En el Madrid están mosqueados: ¿por qué Zidane no quitó a Cristiano tras el golpe?
  1. Deportes
  2. Fútbol
preocupación POR RECUPERAR SU TOBILLO AL 100%

En el Madrid están mosqueados: ¿por qué Zidane no quitó a Cristiano tras el golpe?

La preocupación en el Real Madrid reside en si la lesión de Cristiano Ronaldo no le dejará consecuencias negativas para la final de la Champions, aunque haya tiempo para su recuperación

Foto: Cristiano Ronaldo en el momento de marcar el gol en el Camp Nou y lesionarse el tobillo con el impacto de Piqué (REUTERS)
Cristiano Ronaldo en el momento de marcar el gol en el Camp Nou y lesionarse el tobillo con el impacto de Piqué (REUTERS)

El Real Madrid se ha buscado un problema innecesario con Cristiano Ronaldo por aguantar al portugués en el césped del Camp Nou más de media hora de la primera parte del Clásico con el tobillo lesionado. El diagnóstico es de un esguince de grado 1, pero hay que seguir haciendo pruebas que confirmen que la evolución es positiva. Según Zidane se cumplen los plazos y hay tiempo para que el futbolista llegue a la final de Kiev el día 26 de mayo y, de cara al exterior, muestra no estar preocupado. Pero una cosa es el diagnóstico y otra el pronóstico que hacen los fisioterapeutas que se hacen cargo de la recuperación del tobillo derecho del portugués y a los que les han dado órdenes de trabajar en dobles sesiones. Hay inquietud por la salud del tobillo derecho de CR7 para que no llegue mermado a la final contra el Liverpool.

El tobillo de Cristiano Ronaldo va a tener cuidados especiales y seguirá un tratamiento diario muy minucioso con el que, si se cumplen los mejores pronósticos, debería estar recuperado en un plazo no mayor de diez días. La cura pasará por distintas fases. Ahora mismo lo más importante es bajar la inflamación en una zona en la que está afectada la articulación, el tendón y los ligamentos. No hay rotura y eso es lo más positivo, pero la elasticidad llegó al límite y al seguir jugando más tiempo del debido la rotura de vasos capilares fue mayor.

Tal y como han asegurado fuentes del club a El Confidencial, una vez disminuya dicha inflamación volverá a hacer pruebas que confirmen que no hay nada más grave que un esguince y que otras partes, como el maléolo externo, puedan estar dañadas. El trabajo de los fisios ya está en marcha para recuperar lo antes posible la movilidad del tobillo y poder pasar, con mucho cuidado, a la fase de potenciación en la que tendrán que empezar a trabajar con resistencias hasta que empiece a recuperar la elasticidad.

Cuando el tobillo tenga mayor estabilidad y movilidad se pasará al trabajo de resistencia en el agua, donde caminará por la piscina y seguirá con la bicicleta elíptica. Cristiano tiene que tener cuidado con los impactos, pero a la vez está obligado a hacer un trabajo aeróbico con el objetivo de mantener la necesaria intensidad. Se harán diferentes pruebas para ver cómo responde el tobillo y tener la seguridad que puede salir a correr al césped e incorporarse a los entrenamientos con el grupo. No puede dar un paso en falso y el tratamiento tiene que ser perfecto por lo que la responsabilidad de los fisioterapeutas cobra máxima importancia, aunque se tiene la certeza de que con Cristiano, al que se califica de paciente ejemplar, no tiene por qué haber problemas para recuperar lo mejor posible el tobillo.

placeholder Cristiano Ronaldo se marcha dolorido a la banda en el Camp Nou. (REUTERS)
Cristiano Ronaldo se marcha dolorido a la banda en el Camp Nou. (REUTERS)

Podría no jugar más en la Liga

El último paso, si todo ha salido como se espera, es que empiece a tocar el balón y de forma progresiva recupere la alta intensidad que había mostrado en estos dos últimos meses. Pero este contratiempo ha dejado mal cuerpo en el club por entender que pueda traer consecuencias negativas cuando el portugués iba como un tiro y así quedó demostrado en los partidos de la Champions. La precaución obliga a Zidane a tener que pensar y valorar si podrá jugar el último partido de Liga (19 de mayo) contra el Villarreal, donde podría convenir que se probará antes de la final del día 26.

Cristiano Ronaldo es optimista, aunque los que están a su alrededor reconocen que se llevó un buen susto cuando se lesionó en la jugada del gol con la carga de Piqué. Lo que no entienden es por qué siguió jugando hasta el final de la primera parte cuando todavía quedaba algo más de media hora e hizo sobreesfuerzos, con dolor, con carreras y movimientos que perjudicaban el tobillo. Zidane, quizás, debió tomar una decisión inmediata y sacarle del campo, pero el portugués pidió continuar en el césped sin valorar que se estaba perjudicando y pensar realmente en que el partido más importante es la final de la Champions. La segunda parte del Clásico ya la vio en el banquillo y una bolsa de hielo en el tobillo.

Cristiano Ronaldo Real Madrid Zinédine Zidane Florentino Pérez
El redactor recomienda