según la revista suiza 'l'illustré'

Desvelada una presunta oferta de 200 millones del Manchester City a Messi

El City envió al Barcelona, el 26 de agosto, una oferta de 200 millones de euros más otros 20 si ganaba la Champions por el fichaje de Leo Messi, según publica la revista suiza

Foto: Leo Messi se entrena en solitario en la Ciudad Deportiva del Barcelona. (EFE)
Leo Messi se entrena en solitario en la Ciudad Deportiva del Barcelona. (EFE)

El Barcelona rechazó una oferta del Manchester City por Messi que podría haber alcanzado la cifra de los 220 millones de euros. El documento, firmado por Txiki Begiristain (director deportivo del club inglés), con fecha del 26 de agosto, fue rechazado por el Barça, según refleja una información de la revista suiza ‘L’Illustrè'. El Barcelona se hizo fuerte en su posición de no dejar salir a Messi bajo ningún concepto y solo le dio la opción de marcharse si pagaba los 700 millones de euros de la cláusula de rescisión.

Tanto el FC Barcelona como el Manchester City, en medios, han rechazado que este documento existiese. No obstante, si hacemos caso a la revista suiza, que ofrece en su información el documento enviado a las oficinas del Barcelona, y tratándose de un medio con credibilidad, se entiende mejor que Bartomeu no dio ningún tipo de facilidades para que se fuera Messi. Se lo puso difícil. No había comunicación entre ellos, como reconoció después el jugador argentino en la entrevista en ‘Goal’. El presidente del Barça no ha querido pasar a la historia como el que vendió a la leyenda del club.

La oferta que envió el City al Barcelona y que publica 'L'Illustré'.
La oferta que envió el City al Barcelona y que publica 'L'Illustré'.

La cantidad de los 220 millones de euros sale de un pago de 100 millones de euros en 2020 y un segundo abono de otros 100 millones de euros en 2021. Se incluía una bonificación de 20 millones de euros si el Manchester City se proclamaba campeón de la Champions. La cifra, en el mejor de los casos, no superaba los 222 millones de euros que pagó el Paris Saint-Germain por Neymar cuando abonó la cláusula de rescisión hace tres años.

Bartomeu pidió los 700 millones de la cláusula

El sueldo que tenía destinado el Manchester City, siempre según información de la revista suiza, estaba entorno a los 45 millones de euros. Prácticamente el mismo que tiene en el Barcelona o, incluso, algo menor. Lo que hace indicar que las intenciones de Messi de abandonar el Barcelona no se basaban en el dinero sino en el deseo de afrontar nuevos desafíos.

Lo dejó bien claro el argentino en la entrevista cuando reconoció que no había proyecto en el Barcelona, se hacían malabares y pensaba que era el momento de salir del equipo de toda su vida. Se agarró a la cláusula del contrato por la que podía salir gratis al final de esta temporada, pero Bartomeu interpretó que había comunicado tarde (en el famoso burofax) sus intenciones y no se podía ejecutar, por lo que estaba obligado a tener que pagar los 700 millones de euros de la cláusula si quería abandonar el club. Ni las reuniones entre el presidente y el padre del jugador (Jorge Messi) hicieron posible llegar a un acuerdo.

De lo que no hay duda es que Messi tenía un plan para salir del Barcelona y cuando envió el burofax para comunicar sus intenciones ya sabía que estaba esperándole el Manchester City. Se puso en contacto con Pep Guardiola para saber si tenía hueco en el proyecto. La respuesta del City fue la de que saliera de forma amistosa del club al que llegó cuando tenía 13 años y no por las malas. Le iban a ayudar con una oferta al Barcelona que le pudiera facilitar la salida y la cantidad estaba en los 220 millones de euros que rechazó el club azulgrana.

La estrategia del burofax

La fecha del documento del Manchester City en el que presenta la oferta es clave y confirma la estrategia coordinada que había entre el club inglés y el equipo de trabajo de Messi. El argentino envió el burofax a las oficinas del Barcelona el 25 de agosto y un día después fue el Manchester City el que puso por escrito las cantidades. Messi no iba de farol. Tampoco el equipo de Pep Guardiola. Pusieron a Josep Maria Bartomeu entre la espada y la pared. Sin capacidad de respuesta y ante la tentación de poder elegir tener un ingreso que alcanzaría los 220 millones de euros.

La reacción de Bartomeu fue enfriar la táctica trazada por el City y Messi. Filtró que era capaz de dejar el cargo de presidente si salía Messi y decía públicamente que se quedaba si se marchaba Bartomeu. El argentino siguió guardando silencio. Hasta que vio y comprobó que Bartomeu estaba dispuesto a rechazarlo todo y llevar este caso a los tribunales. Aquí flaqueó la estrategia de Messi y el Manchester City y se vino abajo la operación de los 220 millones de euros. Bartomeu aguantó y Messi tuvo que reconocer que el presidente no le daba ni bola.

Toda esta información sale a la luz el día que Leo Messi regresa a los entrenamientos con todos sus compañeros después de estar dos días entrenando en solitario. Ya tiene confirmados los dos PCR negativos. Está bajo las órdenes de Ronald Koeman (el lunes mantuvieron una breve charla), pero no se puede decir, por las imágenes que se han visto de los primeros entrenamientos, que esté feliz. No sonríe. Lo que sí llama la atención es que estos días está llegando el primero a la Ciudad Deportiva y se marcha de los últimos. Messi quiere demostrar que, pese a quedarse contra su voluntad, va a tener compromiso.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios