Es noticia
Menú
Por qué Ferrari (o Red Bull) puede ganar el título, pero Mercedes ya no tiene opciones
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DISTINTO LENGUAJE, DIFERENTES REALIDADES

Por qué Ferrari (o Red Bull) puede ganar el título, pero Mercedes ya no tiene opciones

El diferente lenguaje de cada equipo expresa sus distintas realidades. Ferrari ajusta fino desde lo alto, mientras que Mercedes busca pistas para saber qué camino tomar con el W13, perdiendo un tiempo difícilmente recuperable

Foto: Ferrari es el gran dominador del Mundial de F1. (Reuters/Jennifer Lorenzini)
Ferrari es el gran dominador del Mundial de F1. (Reuters/Jennifer Lorenzini)

Todavía en caliente tras el Gran Premio de Emilia Romagna, Lewis Hamilton dio por perdido el campeonato. En la cuarta carrera. "Estoy fuera (de la pelea por el título) seguro, no hay ninguna duda, pero seguiré trabajando tan duro como pueda para recuperar estos puntos de alguna manera". La diferencia de situación y planteamientos entre Ferrari y Mercedes explican su proyección para el resto de la temporada. Porque mientras el equipo italiano comienza a apretar el acelerador desde lo alto de las clasificaciones, Mercedes está dando vueltas con una brújula que no da con el norte del W13.

Hamilton justificó su pesimismo proyectando el estado actual de Mercedes respecto a sus rivales. Salvo que sus ingenieros den con una tecla milagrosa, el equipo alemán se asemeja a ese ciclista que ha perdido de vista a los rivales desde la misma salida, desconcertado por su escaso rendimiento. Su esfuerzo ha de ser descomunal para alcanzar y superar al resto de participantes. Mientras Ferrari inyectará ya en Miami —y luego en Montmeló— un buen chute de esteroides a un monoplaza que está marcando la pauta junto con Red Bull, Mercedes anda con una cerilla encendida en una habitación a oscuras.

Ferrari sabe hacia dónde va...

Según algunos medios italianos, los dos monoplazas italianos contarán en Miami con la siguiente evolución de su motor, cuya primera fase de trabajo en 2022 buscaba estabilizar la fiabilidad desde unas cifras de potencia que, supuestamente, ya lideran la parrilla. Sainz habría utilizado esa unidad en Imola, y Leclerc contará también con ella en Miami, en un trazado de alta velocidad. Será interesante constatar las prestaciones comparativas con el motor de Red Bull, y si Ferrari da un salto cualitativo en un área de gran rendimiento.

Binotto y sus técnicos han explicado en varias ocasiones que Ferrari pretendía la comprensión del paquete de partida para entender al F1-75, y luego aplicar las consiguientes evoluciones. Se trata de comprender un nuevo reglamento combinado con la optimización de un límite presupuestario que obliga a acertar con cada evolución que pase de los ordenadores al monoplaza. El rendimiento en esas cuatro carreras parece avalar la política de Ferrari, que en Miami llevará a cabo otro ajuste fino en su monoplaza antes del paquete de evoluciones —con cura de adelgazamiento incluida— en Montmeló.

placeholder La igualdad entre Ferrari y Red Bull es extrema. (EFE/EPA/Sanna)
La igualdad entre Ferrari y Red Bull es extrema. (EFE/EPA/Sanna)

Depende de la pista

En Miami, Ferrari prepara otra vuelta de tuerca, pero el escalón a subir está en Montmeló. Junto a la unidad de potencia, busca pulir un área clave en el duelo directo con Red Bull. "La principal evolución no llegará en Miami, pero aun así tenemos partes nuevas en el coche, porque Miami es un circuito de alta velocidad en comparación a los que hemos tenido hasta ahora, así que en términos de carga aerodinámica llevaremos algo diferente en comparación a lo que tenemos". Ferrari podría llevar a Miami un nuevo alerón trasero de menor carga y drag, ya que hasta ahora pierde en el mano a mano con Red Bull en velocidad punta, aunque compensando en zonas reviradas.

Sin embargo, en Imola, Ferrari no pudo ni siquiera con Checo Pérez, aunque la falta de DRS jugara su papel para ocultar el ritmo último de Leclerc. A pesar de la derrota, el monegasco definía y valoraba el nivel de Red Bull y Ferrari: "Sinceramente, creo que, con Red Bull, un fin de semana uno es más fuerte y, en el siguiente, lo es el rival. Fuimos fuertes desde el comienzo, en las dos primeras carreras, ellos en otra… Creo que depende de la pista si está uno delante de otro, pero no veo diferencias significativas". No es precisamente el panorama que se describe desde Mercedes.

placeholder Hamilton se descartó del título tras Imola. (Reuters/Jennifer Lorenzini)
Hamilton se descartó del título tras Imola. (Reuters/Jennifer Lorenzini)

Mientras, Mercedes no tiene ni idea

¿Mercedes con opciones al título? Mientras Red Bull y Ferrari miden sus mínimas diferencias por el perfil de su alerón trasero, por ejemplo, en el equipo alemán domina la desazón del ciclista. "Aunque quedan muchos puntos y teóricamente es posible, uno tiene que ser realista", explicaba Hamilton tras la última carrera. "Los problemas que tenemos no son pequeños. Estos chicos (Red Bull y Ferrari) están muy por delante, más de un segundo por delante en el peor escenario".

Escuchando a Wolff o a Andrew Shovlin, Mercedes mantiene la esperanza de encontrar ese interruptor técnico que desbloquee el rendimiento virtual del W13. "Si por casualidad lo arregláramos en la siguiente carrera, no habría nada que hacer para Miami, porque no tenemos soluciones todavía. Incluso diseñar algo, si encontramos la solución y tenemos que hacer cambios, llevará un mes entre crearlo y producirlo". De nuevo, el espejo del discurso de Ferrari y Red Bull en estos momentos Hamilton remataba con la deducción lógica. "Nunca he estado tan lejos (en la clasificación), sabemos cómo funcionan estos campeonatos, y con esos dos equipos por delante que están mostrando un rendimiento realmente serio, tenemos que encontrar un segundo y medio rápido, adelantarles y acabar por delante de ellos en cada carrera durante el resto del año. No va a ser fácil". De hecho, a día de hoy, parece imposible.

El 'porpoising', el rebote, está machacando al W13. El director de ingeniería, Andrew Shovlin confirmaba hasta qué punto los ingenieros de Mercedes siguen buscando su 'track' técnico. "Para Miami, vamos a empezar a traer nuevas partes al coche para que, esperemos, nos puedan dar una indicación de si nos estamos moviendo en la dirección adecuada. No esperamos resolverlo de un día para otro, pero si podemos tener una pista de que vamos en la dirección adecuada, de que estamos llegando al fondo de lo que está pasando, estaremos muy contentos de empezar a movernos en el camino correcto". Red Bull y Ferrari ganando carreras y Mercedes buscando pistas. ¿Se entiende a Lewis Hamilton? Y todo ello, con el temor de fondo de que Mercedes tenga que tomar la dura decisión de arrojar a la basura el concepto del W13 ya este mismo año.

Todavía en caliente tras el Gran Premio de Emilia Romagna, Lewis Hamilton dio por perdido el campeonato. En la cuarta carrera. "Estoy fuera (de la pelea por el título) seguro, no hay ninguna duda, pero seguiré trabajando tan duro como pueda para recuperar estos puntos de alguna manera". La diferencia de situación y planteamientos entre Ferrari y Mercedes explican su proyección para el resto de la temporada. Porque mientras el equipo italiano comienza a apretar el acelerador desde lo alto de las clasificaciones, Mercedes está dando vueltas con una brújula que no da con el norte del W13.

Fórmula 1 Lewis Hamilton Montmeló Charles Leclerc
El redactor recomienda