AUNQUE en el club SABEN QUE LE NECESITAN

El Real Madrid señala a Jorge Mendes y pone distancia con el superagente acorralado

El Real Madrid ha dado un paso hacia un lado en su relación con Jorge Mendes, agente a quien Hacienda ha echado el lazo con sus representados

Foto: Florentino Pérez y Jorge Mendes, en los Globe Soccer Awards. (EFE)
Florentino Pérez y Jorge Mendes, en los Globe Soccer Awards. (EFE)

Hace unas semanas, un directivo cercano a Florentino Pérez aconsejó al presidente crear un cordón de seguridad alrededor de Jorge Mendes. El superagente está en el ojo del huracán por los casos de supuesta evasión fiscal de muchos de sus representados y en el Real Madrid comienza a incomodar que su nombre se relacione estrechamente con el del club. Hacienda va a por el representante portugués y en Chamartín desean dar un paso lateral.

El último caso ha estallado este martes. La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra el exentrenador blanco José Mourinho por dos delitos contra la Hacienda Pública relacionados con el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) supuestamente cometidos durante los ejercicios 2011 y 2012, años en los que entrenaba al Real Madrid. En total, la cantidad defraudada que se le atribuye asciende a 3.304.670 euros (1.611.537 euros en 2011 y 1.693.133 euros en 2012).

La relación Florentino-Mendes se enfrió

Mourinho firmó su contrato de trabajo con el Real Madrid el 31 de marzo de 2010, trasladando su residencia a Madrid y adquiriendo la condición de residente fiscal en España. El problema es que en sus declaraciones de los ejercicios 2011 y 2012 no aparecen los ingresos procedentes de la cesión de sus derechos de imagen.

El de Mourinho es un escándalo más de posible evasión fiscal que salpica la imagen del Real Madrid, porque en el periodo en el que se imputan los supuestos fraudes todos estaban vinculados al club de Concha Espina. Junto al de Mourinho, aparecen los casos de Cristiano Ronaldo, Fabio Coentrao, Di María… Y todo nace de la buena amistad que entablaron en su día Florentino Pérez y Jorge Mendes, algo que cristalizó en 2013 con la contratación de siete representados del empresario luso en las filas del Real Madrid: José Mourinho, Cristiano Ronaldo, Pepe, Ángel di María, Fabio Coentrao, Ricardo Carvalho y el jugador del Castilla Fabinho.

Cristiano Ronaldo, en la Copa Confederaciones. (EFE)
Cristiano Ronaldo, en la Copa Confederaciones. (EFE)

Florentino es favorable a ese ‘cinturón sanitario’ alrededor de Mendes para desligar las operaciones del Real Madrid de las maniobras del portugués. De hecho, en los últimos tiempos, la relación entre Pérez y Mendes se ha enfriado y no atraviesa por su mejor momento. En 2015, después de un roce entre Cristiano y el presidente, el futbolista recuperó parte de sus derechos de imagen y se los cedió a Peter Lim, dueño del Valencia y amigo y socio de Mendes, para que este los explote en Asia. Algo que no sentó bien al presidente del Real Madrid.

El Madrid necesita a Mendes

Sin embargo, Mendes es a día de hoy mucho más que un intermediario o un agente del fútbol afín al Real Madrid. Puede considerarse en estos momentos 'un mal necesario' para el club, al que el portugués abre muchas puertas en mercados internacionales a nivel de patrocinio, 'esponsorización', contratos publicitarios y venta de derechos de imagen.

Esta maniobra deja en una situación incómoda al director general deportivo, José Ángel Sánchez, mano derecha de Florentino y persona muy próxima a Mendes fuera del Bernabéu. La lucha de poder que se libra en el Real Madrid a espaldas de Florentino entre la facción que lidera Sánchez y el bando de Antonio García Ferreras (entre ambos no hay relación) y el 'dircom' Antonio Galeano se ha recrudecido con la aparición de estos casos de fraude que salpican al Real Madrid. Hace unos meses, los enemigos de Sánchez llegaron a filtrar que abandonaría el Real Madrid para emprender aventuras empresariales con Mendes fuera de nuestras fronteras. Bulo que desmintió el directivo madridista.

[Lea más noticias de fútbol y del caso Ronaldo]

Mientras unos ven a Mendes como 'un mal necesario', otros ven la oportunidad perfecta para romper relaciones con el superagente. Florentino, como siempre, opta por la mesura y prefiere ver cómo se van desarrollando los acontecimientos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios