Los Minoritarios piden Junta Extraordinaria

La sombra sobre Pepe Castro, señalado como cabecilla de la venta del Sevilla

El Sevilla puede acabar en manos extranjeras. Los minoritarios creen que José Castro intenta vender el club a un inversor americano. Las peñas se reunieron durante el España-Croacia

Foto: Pepe Castro quiere vender el club a Estados Unidos. (EFE)
Pepe Castro quiere vender el club a Estados Unidos. (EFE)

En el Sevilla, la guerra accionarial se encuentra en pleno fragor y amenaza sangre. Un caramelo (según los inversores extranjeros) valorado en más de 1.000 millones de euros está en juego. Y en la partida maquiavélica, varios protagonistas sobre la mesa: los accionistas minoritarios que representan al sevillismo de base, o mayoría cada vez menos silenciosa, y los grandes accionistas, que ambicionan el pastel. Entre estos, la cabeza más señalada es la de José Castro, presidente del club, al que los primeros acusan sin tapujos de ser testaferro y punta del iceberg de la gran operación de venta del Sevilla a un potente inversor americano.

En la noche del martes, mientras la Selección de Luis Enrique le pintaba la cara de rojo a la Croacia de Modric y Rakitic, en la peña sevillista San Bernardo, a pocos metros del Ramón Sánchez-Pizjuán, se reunieron representantes de la Federación de Peñas del Sevilla, Accionistas Unidos y Tercera Vía, los tres grupos de accionistas minoritarios y que representan al sevillismo de base. Como tema único de la reunión, el análisis y búsqueda de una solución que frene la frenética carrera por hacerse con la mayoría de acciones del club y evitar que el Sevilla pase a manos extranjeras. Los minoritarios tocan con las yemas de los dedos el número de las 5.400 acciones necesarias para que se pueda celebrar una Junta General Extraordinaria del Sevilla “para que, de manera definitiva, los mayoritarios se quiten las caretas”, aseguraba uno de los presentes en la PS San Bernardo.

Y es que el grueso de los mayoritarios (Rafael Carrión, José Castro, su cuñado Francisco Guijarro y Roberto Alés) son proclives a la venta de sus acciones, las cuales, según estimaciones de los sevillistas minoritarios, ya alcanzan el 40% de los títulos. Los otros mayoritarios, José María del Nido y José Gómez Miñán, con un 33%, se han apartado momentáneamente de la compra masiva de acciones.

Los minoritarios están convencidos de la complicidad existente entre el grupo que encabeza José Castro y 'Sevillistas Unidos 2020 SL', sociedad que se formalizó el junio pasado y que antes se llamaba 'Triple Siete Adquisiciones SLU', cuyo apoderado solidario es Andrés Blázquez Ceballos. Este individuo, cuyo nombre y cargo de apoderado, según el Registro Civil, consta en otras 52 sociedades, es el que compra las acciones y el que entrega los cheques con las cantidades estipuladas. Los cheques son todos de Caixabank y provienen de la cuenta cuyo titular es 'Triple Siete Adquisiciones SLU'.

Algunos de las empresas de Andrés Blázquez Ceballos.
Algunos de las empresas de Andrés Blázquez Ceballos.

De ARUNCY a Sevillistas 2020

Los vendedores de las acciones del Sevilla suelen reunirse directamente con José Castro en las oficinas del club o en la Inmobiliaria ARUNCY, propiedad del presidente sevillista, ubicada en la avenida Eduardo Dato, a unos pasos del coliseo nervionense. En tal caso, y convencidos de que la venta de sus acciones (a un promedio de 1600 euros por título) se hace en favor de José Castro, el vendedor recibe un cheque de Caixabank y firma un contrato con la rúbrica de Andrés Ceballos Blázquez, como apoderado solidario de Sevillistas Unidos 2020.

El nudo gordiano y cabeza matriz del entramado que acoge a Triple Siete Adquisiciones, SLU, Sevillistas Unidos 2020, SL, se llama Nutmeg Acquisition, cuyos propietarios (poderosos inversores) se esconden bajo una LLC, que está inscrita en el estado de Delaware, cuyas flexibles normas permiten el anonimato y la opacidad de sus operaciones.

Los minoritarios están convencidos de que los grandes accionistas del Sevilla ya han pactado con Nutmeg Acquisition o Sevillistas Unidos 2020 la venta de sus títulos por un precio cerrado y que, al parecer, alcanza unos números mareantes.

Documento entre el vendedor y el comprador.
Documento entre el vendedor y el comprador.

El libro de registro de acciones del Sevilla Fútbol Club, celosamente guardado bajo llaves en la entidad sevillista, no permite su acceso a cualquiera, aunque sea socio o accionista. El club tiene un capital social de 6.208.020 de euros, y 103.467 acciones. Estas acciones se pusieron en su día a la venta por un valor de 60 euros por título.

José Castro, señalado

Ahora, y ante la “brutal oferta” del inversor americano, José Castro, su cuñado Guijarro, Rafael Carrión y Roberto Alés, venderán sus acciones por un valor 25 veces superior al precio original. Todos los dedos apuntan a la cabeza de Castro, urdidor y cómplice necesario de esta gigantesca operación, y así lo dicen los minoritarios. Accionistas Unidos lo ha manifestado de forma contundente: “José Castro Carmona es cooperante de todo este entramado societario y tiene relación con estas sociedades que están tras la compra de acciones del Sevilla”. El grupo inversor, llámese Nutmeg Acquisition o Sevillistas Unidos 2020 (fecha que parece algo más que una alegoría) o llámese X, sigue sumando títulos. Y podrá comprar el club por una cifra que ronda los 200 millones de euros, dividendos que en su inmensa mayoría irán a parar a los bolsillos de los accionistas principales del Sevilla. Una cifra importante, pero “calderilla” si el gran inversor controla un caramelo cuyo valor sobrepasa los 1000 millones de euros.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios