PODRÍAN VOLVER EL 13 DE JUNIO CONTRA GIRONA

Al estadio, con cita previa: Las Palmas quiere ser el primer equipo con público de Europa

Las Palmas está pendiente de acceder a fase 3, y desde el club amarillo interpretan que el público puede volver al Estadio de Gran Canaria

Foto: Imagen de la afición de la UD Las Palmas en el estadio de Gran Canaria. (@UDLP_Oficial)
Imagen de la afición de la UD Las Palmas en el estadio de Gran Canaria. (@UDLP_Oficial)

Es lo que tiene la desescalada asimétrica y hacer bien las cosas. No todo es crispación y tensiones políticas en nuestro país. Hay regiones en las que se están haciendo bien las cosas, disminuyen los números de contagios por coronavirus, se vacían las UCI y no hay fallecidos. Canarias va por delante y disfruta de los privilegios de lo que Pedro Sánchez denomina como la 'nueva normalidad’. Para conseguirla es fundamental que recuperemos los hábitos y las costumbres que teníamos antes de que se declarase este larguísimo estado de alarma. El fútbol, cuestionado por considerarse un sector prescindible, ha hecho todos los esfuerzos por reactivar el negocio (representa el 1,4% del PIB) e impartir justicia en el césped. Entra en la cuenta atrás y desde este lunes todos los equipos ya entrenan con las plantillas al completo. El 11 de junio se reanudan las competiciones y el 13 podemos asistir a una de las imágenes que ni en Alemania se pueden permitir. El encuentro entre la UD Las Palmas y el Girona tiene opciones de celebrarse con público en las gradas. La claves es estar en la fase 3, en la que las Comunidades recuperan las competencias.

“Esto es el paraíso”, es como define y de la manera que va a argumentar Miguel Ángel Ramírez ante la Consejería de Sanidad de Canarias que la UD Las Palmas sea el primer equipo del mundo que juegue con público. La Liga podría tener el honor de ser el primer país, de los grandes campeonatos europeos, que abre las puertas de un estadio. Parecía impensable que con la fuerza con la que ha golpeado el covid-19 en España nos estuviéramos planteando, el primer día de junio, estudiar el posible acceso a los aficionados. El presidente de la UD Las Palmas acaba de dar el paso. Con toda la valentía y la determinación para ilusionar a sus hinchas. Pero, por encima de todo, con los argumentos científicos y los datos de la seguridad que presentará Canarias cuando pase a la fase 3.

Esto puede suceder la próxima semana. El lunes 8 de junio, cinco días antes del partido entre la UD Las Palmas y el Girona, el escenario tiene visos de ser favorable a los deseos y las intenciones de Miguel Ángel Ramírez. En fase 3, el fútbol tendría que tener los mismos privilegios que otros espectáculos como el cine y el teatro. Un tercio del aforo tendría cabida con las medidas de seguridad y sanidad que requiere la pandemia.

Control de temperatura en el acceso

Las gestiones del máximo dirigente de la UD Las Palmas con el presidente de la Liga, Javier Tebas, y las autoridades están en marcha. Se puede decir que, incluso, bastante avanzadas. A la espera de que Sanidad apruebe el paso a la fase 3 y el protocolo, riguroso y detallado, que elabora Miguel Ángel Ramírez y desvela en El Confidencial: “Ya he hablado con Tebas; el presidente de Canarias, Ángel Victor Torres, y el del Cabildo, Antonio Morales. Me han dado el visto bueno y ahora falta que Sanidad apruebe el protocolo que estamos elaborando. Consiste en que los once mil abonados que tendrían derecho a entrar al estadio, lo hicieran de forma gradual, anticipada y ordenada. Les citaríamos una hora y media antes del partido. Se les tomaría la temperatura en la entrada y tendrían que cumplir con las medidas de higiene (mascarilla, guantes…) y la distancia de seguridad. Estoy convencido, de que si pasamos a fase 3, la afición podrá asistir al estadio”.

El optimismo de Miguel Ángel Ramírez es el mejor síntoma de la recuperación de esta tragedia y el valor que tienen nuestra islas. España podría ser el primer país del mundo con público en las gradas de un estadio de fútbol. Sin duda, un hecho destacable. Surgen, de todas maneras, varios interrogantes con una decisión que depende de Sanidad y en la que hay que tener cautela y precauciones. El estadio de Gran Canaria tiene un aforo de 33.000 espectadores y 11.000 abonados. El protocolo está en marcha, activados los contactos, pero persiste el miedo o el respeto a las aglomeraciones. La responsabilidad, en este caso de esos 11.000 aficionados, y el control para evitar un fallo que ocasione un rebrote impide todavía cantar victoria.

Miguel Ángel Ramúrez, presidente de la UD Las Palmas. (Efe)
Miguel Ángel Ramúrez, presidente de la UD Las Palmas. (Efe)

“Los teatros y los cines podrán tener un número de espectadores y en el fútbol estamos hablando de un espectáculo al aire libre. Detallaremos el protocolo y haremos que los abonados acudan al estadio con hora previa en función de su número de carnet. Canarias es un sitio seguro y yo creo que la afición podrá asistir al estadio a animar a su equipo con las medidas mencionadas y una hora de entrada y otra de salida”, es la postura de Miguel Ángel Ramírez. Durante las conversaciones iniciadas ha encontrado la buena predisposición de Javier Tebas y las autoridades de las islas. Esto le invita a ser optimista y poner a la UD Las Palmas en el foco mundial si consigue, definitivamente, el OK al acceso de los 11.000 espectadores.

Sin duda, una excelente noticia para el cuerpo técnico que dirige Pepe Mel y una plantilla que tendría uno de los bienes más preciados en este nuevo fútbol. Con 11.000 seguidores animando, no habría silencio en las gradas, sentirían el aliento y no perderían, de alguna forma, el factor campo. No se trata de ninguna cosa despreciable. Son los jugadores y hasta el propio Pepe Mel los que señalan que los partidos sin público tienen la frialdad de un entrenamiento. Algo de calor humano, por poco que parezca, haría de los partidos de la UD Las Palmas recuperar un tesoro. Los partidos sin aficionados en la Bundesliga están demostrando que las gradas vacías favorecen a los equipos visitantes. No sienten la presión y juegan más sueltos. Por contra, los locales tienen dificultades para adaptarse y sufren las consecuencias de estar desarropados. Se sienten extraños. En el fútbol alemán, únicamente se han producido cinco victorias en los 27 encuentros que se han disputado desde la reanudación del campeonato.

Lo que evitaría la UD Las Palmas, de prosperar su petición en la fase 3 la próxima semana, es tener que tirar de la imaginación o creatividad que hemos visto en otros estadios alemanes con muñecos de cartón piedra o pantallas que dieran color y animación. En el paraíso, como dice Miguel Ángel Ramírez, no habría muñecos y sí personas de carne y hueso. Será la envidia de los grandes clubes del resto de España. El Real Madrid, por poner otro ejemplo más mediático, va a jugar los seis partidos que le restan como local en el estadio Alfredo Di Stéfano. Un cambio de escenario motivado por las obras del Bernabéu. Sin público y en otro campo en el que no están habituados los chicos de Zidane. Son los dos polos opuestos en los planes del regreso inminente del fútbol en España, que puede ser protagonista por la noticia del público en las gradas en Las Palmas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios