El fútbol, ¿por encima del bien y del mal?

La disputa ética a la que se enfrenta la Liga por los test de coronavirus a sus futbolistas

El protocolo de actuación de la Liga justifica la necesidad de que hayan test diarios a los futbolistas desde el primer día de la vuelta a los entrenos. España, sin embargo, no va sobrado de ellos

Foto: Javier Tebas, durante una ponencia sobre fútbol en Madrid. (EFE)
Javier Tebas, durante una ponencia sobre fútbol en Madrid. (EFE)

Aunque la incertidumbre es máxima, la Liga ya se prepara para terminar la temporada. El protocolo de actuación que la patronal dirigida por Javier Tebas ha esbozado para retomar entrenamientos y partidos ya está en manos de los clubes, aunque todo queda a expensas de que el Gobierno dé luz verde. La salud es prioritaria no, lo siguiente, por eso todas las fechas previstas se cogen con pinzas. El riesgo de contagio por coronavirus aún sigue siendo alto, el confinamiento continuará hasta el 9 de mayo y desde Moncloa avisan que, cuando empiece la desescalada, la posibilidad de un rebrote siempre estará ahí. Hasta que se encuentre una vacuna estable, la alerta será constante.

Pero la Liga sigue trabajando, estudiando escenarios para cuando se levante el veto y los futbolistas vuelvan al césped. En el documento definitivo enviado a las entidades de Primera y Segunda División al que ha tenido acceso El Confidencial se desvela el plan: un regreso a la actividad en cuatro fases, con test diarios y algunos ensayos serológicos con PCR contra el Covid-19 a jugadores y miembros del 'staff'. El proceso durará 17 días hasta el primer partido. He aquí lo problemático del caso porque son muchos equipos, futbolistas y personal y los test han sido un bien escaso (y preciado) desde que estalló la crisis. Tanto es así que el pasado martes el Ministerio de Sanidad dictó una orden para tomar el control sobre todo el material sanitario, incluido el de entidades privadas, destinado a realizar pruebas contra el Covid.

Una sanitaria realiza un test contra el coronavirus a un policía en Madrid. (EFE)
Una sanitaria realiza un test contra el coronavirus a un policía en Madrid. (EFE)

Sin cifras exactas

Tanto Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, como Salvador Illa, ministro de Sanidad, incidieron en que las pruebas deben estar al servicio de las autoridades con el fin de que puedan usarse de la manera más efectiva. Esto es, si los test no se realizan a los colectivos que se debe y en las instalaciones oportunas (residencias u hospitales), puede suponer un paso atrás en la lucha contra el virus. Así las cosas, ¿sería ético que la Liga se apoderara de un buen número (se desconoce cuántos) de estos exámenes para bien de sus clubes dada la coyuntura actual?, ¿están el fútbol y los futbolistas por encima del bien y el mal?

La respuesta parece sencilla: si hubiera abundancia de los mismos, la Liga, como cualquier empresa, tendría derecho a adquirir algunos, pero no parece ser ese el caso por el momento a raíz de las acciones emprendidas por el Estado. La Liga no ha puesto cifras (la Bundesliga usará en torno a 20.000) y parece confiar en que cuando las condiciones lo permitan y se pueda volver a los entrenos haya suficientes pruebas para el conjunto de la sociedad española. Hace un mes ya se compraron test para los futbolistas en un momento delicado y el movimiento no gustó a Luis Rubiales, presidente de la Federación, que consideró que los jugadores no eran un grupo de riesgo. Eibar, Valladolid u Osasuna rechazaron las pruebas, destinándolas a colectivos más necesitados. "No tenemos que tener privilegios", sostuvieron los rojillos.

Quique Setién no ve claro el protocolo ideado por la Liga. (EFE)
Quique Setién no ve claro el protocolo ideado por la Liga. (EFE)

"Me parece un sinvivir"

La Liga estipula un primer examen (PCR y serológico) dos días antes del inicio de la denominada 'pretemporada', con entrenamientos individuales. A partir de ahí, test diarios fortalecidos con una segunda prueba serológica previo paso a los entrenamientos en grupo, y otro ensayo serológico más antes de los ejercicios colectivos. Los jugadores, a todo esto, no lo ven claro. Busquets ya mostró su dudas en la Cadena Cope, también Quique Setién en RAC1. "La realidad es que no sé si eso se puede llevar a cabo, me parece un sinvivir. Despues de las cosas que leo, veo complicado volver a entrenar", dijo el técnico culé. Pese a que todo el mundo quiere volver al ruedo, la gran mayoría de voces considera que ahora las prioridades son otras y que, mientras no haya una cierta estabilidad, todos los recursos han de destinarse bien.

De todos modos, si desde las más altas instancias públicas se diera el 'ok' al protocolo de Tebas una vez se levante el estado de alarma, ¿qué ocurriría en caso de que algún jugador diera positivo en la concentración? Pues que se le apartaria de la dinámica y se le aislaría por completo, además de realizarle nuevas pruebas de Covid a todo el grupo, así como al cuerpo técnico y al personal con el que el futbolista hubiera podido mantener cierto contacto, quedando igualmente apartados hasta los resultados de las mismas. Vamos, que un solo positivo podría poner en riesgo de nuevo lo que queda de campeonato. Demasiados interrogantes para tan pocas certezas.

Sea como fuere, este sábado el CSD, LaLiga y la Federación llegaron a un principio de acuerdo para el futbol español en el contexto actual tras una reunión de más de ocho horas. Se desconocen las medidas exactas, pero se ha mostrado una "generosidad y voluntad para alcanzar acuerdos y seguir trabajando en el corto, medio y largo plazo", según se extrae del comunicado publicado por el órgano público que preside Irene Lozano.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios