JAMES RODRÍGUEZ TAMPOCO ESTÁ EN LA EXPEDICIÓN

El Madrid se lleva a Ramos a Mánchester, aunque no puede jugar, y se deja a Bale

El club blanco se juega la Champions el viernes y ha optado por dejar en tierra a Bale y James, dos jugadores que están en venta y no encuentran comprador

Foto: James y Bale, hermanados por el bajo rendimiento (Efe)
James y Bale, hermanados por el bajo rendimiento (Efe)

Zinedine Zidane ha anunciado la lista de 23 jugadores que viajarán mañana a Manchester para enfrentarse al City en Champions. Hay tres sorpresas. Por una parte, está Sergio Ramos, que no puede jugar por acumulación de tarjetas, y por la otra se echa en falta a Gareth Bale y James Rodríguez, ambos alejados de la titularidad después del confinamiento, pero en perfecto estado de salud.

Esta es la convocatoria completa: Porteros: Courtois, Areola y Altube. Defensas: Carvajal, Militao, Ramos, Varane, Nacho, Marcelo, Mendy y Javi Hernández. Centrocampistas: Kroos, Modric, Casemiro, Valverde e Isco. Delanteros: Hazard, Benzema, Lucas Vázquez, Jovic, Asensio, Brahim, Vinicius y Rodrygo.

Zidano no ha mostrado confianza en Bale y James durante los últimos meses, si bien dejarlos fuera de una eliminatoria de Champions es ir un paso más allá. Cabía la posibilidad de que el francés los hubiese reservado para este tramo extra de la temporada, para disponer de cuatro piernas frescas cuando las demás penan, pero con esta decisión el francés deja claro que, en el partido más importante de la temporada, no los quiere ni en el banquillo. Al respecto, Zidane ha preferido contar con jugadores como Lucas Vázquez y Brahim, que han ofrecido un rendimiento discreto y que, entre los dos, no suman 30 partidos en toda la temporada.

El caso de James Rodríguez era previsible: el colombiano apenas ha contado en toda la temporada, sumando un solo gol y dos asistencias en catorce apariciones, la mayoría desde el banquillo, con el equipo. Sin embargo, pocos podían creer que Bale se caería en una convocatoria de Champions. El galés empezó la temporada como titular, con actuaciones irregulares, pero vio cómo cambiaba su recha tras el partido contra el Mallorca a finales de junio. Jugó 71 minutos y no se le ha vuelto a ver. Desde entonces no ha jugado un solo minuto con la camiseta blanca y, en los últimos partidos de liga, ni siquiera ha ido convocado.

De esta forma, Zidane expone una situación que estaba enquistada hace tiempo. Todo indica que, salvo sorpresa u obligación por las lesiones, James y Bale no volverán a jugar con el Real Madrid. Era un secreto a voces que el club no contaba con ellos, pero desde los despachos siempre se ha exigido la mayor de las prudencias de cara a no abaratar un futuro traspaso. Ese biombo ha caído y todo el planeta comprobará el viernes, en un partido de máxima espectación, que el Real Madrid no quiere a James y Bale ni para actuar como revulsivos.

Ventas casi imposibles

No son jugadores cualquiera. Bale es el jugador mejor pagado del equipo, junto a Eden Hazard, con una ficha de 15 millones de euros netos por temporada. Al galés le restan esta y otras dos temporadas por cumplir en su contrato, lo que le garantiza unos ingresos de 30 millones de euros hasta junio de 2022. James tampoco puede quejarse: está en 8,5 millones por año, en el mismo escalón que Benzemá, años luz por encima de su rendimiento, y por encima de titulares como Courtois o Varane. James tiene garantizada su ficha hasta final de la temporada que viene.

Es poco probable que algún equipo esté dispuesto, no ya a pagar un traspaso, sino a igualar el salario de Bale o James

Así las cosas, con Zidane renegando de ellos públicamente y a la espera de la respuesta de Bale, que acostumbra a reaccionar de modo infantil a este tipo de desprecios, es casi imposible que ningún club esté dispuesto a pagar un traspaso por ellos. Aunque a estas alturas es complicado establecer un valor por los jugadores, ya que llevan demasiado tiempo fuera del mercado y rondan la treintena de edad, resulta obvio que se han devaluado durante las últimas temporadas. El portal Transfermarkt estima un valor de traspaso, para cada uno, en torno a los 32 millones de euros. Según esta misma fuente, James valía 65 en marzo de 2018 y Bale más de 70. Cabe recordar que estos jugadores le costaron al Real Madrid, según los documentos expuestos en Football Leaks, casi 200 millones de euros.

Aún admitiendo que los jugadores valen solo 30 millones cada uno, y el Madrid ha rechazado varias ofertas en el pasado en esta horquilla, porque le valoraba hasta el año pasado en, siéntese antes de seguir leyendo, 130 millones de euros, lo más probable es que no haya un club de primer nivel que esté dispuesto a igualarles las fichas con su rendimiento sobre el césped.

Zidane corrige a James en pleno partido. (Efe)
Zidane corrige a James en pleno partido. (Efe)

El traspaso a coste cero, algo que Florentino Pérez no ha querido ni escuchar en los últimos años, es ahora una opción apetecible para los blancos, que necesitan liberarse de masa salarial antes de incorporar nuevas estrellas al equipo. Este verano José Ángel Sánchez tendrá que volverse a sentar a negociar para encontrarles una salida y, si en ocasiones anteriores los faroles en la negociación no funcionaron, esta vez ni siquiera los podrán usar como elemento de fuerza, porque todo el mundo sabe que Bale y James ya no son 'assets' del Real Madrid, sino un problema que no consiguen quitarse de encima.

Para colmo, esta ventana de fichajes será la más austera en décadas, debido a que la crisis del coronavirus ha dejado temblando las arcas de los principales clubes del mundo. Y, si algo han dejado claro los agentes de James y Bale, es que son conscientes de que nunca van a jugar en un equipo mejor ni por tanto dinero, de modo que no tienen ninguna prisa por abandonar Madrid.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios