salía con muchísima eficiencia en ataque el equipo amarillo, muy vertical, bastante más enchufado con el 1-1 que con el 0-0.

El encuentro continuó bastante emparejado, con idas y vueltas permanentes y cambios en ambos equipos, entretenido incluso para el espectador neutral. Emery hizo tres sustituciones (entre ellos el cotizado Danyuma, segundo fichaje más caro de la historia del club) y Simeone introdujo a Saúl y a De Paul por Suárez y Carrasco. Llorente y Correa quedaban como delantera local, con Cunha calentando en la banda. El Atleti probó la presión a campo completo en el minuto 72, pero se encontró con una jugada elaborada por el Villarreal desde atrás que Savic y Giménez no supieron repeler y que Yéremi Pino convirtió en una maravillosa asistencia a Danyuma. 1-2, sorpresa en el Wanda.

placeholder Danyuma anota el 1-2. (EFE)
Danyuma anota el 1-2. (EFE)

Mateus Cunha debutó para colaborar en la heroica remontada, pero Rulli salvó la ocasión más clara del Atlético, mientras Danyuma emanaba peligro en cada acción y Trigueros completaba un partido sencillamente grandioso. Era una victoria de mucho postín del reforzado Villarreal de Unai Emery, que había sabido sufrir durante toda la primera mitad para exhibir su sabiduría en la segunda y daba la primera mala noche de la temporada a una afición que se iba acostumbrando a ganar sin jugar bien y este domingo en Madrid jugó bien e iba a ser derrotado. Sin embargo, el Submarino de la Champions se metió un gol increíble en propia puerta (entre Mandi y Rulli) en el último segundo que aliviará mucho el ánimo de los colchoneros en el inminente parón liguero y perjudicará el sueño nocturno de Emery y su cuerpo técnico. Caprichos del fútbol en un muy buen partido para despedir la Liga durante dos semanas.

Atlético de Madrid Villarreal CF
El redactor recomienda