el lío con la vuelta del fútbol

El Gobierno no ve con buenos ojos que la UD Las Palmas acoja público en diez días

En el Consejo Superior de Deportes no están de acuerdo con la postura de Miguel Ángel Ramírez de jugar con público la semana que viene por el cambio a la fase 3

Foto: Imagen de la afición de la UD Las Palmas en el estadio de Gran Canaria. (@UDLP_Oficial)
Imagen de la afición de la UD Las Palmas en el estadio de Gran Canaria. (@UDLP_Oficial)

La propuesta de la UD Las Palmas de jugar a partir de la semana que viene con público en el estadio de Gran Canaria no gusta en el Consejo Superior de Deportes. La primera reacción es de rechazo. Al máximo dirigente del club canario, Miguel Ángel Ramírez, se le recuerda que el espíritu en la reanudación del campeonato tiene que ser el de la igualdad. Esto significa que todos los equipos tienen que disputar sus partidos a puerta cerrada, como marca el protocolo tan estricto que fue elaborado por La Liga y aprobado por el Ministerio de Sanidad. Se produce un choque de intereses y habrá que comprobar, a partir de ahora, hasta dónde está dispuesto a llegar el presidente de la UD Las Palmas.

Miguel Ángel Ramírez confirmó a El Confidencial que tiene argumentos para abrir el estadio al público en el partido contra el Girona, el día 13 de junio, y que haya gente en las gradas. Se los hizo saber tanto al presidente de la Liga, Javier Tebas, como al presidente de Canarias, Ángel Victor Torres, y el del Cabildo, Antonio Morales. Todos, según el dirigente del club canario, entendieron su propuesta y le animaron a que elaborara un protocolo sanitario que ganatice la seguridad sanitaria. El principal argumento de Miguel Ángel Ramírez se basa en el cambio de fase. El lunes 8 de junio, Canarias puede estar en fase 3 y las competencias regresarán a la Comunidad. Algo que quiere aprovechar la UD Las Palmas para abrir las puertas del estadio a los 11.000 abonados.

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas. (Efe)
Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas. (Efe)

Esta postura choca con el órgano que preside Irene Lozano. ¿Se puede considerar que la UD Las Palmas adultera la competición por ser el único equipo que tendría público en las gradas? Es la versión del Gobierno, que ha dado el visto a la vuelta al fútbol para que se reactive un sector estratégico en lo económico y lo social, pero que mira al detalle todos los peligros que rodean al fútbol. Existe un recelo y una preocupación por tratarse de aforos amplios y en los que una cfra de 11.000 aficionados puede tener riesgos de aglomeraciones. Sanidad también muestras sus reticencias al entender que puede suponer un paso atrás si se produce un rebrote del coronavirus.

La lupa de Sanidad

El máximo dirigente de la UD Las Palmas defiende al fútbol como un espectáculo, como puede ser el teatro o el cine, y el derecho a tener ese porcentaje de público por estar en fase 3. Además, Miguel Ángel Ramírez está trabajando en cómo sería el protocolo para el acceso de esos aficionados. Sería como ir al fútbol con cita previa. Tendrían que acudir de forma gradual, ordenada y con la referencia de su número de carnet. Con una antelación mínima de una hora y media. En los accesos se les haría un control de temperatura y tendrían que cumplir las normas sanitarias de higiene (mascarilla y guantes) y la distancia de seguridad. "La afición podrá asistir al estadio a animar a su equipo y lo lógico es que puedan porque estamos en fase tres y en un recinto al aire libre. Nos lo tienen que autorizar, pero soy optimista", son las palabras del dirigente a este medio.

No piensan lo mismo desde el Gobierno y veremos hasta qué punto fuerza el presidente del club canario para salirse con la suya. En un principio creía contar con el visto bueno de Javier Tebas, pero la Liga tiene la intención de cumplir con todas las medidas que se propongan desde el Consejo Superior de Deportes. El fútbol, pese a los cambios de fase y porque haya más seguridad en unas localiades que en otras en la desescalada asimétrica, tiene que jugarse en igualdad de condiciones. ¿Es adulterar la competición que el Real Madrid haya decidido cambiar el estadio Santiago Bernabéu por el Alfredo Di Stéfano por las obras? Es la pregunta que queda sin resolver cuando a la UD Las Palmas se le niega la posibilidad de abrir las puertas del estadio en la renudación del campeonato a partir de la semana y en fase tres. Irene Lozano ha llegado a comentar que no habrá público en los estadios hasta que no haya vacuna.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios