fuerte rajada del costamarfileño

Yayá Touré le hace un 'traje' a Guardiola al acusarle de racista y celoso

Acaba de salir del Manchester City y ha arremetido con dureza contra Guardiola. Yayá Touré dice que es un entrenador que no trata bien a los africanos y que es celoso

Foto: Pep Guardiola se dirige a Yayá Touré durante un partido del Manchester City. (Reuters)
Pep Guardiola se dirige a Yayá Touré durante un partido del Manchester City. (Reuters)

Yayá Touré ha esperado a salir del Manchester City para hacerle un ‘traje’ a Pep Guardiola con unas declaraciones en las que acusa al entrenador de racista y de tener un trato diferente con los futbolistas por el color de la piel y su nacionalidad. El costamarfileño ha abandonado el City tras ocho años en el equipo inglés y una última etapa, desde la llegada de Pep en 2016, en la que se ha visto apartado del equipo por el entrenador, castigado por unas declaraciones de su representante que arremetió contra Guardiola, perdonado y una vez más sin protagonismo. Una relación conflictiva que ha terminado de la peor manera, pese a que el de Sampedor despidiera hace unas semanas a Yayá Touré como uno de los futbolistas más importantes de la historia del City.

¿A qué se debe este ataque demoledor del futbolista hacia el entrenador? Yayá Touré se ha tomado la revancha después de unos años en los que no existía comunicación ni relación entre él y Guardiola. Hasta el punto de que el africano dice que “quiero que se rompa el mito de Guardiola”. Las declaraciones las ha efectuado a la revista 'France Football' y en ellas desprende un malestar y enfado por el trato. Habla de celos y le acusa de racista: “Finge. Es demasiado inteligente como para quedar atrapado. Él nunca lo admitirá, pero el día que en el campo de uno de sus equipos vea a cinco africanos, te prometo que le envío un pastel”.


Pep Guardiola fichó por el Manchester City en 2016, pero antes tuvo a Yayá Touré en su etapa en el banquillo del Barcelona (2008-10), donde también eran públicas sus diferencias. El detonante del enfrentamiento viene de lejos. Cuando Guardiola se hizo cargo del City decidió no incluir al costamarfileño en la Champions al considerar que estaba mal de forma y con sobrepeso. La reacción del representante del jugador, Dimitri Seljuk, fue atacar y menospreciar la figura del técnico. Hasta el punto de que utilizó los medios de comunicación para cargar contra él y decir que buscaba humillar a Yayá Touré. También le acusó de que había maltratado al portero inglés Joe Hart, tras abrirle la puerta y no contar con él, como de haber ‘apuñalado’ a Manuel Pellegrini cuando todavía le quedaba una temporada de contrato con el Manchester City.

Guardiola decidió castigar a Yayá Touré sin jugar por culpa de las graves declaraciones de su agente y le obligó, como condición para volver a la disciplina del equipo, a pedir perdón a los compañeros. Le pasó factura y ya nada fue lo mismo. Estuvo apartado y tras unos meses la relación empezó a tranquilizarse hasta que Pep le levantó el castigo. Aunque el proyecto de Guardiola ya pasaba por otros jugadores, con diferente estilo de juego y Yayá Touré como un jugador prácticamente marginal. Le consideraba como un rebelde.

Guardiola da instrucciones a Yayá Touré antes de salir al campo. (Efe)
Guardiola da instrucciones a Yayá Touré antes de salir al campo. (Efe)


Yayá Touré habla de sabotaje

Al final de esta temporada parecía que la despedida iba a ser más amistosa cuando Guardiola dijo que se iba un futbolista que había hecho historia en el City. ¿Habían hecho las paces? Nada más lejos de la realidad. La herida seguía ahí y Yayá Touré ha esperado para pasarle factura al entrenador con estas declaraciones: "¿De verdad crees que el Barcelona podría haber hecho eso con Iniesta? Llegué a preguntarme si era por mi color. No soy el primero en hablar sobre estas diferencias de trato. En el Barça algunos también se formularon la pregunta. Quizás nosotros, los africanos, no siempre somos tratados por algunos de la misma manera que otros. Cuando nos damos cuenta de que a menudo tiene problemas con los africanos”, en alusión a Pep Guardiola.

Yayá Touré define a Guardiola como un entrenador envidioso y queda claro que los roces fueron continuos y desagradables entre dos personas que estaban distanciadas: "No sé por qué pero tengo la impresión de que Guardiola estaba celoso, que me tomó como un rival. Tengo la impresión de que Pep hizo todo lo posible para sabotear mi último año en el City”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios