un equipo impidió a otro jugar un torneo

Guerra abierta entre los dos aspirantes a ser el Real Madrid femenino

El Madrid CFF veta al Tacón para evitar que este equipo, del mismo barrio de la capital, participe en un torneo de verano; la organización cede ante las presiones y expulsa al club

Foto: Las jugadores del Tacón durante un partido de la pasada temporada. (CD Tacón)
Las jugadores del Tacón durante un partido de la pasada temporada. (CD Tacón)

La rivalidad en el fútbol existe de toda la vida. Por lo general surge a partir de la cercanía entre dos entidades o se va generando con el paso de los años por la competencia directa por la supremacía de un país o una región en particular. Pero no hay enemistad más cruenta que la fratricida. Dos equipos hermanos luchando siempre uno contra el otro, odiándose por motivos allende el deporte que, en ocasiones, llegan a ocasionar problemas de gravedad. Esto pasa en todos los estamentos, pero se potencia aún más en el fútbol, a cualquier nivel. Desde el Real Madrid y el Atlético hasta Sevilla y Betis pasando por Tenerife y Las Palmas. Ni siquiera el madrileño barrio de Hortaleza se queda al margen.

En ese distrito del noreste de la ciudad juegan, entre otros, dos clubes de fútbol femeninos. Uno de ellos, el Madrid Club de Fútbol Femenino acaba de ascender por primera vez en su historia a la Liga Iberdrola, es decir, a lo que es la primera división femenina. El Club Deportivo Tacón, por su parte, ha sido en los últimos años el eterno 'número dos' de su grupo de segunda división, siempre por detrás del mencionado Madrid CFF. A ambos les une una obvia relación deportiva y un rumor creciente año a año: son los candidatos más probables para asociarse, en un futuro incierto, al Real Madrid cuando el conjunto que preside Florentino Pérez dé por fin el paso de crear una sección femenina. El propio presidente del Madrid CFF, el empresario Alfredo Ulloa, ha llegado a reconocer publicamente que no descarta convertirse en el área femenina del club de Chamartín.

Entre el Tacón y el Madrid CFF existe un desprecio mutuo que este fin de semana ha vivido un nuevo punto álgido, a pesar de que ahora ya no tienen que enfrentarse en partido oficial. El Orzán, club asociado al Deportivo de La Coruña en fútbol femenino, organizó un torneo veraniego ya tradicional, el Memorial Manuel Fernández Faraldo, una competición amistosa en la que se enfrentan equipos de diferentes categorías (juveniles, cadetes, aficionados...), tanto masculinos como femeninos. En esta última sección, el torneo conta este año en el cartel con dos equipos de la máxima categoría, el Madrid CFF y el Santa Teresa de Badajoz, además del propio Deportivo. Prácticamente en el último momento, sin embargo, se cayó un cuarto club invitado y la organización tuvo que buscar una alternativa. A los responsables se les ocurrió llamar al Tacón, que estaba también en plena pretemporada y aceptó la invitación.

Hasta aquí, todo normal. Sin embargo, cuando el Madrid CFF se enteró, su presidente, Alfredo Ulloa -dueño de Ópticas Ulloa-, se negó a que el Tacón participase en el torneo. Desde su club, se pusieron en contacto con los organizadores y les comunicaron que si el Tacón jugaba, ellos no lo harían. El Orzán se encontró entonces entre la espada y la pared: el torneo ya estaba anunciado, programado, el cartel hecho... Pero no dudó en tomar por la calle del medio. Ante la cerrazón de Ulloa, los responsables de la competición comunicaron al Tacón que al final mejor que no vinieran, porque su vecino del barrio les había vetado.

"Nos han hecho una faena", asegura la presidenta del Tacón, Ana Rosell, en conversación telefónica con El Confidencial. "Cuando un equipo comunicó que no podía viajar, la organización nos llamó a nosotros; hemos ido ya dos veces, nos conocen; estábamos preparados; y entonces nos dicen que el Madrid CFF les ha dicho que si vamos nosotros, ellos no van", explica Rosell, que personaliza la responsabilidad de su expulsión directamente en Ulloa. La propia cuenta de Twitter del Tacón culpó al Madrid CFF del veto.

Las jugadoras del Madrid CFF y el Santa Teresa posan antes del partido. (Madrid CFF)
Las jugadoras del Madrid CFF y el Santa Teresa posan antes del partido. (Madrid CFF)

El club de Ulloa puso como condición para participar en el torneo de verano Memorial Manuel Fernández Faraldo que el Tacón fuera excluido, como han admitido incluso desde la propia entidad deportiva, que oficialmente habla de motivos económicos y deportivos. No tenía sentido, justifican, "hacer un viaje de 700 kilómetros para jugar contra un equipo de segunda división que, por añadidura, es de tu propio barrio; simplemente no nos compensaba". "No se trata de un veto; la dirección deportiva y el cuerpo técnico decidieron que no interesa la oferta —la participación del Tacón— y es el torneo el que elimina al Tacón", relatan.

"Solo tenemos rivalidad deportiva; desde antes, cuanco gestionábamos al Canillas y ahora que dirigimos al Tacón, luchábamos con ellos por el ascenso, no sé si en el caso contrario es algo diferente", describe Ana Rosell, que no encuentra explicación para lo sucedido. "No llego a entenderlo, los equipos están para jugar", añade.

Finalmente el Madrid CFF jugó. Sus jugadoras viajaron casi 700 kilómetros —según este club, la organización paga el hospedaje, pero no así el transporte— para jugar finalmente un triangular ante el Deportivo, de Segunda, y el Santa Teresa, de Primera. El equipo madrileño quedó tercero después de empatar a uno contra el Santa Teresa y ser vapuleado por 0-4 por el Deportivo. "En realidad, al final no nos ha compensado igualmente, por las lesiones y porque el resultado no ha salido bien", dicen a toro pasado desde el Madrid CFF.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios