La rodilla de Ansu Fati, un problema añadido para la planificación deportiva del Barça
  1. Deportes
  2. Fútbol
Calvario de recaídas

La rodilla de Ansu Fati, un problema añadido para la planificación deportiva del Barça

El jugador de La Masía pasará de nuevo por quirófano para sumar su cuarta operación de menisco. Descartada la temporada, el inicio del nuevo curso está en duda

placeholder Foto: Ansu Fati, en una imagen de esta temporada. (Efe)
Ansu Fati, en una imagen de esta temporada. (Efe)

El pasado 9 de noviembre del 2020, Ansu Fati pasó por quirófano para someterse a una operación de menisco en la pierna izquierda. Su rodilla había dicho basta, pero los pronósticos hablaban de una baja no superior a los cuatro meses que le permitiría estar de regreso para disputar el último tramo de la temporada. Era una lesión dura, pero su juventud animaba a ser optimistas de cara a la recuperación. A día de hoy, su estancia en la enfermería blaugrana dura más de seis meses y se espera que regrese al quirófano por cuarta vez.

Foto: Ansu Fati se retira del campo en un partido del Barcelona. (Efe)

Entre enero y marzo de este año, la gran promesa de La Masía preocupó con dos operaciones que buscaban limpiar su menisco. Su rodilla reaccionaba mal a cualquier carga de trabajo, inflamándose y entorpeciendo su recuperación. La decisión se filtró este pasado martes, Ansu Fati regresaría al quirófano para extirpar el menisco y empezar de nuevo. Mundo Deportivo, incluso, adelantó que la operación tendrá lugar este próximo jueves. Un jarro de agua fría para las aspiraciones deportivas a corto plazo del futbolista, pero también un duro golpe para el margen de maniobra del Barcelona en el próximo mercado de fichajes.

La segunda etapa de Joan Laporta como presidente comenzó con un canto de esperanza para los aficionados. El nuevo dirigente no ocultó que la situación económica del club es nefasta, aunque trata de inyectar optimismo en el aficionado blaugrana prometiendo un mercado de fichajes movido para este verano. Laporta ya se mueve para tratar de disminuir sustancialmente la deuda a corto plazo del club -para convertirla en deuda a largo plazo- negociando con JP Morgan y Goldman Sachs una emisión de bonos por valor de 400 millones de euros. El objetivo deportivo principal es renovar a Leo Messi, convenciendo al jugador de que lo mejor para este tramo final de su carrera deportiva es permanecer en el Camp Nou con un sueldo muy inferior a su último contrato (una ficha que superaba los 100 millones de euros por año).

placeholder Ansu Fati celebra uno de sus tantos la pasada temporada. (Reuters)
Ansu Fati celebra uno de sus tantos la pasada temporada. (Reuters)

A partir de ahí, el nuevo presidente culé juega al despiste. Las cuentas del club son claras, un fichaje galáctico no debería estar sobre la mesa. Sin embargo, Barcelona fue el primer destino de Mino Raiola y Alf Inge Haaland, agente y padre de Erling Haaland respectivamente, en el tour que realizaron el pasado abril. El delantero noruego es una de las grandes atracciones del mercado y su representante quiso escuchar las distintas ofertas tanto del Barça, Real Madrid como de clubes punteros ingleses. Además, el a priori utópico regreso de Neymar vuelve a estar en boca de los principales diarios deportivos catalanes, mientras que Laporta guarda silencio.

Ansu Fati, con esta nueva operación, se perderá lo que resta de la temporada, dirá adiós a la Eurocopa y ve peligrar el inicio del próximo curso. Ronald Koeman veía al español como jugador insustituible de su proyecto, pero su puesto no está asegurado a pesar de su reciente éxito copero. Laporta se muestra tímido a la hora de ratificar a su entrenador. Pese a ser un equipo encomendado a los jóvenes y con las esperanzas puestas en el último baile de Leo Messi, el técnico neerlandés ha logrado llegar más que vivo a las últimas jornadas de LaLiga. La ratificación pública de su puesto de cara a la próxima temporada sigue brillando por su ausencia.

Foto: Antoine Griezmann y Philippe Coutinho celebran un gol del brasileño antes de que se lesionara de gravedad esta temporada. (Reuters)

La lesión de Fati le saca directamente de las quinielas para sanear las cuentas del club a través de su traspaso. Por Griezmann y Coutinho, dos de los fichajes más caros de la historia del Barcelona, se escuchan ofertas, pero la baja del extremo español pone en jaque cualquier salida de la delantera. Leo Messi suma 36 tantos esta temporada, mientras que el ex del Atlético de Madrid es el segundo goleador del equipo con 19. Si la pasada baja de Luis Suárez a prácticamente coste cero no se plasmó en un sustituto, tan solo la opción del Kun Agüero se divisa en el próximo mercado blaugrana.

A pesar de una temporada casi en blanco, la afición ve en Ansu Fati el líder de una nueva generación de futbolistas (con permiso de Pedri) que tome las riendas de Messi cuando este decida dar un paso a un lado. El extremo formado en La Masía ya vivió una grave lesión en su etapa como cadete en las categorías inferiores. Una rotura de tibia y peroné que le dejó prácticamente un año sin poder jugar al fútbol. Fuentes del club blaugrana confirman que la motivación que tenía el jugador pasaba por acortar los plazos lo máximo posible. Esta impaciencia, tan elogiable como propia de un jugador de 18 años, juega ahora en su contra. Y genera una nueva incertidumbre en la secretaría técnica del Barcelona, que no gana para sustos.

FC Barcelona Ansu Fati Rodilla Leo Messi Joan Laporta
El redactor recomienda