Es noticia
Menú
Pep Guardiola, contra el racismo: ¿es la persona conveniente para denunciarlo?
  1. Deportes
  2. Fútbol
el entrenador dice que es una vergüenza

Pep Guardiola, contra el racismo: ¿es la persona conveniente para denunciarlo?

Guardiola se moja en la lucha contra el racismo. El costamarfileño Yaya Touré le acusó, precisamente, de un trato discriminatorio por su color de piel y de haber arruinado su carrera

Foto: Pep Guardiola en su regreso a la Premier League tras el parón por el coronavirus. (Efe)
Pep Guardiola en su regreso a la Premier League tras el parón por el coronavirus. (Efe)

“Me siento avergonzado por cómo los blancos han tratado a los negros en los últimos 400 años”, respondió Pep Guardiola en su regreso a la competición. El Manchester City ganó con contundencia al Arsenal de su discípulo Mikel Arteta y en la rueda de prensa, el de Sampedor, dio visibilidad al movimiento ‘Black Lives Matter’, que lucha contra el racismo. Un gesto más de un profesional del deporte con el objetivo de sensibilizar a la sociedad a raíz del asesinato de George Floyd por un policía estadounidense.

Guardiola se moja en la lucha contra el racismo en el regreso a la Premier League. Una competición que cuenta con un seguimiento a nivel mundial. Pep es uno de los referentes del fútbol y uno de los técnicos más mediáticos que demuestra tener una potente personalidad no solo para hablar de asuntos de actualidad deportiva sino también política y social. Ha tenido episodios de polémica por referirse al conflicto independentista de Cataluña y lucir un lazo durante los partidos. Recibió una sanción de la Federación Inglesa y le obligaron a no mostrarlo más como un mensaje reivindicativo.

“Quizás las nuevas generaciones entenderán mejor que todos somos seres humanos. Cada gesto es importante para la humanidad. Hay que apoyarlos día a día”, reiteró el entrenador del Manchester City. ¿Es Guardiola la persona conveniente para denunciar el racismo? Se plantea esta cuestión después de que uno de sus exjugadores, el costamarfileño Yaya Touré, le acusará, precisamente, de un trato discriminatorio por su color de piel. Un capítulo desagradable en los inicios de Guardiola en el City y la desaparición de un futbolista que había sido una estrella en el equipo inglés.

El conflicto con Yayá Touré

Guardiola y Yayá Touré habían estado juntos en una primera etapa en el Barcelona (2008-10) y volvieron a cruzarse sus caminos en el Manchester City. La relación estalló entre el técnico y el futbolista en el momento que Guardiola le dejó sin ficha para la Champions. Consideró que no estaba la forma física adecuada. Que tenía sobrepeso. Alegó un argumento deportivo, pero el jugador vio algo más. Una decisión que generó en diferentes disputas y en la que participó el representante del jugador, Dimitri Seljuk, con fuertes declaraciones contra Guardiola. “Busca humillarle”, decía el agente. La tensión crecía y la relación era insostenible. Hasta el punto de que Guardola tomó la decisión de que Yaya Touré dejara de entrenar con el primer equipo y pasará al filial.

Los siguientes capítulos resultaron todavía más desagradables con la salida del club, con tono de venganza, de Yayá Touré. El costamarfileño se desahogó, en una entrevista en ‘France Football’, y quiso desenmascarar a Guardiola. Denunciarlo por el comportamiento que tenía con las personas de color. “Finge. Es demasiado inteligente como para quedar atrapado. Él nunca lo admitirá, pero el día que en el campo de uno de sus equipos vea a cinco africanos te prometo que le envío un pastel”. Yaya Touré hizo estas declaraciones para acusar a Guardiola de racista después de coincidir con él en dos etapas y salir del Manchester City en junio de 2018. “Quiero que se rompa el mito de Guardiola. ¿De verdad crees que el Barcelona podría haber hecho eso con Iniesta? Llegué a preguntarme si era por mi color”, manifestó el costamarfileño para señalar a Guardiola como un racista y un celoso. Yaya Touré llegó a la conclusión de que Pep Guardiola no le quería por su color de piel y que arruinó su carrera.

A Guardiola también se le criticó que no denunciara otro episodio racista, en 1998, que afectó al exjugador del Real Madrid, Roberto Carlos. El brasileño, un recién llegado a España y en uno de sus primeros partidos en el Camp Nou, denunció que tanto él como su compañero Clarence Seedorf habían recibido cánticos en los que les llamaban ‘mono’. Se le pidió la opinión a Pep Guardiola y su respuesta fue que “Roberto Carlos habla demasiado, lleva aquí pocos días y no conoce a esta afición”. En las gradas había pancartas con la palabra ‘macaco’, pero ese día Guardiola eligió no denunciar el racismo.

“Me siento avergonzado por cómo los blancos han tratado a los negros en los últimos 400 años”, respondió Pep Guardiola en su regreso a la competición. El Manchester City ganó con contundencia al Arsenal de su discípulo Mikel Arteta y en la rueda de prensa, el de Sampedor, dio visibilidad al movimiento ‘Black Lives Matter’, que lucha contra el racismo. Un gesto más de un profesional del deporte con el objetivo de sensibilizar a la sociedad a raíz del asesinato de George Floyd por un policía estadounidense.

Pep Guardiola Premier League
El redactor recomienda