El Real Madrid golea al Alavés con dos goles de Benzema y Zidane al teléfono (1-4)
  1. Deportes
  2. Fútbol
recupera la pegada en la liga

El Real Madrid golea al Alavés con dos goles de Benzema y Zidane al teléfono (1-4)

El Real Madrid sale victorioso de Mendizorroza con la pegada de Benzema y a los mandos de David Bettoni. Al ayudante de Zidane se le vio hablando por teléfono en el banquillo

placeholder Foto: Benzema celebra un gol en el partido entre el Alavés y el Real Madrid. (Efe)
Benzema celebra un gol en el partido entre el Alavés y el Real Madrid. (Efe)

El Real Madrid, con un doblete de Benzema y Zidane al teléfono, se reencuentra con la victoria. Antes del partido en Mendizorroza cundía el pesimismo en el Real Madrid por una serie de acontecimientos desfavorables. Zidane no pudo estar en el banquillo por dar positivo en el test de coronavirus, Sergio Ramos y Carvajal no viajaron por lesión, el Alavés podía salir con un plus de motivación porque estaba de celebración por sus 100 años. En el banquillo estaba David Bettoni, el segundo técnico y al que se le vio hablando por teléfono, y en el campo había que comprobar qué tipo de reacción tendría un Madrid que llegaba a la cita con heridas.

Eran tres partidos consecutivos sin ganar (el empate contra Osasuna en la Liga y las derrotas en la Supercopa de España frente al Athletic y la más dolorosa en la Copa del Rey ante el Alcoyano). Era un partido extraño, para los pesimistas, y una final para los que necesitan saber qué nivel tiene un equipo que ha perdido dos títulos. Florentino Pérez estaba en el palco en funciones de apuntador.

Foto: Los jugadores del Madrid, abatidos tras encajar el segundo gol del Alcoyano. (EFE)
Alfredo Pascual Opinión

Lo que iba a ser un puerto de primera categoría se convirtió en una etapa llana para los de Bettoni. El Real Madrid liquidó el partido en la primera parte con tres goles. El primero a balón parado en un cabezazo de Casemiro en el 14’. El brasileño abrió el partido, como hizo en el derbi, como también apareció en otro momento decisivo en la Champions cuando creyó en la remontada en el campo del Borussia Mönchengladbach. Casemiro marcó su quinto gol de la temporada. Sin duda, es de lo más destacable en la irregularidad del equipo y de los más comprometidos en situaciones límites. Siempre se puede contar con el mediocentro.

Hazard vio portería y poco más

Casemiro es de los fiables. Si hay que ponerlo de inicio contra el Alcoyano, ahí está dispuesto y voluntarioso. Si hay que que ejercer de líder por la ausencia de Ramos, tira de personalidad. Casemiro es una bendición para un equipo que necesita de mucho carácter si quiere hacer una segunda vuelta impecable que le dé opciones para competir por el título. Casemiero, para ir terminando con el abrelatas del equipo, lleva 30 goles en partidos oficiales con el Real Madrid.

El segundo gol lo marcó Benzema en el 40’. El ‘9’ había marcado un solo gol en los últimos cinco partidos. El de la semifinal contra el Athletic en la Supercopa. El Madrid necesita la pegada del delantero si realmente quiere disputar el título al Atlético de Madrid de Luis Suárez. El primer gol del francés fue precioso. Por la escuadra, tras una jugada en la que Hazard intentó pasar con el tacón y parece que puede rozar la pelota. Benzema hizo un buen control, una excelente orientación y un soberbio disparo al ángulo superior de la portería de Pacheco. Antes, tuvo un disparo al poste. Benzema estuvo enchufado, con ganas, agresivo, profundo y eficaz. Marcó un doblete. El cuarto, en el 70’, en una acción de juego directo con pase de Modric. El croata se marcó un encuentro brillante. Otro más, una actuación de gran nivel que provoca que Odegaard haya tirado la toalla y decida irse a buscar minutos a otra parte.

placeholder Hazard cruza el balón ante la salida de Pacheco. (Efe)
Hazard cruza el balón ante la salida de Pacheco. (Efe)

Y ahora viene lo de Eden Hazard. El belga, por fin, vio portería. Hizo el tercero en el 46’. Decía Zidane, tras perder la Supercopa de España que había que tener paciencia con la estrella y era fundamental que hiciera un gol para que recuperara la confianza. Ya tiene ese gol. A partir de ahora hay que estar pendientes de si aparece la mejor versión del jugador que fichó el Madrid y en el que están puestas las esperanzas para hacer crecer al equipo en peligrosidad. El gol llegó tras un pase largo de Kroos. Una acción de mérito del alemán, que fue a la presión en el centro del campo, robó la pelota y envío con la zurda un balón preciso al área. Hazard tenía espacios y los aprovechó. Definió con seguridad.

Reconstruir un equipo sólido

Con un buen Hazard, la contundencia de Benzema, más lo que siga creciendo Marco Asensio, el ataque del Real Madrid dejará de estar entredicho. El balear estuvo algo torpe con el balón. Partidos como el de Mendizorroza son los que necesita este equipo y el proyecto del club para enfriar el debate de la necesidad de fichar un especialista del gol. Si, además, suma gente de atrás como está siendo el caso de Casemiro, este equipo tiene que ir a más. Al gol encontrado en el partido contra el Alavés hay que darle continuidad a todo lo que queda por delante. El Real Madrid ganó en el mismo día que el Atalanta, el rival en de octavos en la Champions, venció al Milan, en el campo del líder. Otro motivo más para creer en la recuperación del equipo de Zidane.

La victoria en Mendizorroza sirve para recuperar la confianza y empezar, de nuevo, a construir un equipo sólido, intenso, solidario y eficaz. Las bases con las que consiguió ganar la Liga tras el confinamiento en once partidos donde se mostró solvente. Pero la dupla Zidane-Bettoni tiene trabajo. La segunda parte deja dudas. El Alavés salió decidido a apurar sus opciones y el Madrid con la intención de hacer fútbol-control y que pasarán los minutos. Joselu castigó la relajación. En el inicio obligó a Courtois a hacer una buena intervención. La segunda que tuvo la clavó con aun gol de cabeza, a balón parado, en una acción en la que llegó tarde Militao al marcaje.

Con media hora de partido por delante, la decisión de Bettoni (con Zidane al teléfono) fue sacar del campo a Eden Hazard y meter a Vinicius. El belga salda el partido con un gol y poco más. El Madrid necesitaba piernas, alguien que agitara el ataque y diera profundidad. Hazard solo está para una hora para hacer sobreesfuerzos y Vinicius estiró el equipo. Modric, en otro partido de los más destacados, hizo todo lo posible por enfriar el ímpetu del Alavés, dormir el juego y meter el pase profundo. Lo consiguió conectando Benzema, en el 70’. El francés hizo el cuarto y cerró el partido.

Karim Benzema Eden Hazard Marco Asensio Thibaut Courtois
El redactor recomienda