vio un presidente y unos jugadores en apuros

Así convenció Florentino Pérez a Zidane para regresar al Real Madrid

Zidane ha visto a un Florentino en apuros, un equipo en descomposición y unos jugadores muy por debajo de su nivel. En parte, se siente responsable y no podía negarse

Foto: Zidane, acompañado de Florentino Pérez, en el día que anunció que dejaba de ser entrenador del Real Madrid. (Efe)
Zidane, acompañado de Florentino Pérez, en el día que anunció que dejaba de ser entrenador del Real Madrid. (Efe)

Ya es oficial. Lo más difícil para Florentino Pérez ha sido hacerle ver a Zidane que la situación era tan crítica que no podía esperar a junio. Tenía que coger el equipo de forma inmediata porque el enfermo se desangró en los seis fatídicos días con los dos Clásicos y la hecatombe contra el Ajax. En el segundo partido contra el Barcelona –el 2 de marzo–, Zidane estuvo en el Bernabéu y vio la cara de la derrota cuando tuvo enfrente a Florentino. Tres días después llegó el batacazo contra el Ajax y el final de ciclo de un equipo que tenía el sello Zizou. Al francés también le entró un sentimiento de responsabilidad y malestar por ver cómo esos jugadores que habían tocado la gloria se estaban pudriendo.

El regreso del francés al banquillo del Real Madrid ha sido posible porque hay un componente de una amistad muy estrecho entre Florentino y Zidane. Influyen otros factores como el sentimental, el económico y los nuevos desafíos. Zidane tiene su vida en Madrid, donde juegan sus hijos –Enzo, en el Rayo Majadahonda; Luca, en el Madrid y Theo y Elyaz en la cantera del club blanco–, su mujer y él son felices en España y no estaban tan convencidos de tener que dar el paso de empezar una nueva vida en otro país. El arraigo a Madrid y al Real Madrid pesa mucho en sus decisiones. Zidane se considera muy madridista. Su historia, como futbolista de club y entrenador, está en el Madrid.

La clave está en que reconoció a Florentino Pérez, en una conversación en caliente tras los Clásicos, que estaba sorprendido por cómo se había desplomado el equipo y diferentes casos individuales –Isco, Marcelo, Marco Asensio, Modric, Kroos…– que atravesaban dificultades para encontrar su punto óptimo de forma. Ni el propio Zidane podía imaginar que sin él ni Cristiano Ronaldo al equipo no le diera para tener más opciones de competir. Era presumible que sin el goleador portugués y con el cambio de entrenador hubiera un proceso de adaptación y algo se resintiera. Pero no a estos límites. Zidane se asombró –para mal– de ver al equipo y ciertos jugadores con problemas.

Veronique, su mujer, clave

Le faltaba ver en apuros a Florentino para que se le ablandara el corazón y empezara a darle vueltas a la cabeza y consultara a la familia para decidir que tenía que regresar. Veronique, su mujer, es pieza clave en la decisión. Lo que existe entre la familia Zidane y Florentino Pérez es un sentimiento de agradecimiento de muchos años. Desde que el presidente hizo todo lo imposible para que fichara por el Real Madrid y dejara la Juventus, tratarle como no ha hecho con ningún otro jugador, demostrarle que siempre ha sido su mejor fichaje y respetarle que se retirara como futbolista cuando decidió colgar las botas con contrato en vigor. Florentino admira a Zidane. Ese respeto no lo olvida el francés. Como también reconoce que le hizo una avería cuando se marchó después de ganar la final de la Champions en Kiev.

Con el 'sí' de Zidane se recupera la calma en el Real Madrid y se mira con más claridad hacia delante para construir un nuevo proyecto en el que el francés tendrá más facilidades para poner sus condiciones. Zidane se fue en lo más alto y regresa en lo más bajo. En parte se siente culpable y obligado a remar a favor de un Florentino Pérez tocado. Un final de ciclo que tiene un epílogo desagradable con la bronca entre el presidente y Sergio Ramos. Unos jugadores hundidos. Un capitán que tuvo que viajar a Valladolid en su coche para demostrar que estaba comprometido. Un Isco devaluado y un Marcelo marginado. Demasiados problemas, conflictos y perdida de imagen en un club al que siente que pertenece. Y esto le duele a Zidane, que firma hasta 2022.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios