el papel de la dura representante

La implacable madre de Rabiot o cómo puede conseguir el fichaje por el Barcelona

Véronique Rabiot es la madre y agente de Adrien, el fútbolista que quiere fichar el Barcelona y que ha vuelto loco al Paris Saint Germain con exigencias deportivas y económicas

Foto: Veronique Rabiot, madre de Adrien. (Imago)
Veronique Rabiot, madre de Adrien. (Imago)

“Mi hijo tiene que jugar de centrocampista ofensivo”, con este petición se presentó hace más de un año la madre y representante de Adrien Rabiot –Véronique– en los despachos del Paris Saint Germain. Todavía estaba Unai Emery en el banquillo y en el club se consideró que era un calentón de una madre que buscaba lo mejor para su hijo. El asunto iba en serio. La madre y agente exigía un puesto en el once en el que pudiera brillar el talento ofensivo de su hijo. Una exigencia, a nivel deportivo, a la que no dieron importancia en los despachos. Fueron pasando los meses y las peticiones de Véronique se ampliaron al terreno económico. Adrien Rabiot finaliza contrato el 30 de junio de 2019 y el tiempo empezaba a correr en contra del club.

La astuta y fría Véronique empezó a coger una posición de fuerza en las negociaciones de la renovación. Abrió su despacho para escuchar las ofertas de otros clubes y se sucedieron los contactos con el Milan, Barcelona y Juventus. Con la seguridad de que su hijo tenía mercado en otros grandes clubes de Europa decidió echar un pulso, varios órdagos y plantarse firme ante la propuesta de renovación del Paris Saint Germain. Véronique Rabiot ha tensado las conversaciones con el PSG hasta el límite de que se han roto y en el club parisino deciden que no va a volver a jugar porque se niega a renovar.

Adrien Rabiot queda libre al final de esta temporada y en enero podrá empezar a negociar libremente –sin sanción de la FIFA– con cualquier equipo con los que ya ha iniciado los contactos y reuniones ocultas. Uno de ellos –perfectamente posicionado– es el Barcelona. Los responsables de la parcela deportiva del club azulgrana –Pep Segura y Eric Abidal– mantuvieron una reunión con Véronique en París el pasado verano. Se sentaron las bases de un posible contrato. Si Rabiot queda libre tendrá un sueldo que alcanzará los 10 millones de euros netos y una prima de fichaje de 15 millones de euros. A Véronique le convence el salario del Barcelona como que su hijo juegue al lado de Messi y cerca de Francia. Hay otros equipos que aceleran en la subasta iniciada por la madre y superagente, pero el Barcelona lleva la delantera.

Rabiot durante esta temporada con la camiseta del PSG. (Reuters)
Rabiot durante esta temporada con la camiseta del PSG. (Reuters)

El 'desertor' de la Selección francesa

Véronique Rabiot tiene fama en Francia de ser una negociadora dura. Lo ha demostrado no cediendo en la negociación con el PSG y poniendo todo tipo de condiciones. Si Neymar y Mbappé ganan mucho dinero y tiene privilegios como mayordomos, chófer y escolta del club por qué no tendría que tener el mismo trato su hijo. Si al padre de Mbappé –Wilfred–, que también es su agente, le aceptaban sus peticiones por qué no a ella. La conversación llegó a desesperar al PSG hasta el punto de que Véronique dijo que ya no hablaba más con el director deportivo –Antero Henrique–, al que rechazó dos ofertas de renovación, y que sólo retomaría la negociación con el presidente Nasser Al-Khelaïfi. Las negociaciones están rotas. El PSG lo ve fuera y sólo podría abrirle las puertas en el mercado de invierno para hacer caja. Poco dinero –10 o 15 millones de euros–, pero menos es nada. Y podría llegar al Barcelona en el enero.

A la dura Véronique se la señala como la principal culpable de que su hijo rechazara estar en la lista de reservas de la selección francesa para el Mundial de Rusia. Si no era para jugar, no debería estar. Era la postura de los Rabiot. Lo que provocó que abandonara el equipo nacional y ocasionara una extensa polémica en Francia en la que se le calificó de ‘desertor’. “Espero que esto le permita madurar y reflexionar”, manifestó con decepción el seleccionador Didier Deschamps. A Rabiot se le acusó de caprichoso y conflictivo. Un futbolista que se ha formado en la cantera de Paris Saint Germain y que con 23 años es una ganga si llega gratis al Barcelona. Otra cosa es quién maneja sus destinos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios