La decisión más esperada

Messi se queda en contra de su voluntad y carga contra Bartomeu

El argentino ha explicado los motivos de su permanencia en el club: no es feliz y ya había avisado que se quería ir, pero que no puede hacerlo con un juicio de por medio

Foto: Leo Messi durante su partido frente al Bayern. (Reuters)
Leo Messi durante su partido frente al Bayern. (Reuters)

Leo Messi se queda en el Barcelona. El astro rompió por fin su silencio y, en una entrevista en Goal.com anunció su decisión de permanecer el año que le queda de contrato en el club azulgrana. Diez días después de enviar un burofax comunicando al Barça que quería marcharse y apelando a su cláusula de libertad, Messi se ha echado atrás. En teoría el barcelonismo debería respirar tranquilo, aliviado, pero el caso no se cierra aquí ni mucho menos porque el jugador ha sido muy duro contra Bartomeu. "Hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y se van tapando agujeros", afirma. Ni es un final feliz, ni uno definitivo. Queda un mes por delante y la pelota vuelve a estar en el tejado del presidente, que sale muy mal parado en algunos momentos de la entrevista que la estrella ha concedido a Goal.com.

El astro argentino ha comunicado su decisión final. Eso sí también ha dejado claro que su permanencia en el equipo puede que no evite su marcha el próximo año, esta vez sí, sin problemas y totalmente gratis. El crack de 33 años resolvió de esta manera seguir por una temporada más para evitar tener que ir a la Justicia, algo que también podría haber significado un dolor de cabeza para su hipotético nuevo destino, el Manchester City. Esto surgió luego de una reunión producida el martes entre su padre y representante, Jorge, y el presidente Josep Maria Bartomeu. Gracias a esta decisión al menos podrá tener un adiós como merece el mejor jugador de la historia del club blaugrana. "Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año", confesó el argentino.

Messi se queda en contra de su voluntad y carga contra Bartomeu

No quiere ir a juicio

"Yo pensaba, y estábamos seguros, que quedaba libre, el presidente siempre dijo que a final de temporada yo podía decidir si me quedaba o no y ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Y este es el motivo por el que voy a seguir en el club… Ahora voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio", explica Messi.

Según el argentino, la decisión estaba tomada mucho antes de la derrota ante el Bayern de Múnich: "El burofax fue para hacerlo oficial de alguna manera", comentó. "Durante todo el año llevaba diciéndole al presidente que me quería ir, que había llegado el momento de buscar nuevas ilusiones y nuevos rumbos en mi carrera. Él me dijo todo el tiempo: 'Ya hablaremos, que no, que esto y lo otro', pero nada. Por decirlo de alguna manera, el presidente no me daba ‘bola’ a lo que le estaba diciendo. Mandar el burofax era hacer oficial que me quería ir y que quedaba libre y el año opcional no lo iba a usar y me quería ir. No era para montar un lío, ni para ir en contra del club, sino la manera de hacerlo oficial porque mi decisión estaba tomada…", confesó.

Messi también asegura que su mujer y sus hijos se echaron a llorar —"fue un drama bárbaro"— cuando les comunicó que quería marcharse del Barça y afirma que dará lo máximo durante la temporada que le queda: "Voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada".

Messi y Bartomeu en su última firma de contrato. (Reuters)
Messi y Bartomeu en su última firma de contrato. (Reuters)

Bartomeu, en el punto de mira

A Leo Messi le estaba pesando como una losa el silencio. La afición comenzaba a sentirse dolida por su falta de explicaciones. Ahora ya las tiene y el jugador sigue declarando su amor incondicional por el Barça: "Sentí mucho dolor de que se haya dudado de mi barcelonismo con todo lo agradecido que estoy a este club. Le amo y no voy a estar mejor acá que en ningún lado. Aun así estoy en el derecho de poder decidir. Me iba a buscar nuevos objetivos y nuevos retos. Y al día de mañana me podía tocar volver, porque aquí en Barcelona tengo todo. Mis hijos, mi familia, crecieron aquí y son de aquí. No tenía nada de malo irme en ese momento. Lo necesitaba yo, lo necesitaba el club y era bueno para todos".

Bartomeu queda ahora en el punto de mira porque Messi no ha querido poner paños calientes. Se queda porque no puede marcharse, no porque quiera estar en un club que según él va a la deriva, que no tiene plan y en el que no es feliz. Ya veremos si el presidente también da la cara para contestar al jugador o sigue apelando a los 700 millones de euros como única respuesta.

El comunicado a LaLiga

A pesar de su decisión, Messi quiso dejar claro que tenía razón sobre lo ocurrido con su contrato y que tenía derecho a salir gratis este 2020. El padre y agente de Leo Messi, Jorge Messi, envió una carta a LaLiga para señalarles que están equivocados. Básicamente, lo que significa es que Messi sigue pensando exactamente lo mismo: que se quiere marchar del Barça y cree que puede hacerlo gratis. En la carta, que los Messi han repartido a los medios de comunicación, se puede leer:

"Desconocemos qué contrato es el que han analizado y cuáles son las bases sobre las que concluyen que el mismo contaría 'con una cláusula de rescisión' aplicable en caso de que el jugador decidiera instar la extinción unilateral del mismo, con efectos a partir de la finalización de la temporada 2019/2020".

Ello se debe a un error evidente por su parte. Así, tal y como señala literalmente la cláusula 8.2.3.6. del contrato firmado entre el jugador y el club. "Esta indemnización no aplicará cuando la resolución del contrato por decisión unilateral del jugador tenga efectos a partir de la finalización de la temporada deportiva 2019/2020", dicta el comunicado. "Sin perjuicio de otros derechos que se recogen en el contrato, y que ustedes omiten, es obvio que la indemnización de 700 millones de euros prevista en la cláusula previa 8.2.3.5 no aplica en absoluto", termina el comunicado.

Comunicado oficial de Leo Messi a LaLiga.
Comunicado oficial de Leo Messi a LaLiga.

Rápidamente LaLiga lanzó una respuesta corta al comunicado de Jorge Messi. "Desde LaLiga se ha trasladado respuesta al mensaje enviado desde el entorno del jugador Leo Messi. Dicha respuesta pone de manifiesto y confirma la interpretación descontextualizada y alejada de la literalidad del contrato que realizan, por lo que LaLiga se reitera en el comunicado publicado el pasado 30 de agosto".

El Barcelona continúa interpretando el contrato de forma diferente y afirma que los 700 millones siguen vigentes y, curiosamente, el comunicado de Jorge Messi llega en un momento en el que los rumores sobre que la decisión del futbolista estaba ya tomada en sentido contrario, y así fue. Por el momento, no hay ninguna reunión fijada entre el padre y agente del futbolista y el club, que continúa con su posición firme de no negociar la salida de Messi. El lío sigue y no parece tener una solución cercana, a pesar de la decisión final del argentino.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios