costó menos de medio millón

Sarabia, el chollo del siglo que encontró el Sevilla y juega con 'cara de enfadao'

Pablo Sarabia es el máximo goleador del Sevilla este verano y suena como una de las novedades de Luis Enrique en su primera lista de convocados en la Selección

Foto: Sarabia marcó el gol del Sevilla ante el Barcelona en la Supercopa. (Reuters)
Sarabia marcó el gol del Sevilla ante el Barcelona en la Supercopa. (Reuters)

Pablo Sarabia (Madrid, 1992) lleva cuatro goles en los cuatro partidos oficiales que ha disputado el Sevilla en esta tempranera temporada, es pichichi del equipo y, por sus gestos, parece que sigue con hambre. Ídolo del sevillismo, que reconoció a la primera que el fútbol y el corazón de Sarabia son de talla XL. Llegó por menos de medio millón de euros procedente del Getafe, ha multiplicado su valor en estos dos últimos años y sigue con su juego eléctrico y 'la cara de enfadao' que ponen los grandes.

Criado en las parideras del Real Madrid, admirador de Cristiano, Sarabia no pone límites a su mirilla. La vida le enseñó a tener paciencia, después de ver que Morata, Lucas Vázquez o Carvajal, sus compañeros de quinta en los juveniles merengues, alcanzaban el último escalón en la Selección española y él se quedaba en el penúltimo. El pasado año, Julen Lopetegui se echó para atrás en el último momento y le cerró la puerta. Ahora, con nuevo ciclo en la Roja, Luis Enrique tiene anotado en lápiz rojo su nombre. Sarabia sonríe y la baja al pie: "Yo trabajo con ganas cada día en mi equipo y si me llaman iré encantado. Sería el más feliz del mundo, el sueño de todo futbolista".

Desde su aterrizaje en Nervión, los datos de Sarabia demuestran una abrumadora regularidad: 105 partidos, 28 goles y 23 asistencias. Sus credenciales de oro (y su cláusula actual: 18 millones) han hecho que los dirigentes del Sevilla se movilicen para evitar lo que alguien de la planta noble califica de “catástrofe”: que algún club depositara la cláusula del futbolista y se lo llevase. Sarabia desecha tocar este asunto, toca madera y pone cara de esperar a que todo termine en un 'the end' lleno de sonrisas: “Yo trabajo con mucha ilusión y con el pensamiento y las ganas de quedarme en el Sevilla muchos años”.

Sarabia ha marcado cuatro goles en los cuatro partidos oficiales del Sevilla este verano. (EFE)
Sarabia ha marcado cuatro goles en los cuatro partidos oficiales del Sevilla este verano. (EFE)

El club blanco, de la mano de Joaquín Caparrós, director de fútbol, ha movido ficha. "Sarabia tiene una propuesta de mejora en su contrato. Es una muy buena mejora, que quede en mayúsculas. La están estudiando y en su momento decidirán cuándo se hace uso de esa propuesta", dijo Caparrós.

El futbolista, mientras se resuelven sus asuntos contractuales, disfruta de Sevilla (“y mi madre la que más”), de sus amigos de Montequinto, el barrio más cercano a la ciudad deportiva y donde reside, de las risas que echa con Jesús Navas y la gente del vestuario sevillista, aunque también echa de menos a David Soria (su paisano traspasado este verano al Getafe), con el que se reía y compartía confidencias madridistas. Por ejemplo, la marcha de Cristiano Ronaldo, su ídolo de ahora. "Es un ejemplo para todos los futbolistas, tanto en lo profesional como en lo personal, porque sin tener el talento de Messi, ahí está en primera línea. Cristiano es mi ídolo. Si cambiaron mi nombre por el suyo en la lista de Champions".

Educación Física y márketing deportivo

Tras dos años y algo más en Sevilla, Pablo Sarabia, con el grado de Educación Física en el bolsillo y un máster de márketing deportivo en camino, confiesa que sigue emocionándose cada vez que escucha el himno de El Arrebato y ve Nervión lleno cantando a capela. "Esa sensación es única, te vienes arriba, sobre todo en las grandes noches de Champions y en partidos importantes. Ahí sí que te sientes orgulloso de este equipo, de su escudo, de su gente". Y también, manifiesta Sarabia, recuerda con especial emoción "noches tan especiales" como cuando eliminaron al Manchester United en Old Trafford o dejaron en la cuneta al Atlético en la Copa.

En la actualidad, mirando alto, Pablo Sarabia confiesa encontrarse como caballo en el campo con el sistema impuesto por su tocayo y entrenador Pablo Machín. "Propicia que llegue más al área y eso hace que tenga más oportunidades de marcar. La verdad es que estamos muy contentos e ilusionados ante la nueva temporada. Fue una lástima perder en la Supercopa con el Barça. Lo teníamos ahí, pero se nos escapó. Pero hay que seguir mirando adelante".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios