las tensiones pasan factura

El chantaje del jeque del Málaga a Víctor Sánchez del Amo (y no es el vídeo sexual)

Si se quiere ir, lo hará sin indemnización. Si pretende regresar como entrenador del Málaga, después de ser apartado, lo tendrá que hacer sin rechistar ni criticar la política del club

Foto: Víctor Sánchez del Amo en un entrenamiento con el Málaga. (Efe)
Víctor Sánchez del Amo en un entrenamiento con el Málaga. (Efe)

La clave (no en la investigación policial) para aclarar por qué el Málaga aparta de sus funciones a Víctor Sánchez del Amo es saber si hay relación entre la filtración del vídeo con contenido sexual y las tensiones entre Víctor y el jeque Abdullah Al Thani. El día en el que se atacó la intimidad de Víctor es fundamental para encajar las piezas. El entrenador cargó el sábado contra el club por sentirse engañado, desde principio de la temporada, por la planificación. Tiene un plantilla corta, sin refuerzos y en este mercado de invierno le comunican que hay que vender jugadores para hacer caja y poder pagar los salarios. Si no es así, el club corre riesgo de un descenso administrativo. ¿Quién tenía guardado ese vídeo y cómo se gestionó? ¿Por qué sale después de la ‘rajada’ de Víctor contra los responsables de la planificación?

Víctor Sánchez del Amo explota ante la situación que perjudica a su trabajo. Le parece una jugarreta más del jeque Al Thani. Otra mentira. No duda en hacer público su enfado y se la juega con una rajada que solo sirve para echar más gasolina a una situación de tensión entre el entrenador y el propietario. En Málaga se comenta que Víctor comunica el sábado a algunos de sus colaboradores e, incluso, futbolistas la existencia del vídeo y el riesgo de que se filtre. Esto sucede antes del partido contra el Oviedo (con empate a uno) el domingo. Víctor ha puesto dos denunias. La primera en una comisaría de Oviedo y otra en Málaga.

El caso estalla el martes con la filtración del vídeo y la reacción sorprendente del Málaga apartando a Víctor Sánchez del Amo de sus funciones. La sensación es que el jeque Al Thani aprovecha este turbio asunto para quitarse de encima al entrenador que le incomoda con sus manifestaciones en la sala de prensa. Al Thani no le despide. Pone en su lugar al segundo de Víctor (David Dóniga). Lo que hace el jeque es tomarse su particular revancha con un tuit que deja de mentiroso al entrenador. “Todavía esperamos saber ¿Quién es la persona a la que siempre miente? Él es como el Ángel. Nunca comete errores. No quiere admitir el error. Una sola vez dijo la verdad. ¿Crees que eso te ayudará a mentir siempre a todos? Sé fuerte y di que me equivoco (…)”.

El apoyo de Rubiales, Jémez y la plantilla

Este ‘sé fuerte y di que me equivoco’ es el chantaje del jeque para poner a Víctor contra la pared. Una especie de castigo por sus quejas sobre la planificación. El propietario le hace pagar los platos rotos (como en su día a José Luis Pérez Caminero) de una mala situación deportiva (decimosexto en la clasificación) en la que el club se lava las manos por la falta de refuerzos y el rendimiento que tiene que tener la plantilla. A Víctor, víctima de un vídeo con carácter privado que es delito, no solo no sale en apoyo el Málaga sino que el jeque le deja claro que ahí tiene la puerta de salida (sin indemnización) y si se quiere quedar será para hacerlo en silencio y sin rechistar.

En todo este escándalo el único que sale en defensa de Víctor es Luis Rubiales (desde Arabia Saudí) con otro mensaje, en su cuenta de twitter, en el que el presidente de la Federación parece tener claro lo que hay detrás de la extorsión y el acoso. Un mensaje valiente y que agradece Víctor Sánchez del Amo. Está pasándolo mal con esta situación que trasciende lo profesional y ha derivado a lo personal. Repercute en la imagen de un joven entrenador que se caracteriza por ser respetuoso, trabajador, con ambiciones y honrado. Es un momento muy delicado para él y su familia y con un futuro incierto. Cuenta con el apoyo de su mujer May. Si quiere regresar de inmediato a su cargo de entrenador en el Málaga se le insinúa que salga a pedir perdón porque en el vídeo lleva el escudo del Málaga en la camiseta.

Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano y amigo de Víctor, ha mostrado su más absoluta repulsa en unas manifestaciones en Radio Marca: "Para hacer este tipo de cosas hay que ser muy mala persona y muy hijo de puta. Es hundir a gente que no ha hecho nada. Esto es arruinarle la vida hablando en plata. Si su familia no está unida y no son capaces de sacar esto adelante, te puede arruinar la vida en todos los aspectos. Me parece de lo más denigrante, de lo más bochornoso y penoso. Pero bueno, es el país que tenemos".

La plantilla del Málaga se ha sumado con un comunicado al apoyo a Víctor Sánchez. Un gesto que demuestra el compañerismo y la unión entre jugadores y entrenador: "Todos y cada uno de los jugadores del Málaga CF queremos transmitir nuestro total apoyo a nuestro entrenador, Víctor Sánchez del Amo, y a su familia en estos momentos personales delicados. Queriendo dejar claro que, desde hoy, el equipo seguirá trabajando al 100%, como siempre bajo cualquier circustancia, para defender este escudo y esta camiseta con profesionalidad. No dejaremos que nada ni nadie nos separe en este momento de dificultad. Nos debemos a un escudo, una afición y nuestra obligación es hacer frente a nuestras responsabilidades deportivas de la mejor forma posible".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios