Mapi León: 600 euros de multa y 4 partidos de sanción por opinar del árbitro en Twitter
  1. Deportes
  2. Fútbol
en una respuesta a un usuario

Mapi León: 600 euros de multa y 4 partidos de sanción por opinar del árbitro en Twitter

El caso de Mapi abre el debate de lo que debe ser la libertad de expresión en el uso de las redes sociales. La futbolista recibe una sanción de cuatro partidos y una multa de 601 euros

placeholder Foto: Mapi León durante el partido entre el Barcelona y el Real Madrid. (@MapiLeon16)
Mapi León durante el partido entre el Barcelona y el Real Madrid. (@MapiLeon16)

María Pilar León Cebrián, Mapi (25 años), se caracteriza por tener personalidad y ser valiente para hablar del machismo y la intolerancia que hay en el fútbol, entre otros temas. Ha sido una de las jugadoras que más ha denunciado la homofobia. Juega de defensa central en el Barcelona, pasó por el Espanyol y el Atlético de Madrid. Tras ganar la Liga, en 2017, con el equipo roiiblanco se convirtió en la primera jugadora por la que se pagó un traspaso en el fútbol femenino. El Barcelona hizo un pago de 50.000 euros por una futbolista que es internacional con la Selección española y tiene como ídolo a Ronaldinho. Es activa en las redes sociales, donde tiene más de 26.000 seguidores en Twitter y 167.000 en Instagram, y una respuesta a un seguidor le ha supuesto una dura sanción. Es la primera víctima por opinar de los arbitrajes las redes.

A partir de ya mismo los futbolistas y las futbolistas van a tener que tomar más precauciones cuando utilicen las redes sociales para protestar o dar opiniones. De igual manera tienen que medir sus palabras cuando se sienten con un streamer y mantengan una charla relajada. No conviene bajar la guardia porque las sanciones son una amenaza real. Los órganos disciplinarios aumentan la vigilancia para impedir que haya críticas que afecten a la honorabilidad e integridad de la competición y los árbitros. La sanción a la futbolista del Barcelona, Mapi León, sienta un precedente peligroso para el fútbol masculino y femenino. Piqué tiene abierto un expediente que está pendiente de resolución.

El caso de Mapi León abre un nuevo escenario en el debate de lo que debe ser la libertad de expresión en el uso de las redes sociales. La futbolista azulgrana recibe una sanción de cuatro partidos y una multa de 601 euros por responder, en su cuenta de Twitter, a un usuario que criticó a la árbitra por su expulsión en el partido que enfrentó al Barcelona y el Real Madrid el pasado 31 de enero. Casi un mes y medio después, la jueza de Competición de la Federación Española de Fútbol tipifica como ‘falta grave’ la reacción de Mapi en la red social de Twitter con el siguiente dictamen: “cuestionar la honradez e imparcialidad de cualquier miembro del colectivo arbitral o los órganos de la Federación”.

Expulsada contra el Real Madrid

Mapi respondió a un usuario que discrepaba de una de las dos tarjetas amarillas que recibió en el Clásico con este mensaje: “A mí me daría vergüenza. Hoy me ha tocado a mí, pero es una tras otra. El otro día anularon dos goles que eran válidos al que hoy ha sido nuestro rival. Pero para qué vamos a mejorar”. Fue una respuesta a un usuario. Ni tan siquiera un mensaje que pueda verse en su muro de la red social. Hasta este punto, de revisarlo todo, ha llegado la Federación que empezó abriendo un procedimiento disciplinario a la futbolista, el 4 de febrero, y fue adelante con los cargos del Instructor que consideraba que se trataba de una infracción grave según el artículo 100 bis del Código Disciplinario de la RFEF.

El caso de Mapi sienta un predente en el fútbol. Se ha entrado de oficio a sancionar una respuesta de una jugadora de la Liga Iberdrola a uno de sus seguidores. El debate sobre la libertad de expresión está abierto y es más intenso en un sector donde hay interacción y, desde ya, los jugadores y jugadoras van a tener que pensarse muy bien qué escribir, responder, retuitear o dar ‘me gusta’. Corres el riesgo de entrar en un terreno peligroso si das una opinión o apoyas una respuesta a un comentario en el que te sientes perjudicado.

Foto: Pepe celebra en Turín la clasificación del Oporto.

En una situación similar a la Mapi se encuentra Piqué, que tiene abierto un expediente, desde el 11 de febrero, por unas declaraciones al streamer DjMaRiiO. Competición tiene que juzgar estas palabras sobre los árbitros y las ayudas al Real Madrid: “El otro día un ex-árbitro dijo que el ochenta y cinco por ciento de los árbitros son del Madrid. ¿Cómo no van a pitar a favor suyo? Aunque sea inconscientemente, ¿cómo no van a tirar más de un bando que del otro? Lo de la Liga pasada del Madrid es lo más esperpéntico que he visto en mi vida. Unas cosas que, con VAR, son totalmente injustificables”. Por mucho menos ha recibido la sanción de cuatro partidos y la multa de 601 euros la futbolista Mapi León.

La libertad de expresión

¿Va a revisar el Comité las respuestas en las redes sociales? ¿Hay que entrar de oficio en este tipo de reacciones? ¿Hay libertad de expresión? Los órganos disciplinarios endurecen su postura para proteger la integridad de las competiciones y el estamento arbitral y, jugadores y jugadoras, ya conocen que por muchos seguidores que tengan, en las redes sociales están bajo vigilancia. Con lo que no queda otra estrategia que regatear las sanciones de otras maneras en las que puedas enviar un mensaje de protesta y tenga impacto. Suso, el futbolista del Sevilla, estuvo hábil con un tuit respondiendo a una queja de Pedri en el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey. Pedri manifestó que no les habían pitado un penalti y Suso respondió con un mensaje en el que solo había una serie de emoticonos de llanto para llamarle ‘llorón’.

Aún así, siempre habrá quien piense que es menos problemático sancionar a un profesional dependiendo de su popularidad por este tipo de reacciones que suelen ser producto de la pasión que hay en este deporte, habituales y difíciles de controlar. Este miércoles, tras el partido entre el Manchester City y el Southampton, compareció Pep Guardiola enfadado en la sala de prensa y cargó contra los árbitros porque no le habían pitado un penalti. “Dios mío, el VAR, dios mío. El penalti es increíble. No puedo entender esa decisión. Igual la Premier lo explicará algún día. Quiero que el fútbol sea más claro y las decisiones sean correctas”, denunció uno de los técnicos más mediáticos.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha mostrado su respaldo a Mapi León con un comunicado en el que señala que los órganos disciplinarios se han extralimitado y recuerda que el artículo 20 de la Constitución Española protege la libertad de expresión. "No se puede hacer una censura preventiva", dice el sindicato AFE y entiende que este tipo de sanciones afectan negativamente a la actividad laboral del/la futbolista.

Un ejemplo más de lo complicado que tienen los comités para silenciar a los profesionales que acaban un partido con la sensación de haber sido perjudicados. La respuesta de Mapi León a un seguidor en las redes sociales no deja de ser un acto similar o menor a las palabras de Piqué y las de Pep Guardiola. Pero habría evitado la sanción si hubiera actuado con la habilidad de Suso y hubiera elegido un emoticono para criticar el arbitraje. O habrá que esperar a ver si los comités también fiscalizan los emoticonos.

Gerard Piqué Fútbol Femenino Pep Guardiola
El redactor recomienda