spot para la prevención del cáncer testicular

“Gracias por tocarme los huevos”: la campaña que Valderrama dedica a Míchel

En una campaña de prevención del cáncer testicular, el que fuera gran mediocampista colombiano evoca aquel polémico episodio que sucedió en el año 1991

Foto: En la imagen, el 'Pibe' Valderrama. (EFE)
En la imagen, el 'Pibe' Valderrama. (EFE)

El episodio sucedió en 1991 y dio la vuelta al mundo en cuestión de segundos. Durante un Real Madrid-Valladolid que se disputaba en el Santiago Bernabéu, a la salida de saque de esquina, Míchel tocó los testículos a un sorprendido Carlos Alberto Valderrama, que no daba crédito. Aquel hecho, años después, ha servido de inspiración para lanzar una campaña solidaria.

El que fuera gran centrocampista colombiano ha protagonizado una campaña en favor de la prevención del cáncer testicular. Se trata de una colaboración de la revista 'Líbero' con la Asociación Española Contra el Cáncer. “Gracias por tocarme los huevos”, relata Valderrama a modo de resumen de este impactante spot. En el mismo subraya que durante su carrera deportiva “viví momentos importantes, aunque hay uno que me marcó” especialmente.

El 'Pibe' Valderrama destaca que aquel episodio supuso una lección a la hora de detectar algún tumor testicular, “primero, palpándome el testículo izquierdo, desde la zona inferior, hacia arriba, con las yemas de los dedos; luego el derecho, repitiendo el mismo movimiento; y una tercera vez para ver si los testículos tenían la misma forma, tratando de encontrar algún bulto”. Y recordando la acción de Míchel, explica que “no me dolió, aunque me 'emputé' un poco”. “De haber sentido dolor, debí consultar al médico para detectar a tiempo un posible cáncer testicular”. “Por eso, querido amigo, quería darte las gracias por haberme tocado los huevos”, resume para acabar Valderrama.

Hay que recordar que el juez único del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), José Javier Forcén, impuso a Míchel una multa de 500.000 pesetas (3.000 euros). La acción se consideró como “grave”, subrayando que el hecho constituía una “falta al decoro"”, pues “supone manipular en público al vecino el don que, en exclusiva, a los varones otorgó natura”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios