Interior no detectó la quedada ultra e investigará cómo compraron las entradas
  1. Deportes
  2. Fútbol
habrá más detenciones

Interior no detectó la quedada ultra e investigará cómo compraron las entradas

Unas 24 horas después del fallecimiento de Jimmy, el presidente del CSD y el Secretario de Estado de Seguridad advirtieron de las medidas que tomarán

Foto: El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal (i) y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.
El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal (i) y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

Unas 24 horas después del fallecimiento de Francisco Javier Romero Taboada alias 'Jimmy', el presidente del CSD, Miguel Cardenal, y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, comparecieron en rueda de prensa para analizar los graves sucesos de este domingo. El responsable del Ministerio del Interior admitió que la Policía "no detectó la quedada ultra" entre integrantes del Frente Atlético y Riazor Blues y adelantó que "se investigará cómo compraron las entradas" los radicales desplazados desde La Coruña.

La confusión en torno a esas entradas habría permitido que dos autobuses con radicales de Riazor Blues se plantaran en la capital sin ser detectados por los servicios de información de la Policía. Según las fuentes consultadas, el Atlético cedió hasta 500 entradas al Deportivo de La Coruña para el encuentro del domingo, pero el club gallego delegó el reparto a su Federación de Peñas. Los Riazor Blues habrían conseguido 100 de esas entradas a través de un intermediario que no despertó las sospechas de los agentes y que logró ocultar el verdadadero destino de los pases.

Según el secretario de Estado de Seguridad, el cauce que utilizaron los radicales para citarse en la orilla del Río Manzanares también impidió que la pelea fuera detectada por la Policía. Martínez confirmó que el encuentro se concertó a través de mensajes privados de Whasapp. Por su parte, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, subrayó que los Riazor Blues decidieron alquilar sus dos autobuses en la provincia de Lugo para evitar que los servicios de información de La Coruña pudieran alertar del desplazamiento a los investigadores de la capital.

500 Deportivistas y entre ellos 16 peñas defenderán al Depor en el Vicente Calderón que LUJO DE AFICIÓN !!!!! pic.twitter.com/4OmC0aQn2a

"Existe la determinación de expulsar a los grupos ultra del fútbol y su entorno. Nos comprometemos a ello y vamos a darnos un plazo para acabar con ellos. Elaboraremos un listado de grupos ultras para expulsarlos del fútbol. Quien colabore con radicales será sancionado con extrema dureza", indicó Cardenal.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad aseguró que "no existían elementos objetivos para que hubiera una reyerta como la que tuvo lugar". "No existían antecedentes en los últimos seis años que hubieran motivado ‘partido de alto riesgo’. Tampoco había elementos a través de redes sociales como para presumir que su podrían dar incidentes... Se va a abrir una línea de investigación, a través de un canal de distribución de entradas, para saber cómo hinchas violentos consiguieron adquirir dichas entradas", confirmó, al tiempo que adelantó que habrá "más detenciones".

La reunión planteada este lunes, a la que no asistió el presidente de la RFEF, Ángel María Villar, sivió para poner de relieve que este tema está por encima de cualquier otro en el panorama deportivo nacional para el Gobierno. Cardenal indicó que se tomarían todas las medidas posibles "para que no vuelva a ocurrir" y adelantó que la cuestión será abordada "en el Congreso de los Diputados" para que no tengan cabida no sólo la "violencia física", también los "insultos o afirmaciones xenófobas". Todo para "eliminar y erradicar a los violentos en los espacios deportivos. No tienen cabida".

160 Policías para cubrir el encuentro

Por su parte, Martínez, además de justificar la no presencia de unidades policiales por falta de elementos que así lo intuyeran, añadió que el grupo radical había "alquilado el autobús fuera de la provincia de Madrid, con lo que la Policía no tenía constancia de esa presencia", y, como en un partido normal, fueron 100 los efectivos desplazados por la Policía Nacional más otros 60 de la Municipal. Ignacio Cosidó, Director General de la Policía, fue tajante al aclarar que de haber detectado ese autobús, no hubieran permitido que dicho vehículo hubiera llegado a Madrid.

El Secretario de Estado de Seguridad también realizó un "balance de los 21 detenidos, 12 de los Riazor Blues, 6 del Frente Atlético, 2 Bukaneros y otro de los Alkor Hooligans", al tiempo que no descartó "nuevas detenciones en las próximas horas" tras haber procedido a la "identificación de 90 personas" y encontrar objetos evidentes de "voluntad de actuar de manera violenta como navajas, bengalas, petardos, palos de madera o diez tubos aluminio".

Los detenidos continúan en la sede de la Brigada Provincial de Información de Moratalaz a la espera de pasar a disposición judicial, lo que puede ocurrir a lo largo de este lunes o martes.

Miguel Cardenal Ministerio del Interior
El redactor recomienda